Protagonistas

Harry y Meghan Markle se sienten defraudados por su familia

Los duques de Sussex creen que no se les ha dado un voto de confianza desde que se casaron y solo confían en la reina Isabel II.

Iván Perlado. 14/01/2020

La histórica reunión de la Familia Real británica de ayer en Sandringham puso de manifiesto la división interna que vive la institución. A pesar de los esfuerzos de la propia reina Isabel II por calmar la situación y dar una imagen pública de normalidad, las aguas siguen revueltas en palacio. El príncipe Carlos y su hijo William están cansados de los caprichos de Harry, que contaría con el apoyo de su abuela Isabel II, que navega entre dos aguas porque alguien tiene que poner algo de sosiego en la crisis.

Toda la la prensa británica resume hoy lo acontecido ayer en Sandringham

La prensa británica se despacha a gusto esta mañana descifrando los detalles de una reunión que conocemos con cuentagotas. El comunicado rubricado por la propia Reina da la razón al príncipe Harry y a Meghan Markle en sus pretensiones de inaugurar un puente aéreo entre  Vancouver y Toronto y dejar a un lado sus quehaceres en la Corona. Del sustento económico (el tema más espinoso, se mire por donde se mire) sabemos que la pareja no quiere depender de fondos públicos en su nueva vida, pero hasta encontrar una solución definitiva, habrá un periodo de transición en el que los gastos seguirán cubiertos por el contribuyente y/o la propia Corona.

El tiempo dirá si las relaciones entre Carlos de Inglaterra y sus hijos regresan a su cauce (Foto: Gtres)

Meghan no entró por teléfono

De lo sucedido en los despachos de Sandringham sabemos por ejemplo que Harry fue el primero en llegar a la residencia y que dialogó por separado durante dos horas con su abuela antes de la reunión familiar, según cuenta Richard Kay. Este editor del Daily Mail señala además que Meghan Markle no participó finalmente en el encuentro porque los servicios secretos del Reino Unido desaconsejaron su intervención por teléfono o videoconferencia al no poder garantizar por completo la privacidad de la comunicación. De este modo, habría sido Harry el que habría ejercido como portavoz único de la pareja en la reunión.

«Harry, no tendrás recursos ilimitados»

Citando fuentes del entorno del príncipe Carlos, el padre de Harry le habría dicho a su hijo que no contaría con «recursos ilimitados» para sus nuevos planes de vida, mientras dure el periodo de transición establecido. La pareja y el hijo común de ambos vivirán con los servicios mínimos y los gastos más básicos hasta que encuentren unos ingresos estables. Al parecer el Príncipe de Gales se habría negado a que su hijo pague más facturas utilizando los ingresos que obtiene del Ducado de Cornualles (2,3 millones de libras al año) por sus inversiones agrícolas y ganaderas.

El príncipe William saliendo esta mañana de su residencia oficial para llevar a sus hijos a la escuela (Foto: Gtres)

William y Harry, una relación dañada

Si bien el encuentro entre la reina Isabel II, el príncipe Carlos y sus dos hijos fue cordial, estos tres últimos abandonaron Sandringham por separado. Al duque de Cambridge se le ha visto esta misma mañana saliendo de su residencia oficial para trasladar a sus hijos a la escuela. Algunos medios inciden en que las relaciones entre William y Harry se han enturbiado notablemente desde hace unos meses y que incluso llegaron a discutir públicamente en un encuentro de polo al que asistieron también sus esposas. Al parecer, el duque de Sussex cree que su hermano y su mujer no les han dado ni un voto de confianza en los veinte meses que llevan casados.

*Foto principal: Gtres

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies