De cerca...

IRENE JUNQUERA: «Soy mujer, me encanta el fútbol y sé de fútbol»

Amalia Enríquez. 27/03/2020

Su rostro se hizo muy conocido en un programa deportivo. Era una parte de la cuota femenina en un mundo de hombres. Su soltura y buen hacer profesional la llevaron a ampliar horizontes. Reconoce que le cuesta echar balones fuera aunque, con el tiempo, ha aprendido a no ser tan transparente. Ahora Irene Junquera, según dicen sus perfiles en redes, trabaja en el lado humano del periodismo.

The Luxonomist: Cuando las cosas van bien, ¿es depurativo mirar atrás?
Irene Junquera: Definitivamente sí. Te demuestra que, hasta lo peor que te ha ocurrido, te ha llevado al punto en el que estás. Eso sí, es importante que las heridas estén curadas.

TL: Las dificultades pasadas ¿hacen que te crezcas ante la adversidad?
IJ: Cuando estás en un momento de adversidad, es complicado sacar fuerzas de flaqueza. Pero si lo ves con perspectiva, te das cuenta de que el hecho de superar las adversidades, todas y cada una de las veces, viene dado por la fortaleza que has ido adquiriendo ante los reveses. Yo he vivido situaciones desde muy pequeña que han sido duras, pero han forjado el carácter que tengo ahora: soy muy positiva y es que creo que todo se puede superar.

TL: ¿Condiciona saber que dependes, de por vida, de una medicación?
IJ: Para nada. Por suerte es probable que el microadenoma que tengo llegue a desaparecer pero, aunque no fuera así, no me condicionaría en absoluto.

TL: ¿Se ve la vida distinta cuando piensas que puedes perderla?
IJ: Nunca he tenido la sensación de poder perder la vida, la verdad. Pero imagino que me haría aún más querer exprimirla lo mejor posible.

TL: ¿Qué te da la información deportiva que no has encontrado en otra actividad de la vida?
IJ: La información deportiva me llena porque no solo es entretenimiento (que también me encanta), sino que tiene mucho de pasión. El deporte mueve un componente pasional en las personas muy divertido y que nos hace sentir vivos. Pero además es que siempre he sido consumidora de deporte y también me encanta practicarlo, así que me siento en mi zona de confort.

«La mejor manera de decir adiós es con honestidad»

TL: ¿Te ha costado conseguir el respeto en ese mundo capitaneado por hombres?
IJ: Como en todos los trabajos y ámbitos de la vida te puedes encontrar con personas que asocian el hecho de ser mujer a no saber de esto o aquello. Evidentemente aún queda muchísimo por hacer en la sociedad y en el fútbol para acabar con el estigma pero, poco a poco, estoy segura de que se acabará con esta tontería. Soy mujer, me encanta el fútbol y sé de fútbol. Y no necesito estar continuamente demostrándolo. Por cierto, que esto no es una moda como dicen algunos, a mí el amor por el deporte me viene de mi abuela.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
IJ: Sin duda. Ahora me he identificado con un equipo, pero durante años he estado ejerciendo mi trabajo de manera totalmente imparcial. Creo que es importante saber ver las cosas desde fuera y ser objetiva.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós según Irene Junquera?
IJ: A la francesa, au revoir, de repente ya no estoy… (risas). No, ahora en serio, la mejor manera de decir adiós es con honestidad.

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
IJ: Me quito el sombrero ante científicos, deportistas… bueno ante cualquier profesional que sigue hacia delante aun cuando los medios que tiene son insuficientes. Básicamente digo chapeau ante todo el que lucha por lo que quiere.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
IJ: Vivir. Sé que puede sonar a tópico pero yo quiero llevar las riendas y hacer lo que me apetezca. Sólo se vive una vez.

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
IJ: Buscar el lado bueno de cualquier situación. ¡Ah! Y hacer que todos los perros me amen. Soy la susurradora de perros.

«Soy inmune a las palabras necias»

TL: Si pudieras ser otra persona o cosa… ¿por qué /quién optarías?
IJ: Ojalá sea yo, pero en cualquiera que en su lecho de muerte pueda pensar… “He vivido cada segundo de mi vida y ya no me queda nada por hacer. Soy feliz.

TL: ¿Qué ha sido lo que realmente ha marcado tu vida?
IJ: Es imposible decidir un momento concreto. He vivido cosas complicadas pero que me han hecho ser como soy y no las cambiaría.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
IJ: El dibujo de un dragón.

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
IJ: Me hubiera gustado ver la voz de Elvis en directo.

TL: ¿Qué locura has hecho para conocer a uno de tus iconos?
IJ: Buffff unas cuantas. Pero la que más recuerdo es cuando me hice pasar por periodista para ir a Lo + Plus. No quedaban plazas de público y yo quería estar sí o sí para ver a mi grupo favorito, así que me hice un carnet de prensa falso y llamé a la productora. Tenía que cubrir el programa para elaborar un artículo… Y lo hice.

TL: ¿A qué es inmune Irene Junquera?
IJ: A las palabras necias.

TL: ¿El insulto hace callo?
IJ: El insulto con mala idea hace daño, el insulto gratuito hace callo y llega a provocar carcajadas.

TL: ¿Marca España es…?
IJ: Nuestros investigadores, nuestros médicos… y nuestros deportistas

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
IJ: La ropa para hacer deporte esté donde esté.

«La belleza es un un poder limitado»

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
IJ: La suerte te puede colocar en un lugar, pero el talento te mantiene.

TL: ¿A qué te suena la vida?
IJ: A música de todos los colores, desde pequeña a salsa, merengue, ópera, clásica… cada momento tiene la suya.

TL: ¿La belleza da poder?
IJ: Sin duda. Pero a la belleza también nos acostumbramos, por lo que es un poder limitado.

TL: ¿El dolor más intenso?
IJ: El desamor. El dolor de la gente a la que quieres.

TL: ¿Ser elegante es…?
IJ: Coleta y cara lavada, pero cuello de bailarina.

TL: ¿Qué hace perder la templanza a Irene Junquera?
IJ: El sentir que no llego a todo lo que tengo que hacer.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
IJ: Con mi madre. Para ella todo lo mejor.

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
IJ: Te equivocaste.

TL: ¿La pregunta que no te he hecho y te habría gustado?
IJ: Mmm… quizá un… ¿Qué tiene que hacer el ser humano para ser más humano? (risas) ¡Toma ya!

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies