Gastro

Hamburguesas premium, música y maridajes nocturnos

En muchas ciudades importantes de todo el mundo, la tendencia es buscar comidas desenfadadas en ambientes nocturnos y musicales y, acompañarlo con vino, como no o con tu bebida preferida.

(Foto: Unsplash)

La enorme variedad de posibilidades que ofrecen las hamburguesas ha dejado atrás el típico acompañamiento con refrescos. Hoy en día, además de las típicas cadenas de hamburguesas, muchos locales de ocio nocturno han apostado por incluir en sus cartas estos deliciosos bocadillos de carne y millones de complementos. Música, hamburguesas y bebidas maridan cada noche en los locales de moda a ritmo de chillout. La posibilidad es amplia y las combinaciones en cuanto a hamburguesas y bebidas es interminable.

Una burguer de black angus con queso ahumado fundido, crujientes de bacon y cebolla encaja muy bien con un vino tinto de media crianza. Y, si es posible, de una variedad fresca, como por ejemplo una garnacha de altura del Montsant con esos toques de piel de naranja y hierbas frescas.

El típico refresco o zumo no es lo único que se puede beber junto a una hamburguesa (Foto: Unsplash)

El Cava o la manzanilla también maridan con las hamburguesas

Para las hamburguesas con toques asiáticos, con wagyu mayonesa de wasabi, hoja de daikon y sésamo negro nos podríamos atrever con algún espumoso de larga crianza de la DO Cava. Estos nos van a ayudar a conectar sabores y a dejar la boca limpia, preparándola para el siguiente bocado.

Para los “veguis”, pongamos una hamburguesa de seitán y calabaza con puré de lentejas con tahini, crujientes de zanahoria y tomatitos cherry. La podemos acompañar son un sherry mary, un combinado en el que sustituimos el vodka por manzanilla ecológica de Jerez. ¡Qué delicia!

Margarita, gintonic de ginebra, sherry mary o tequila maridan perfectamente con algunos tipos de hamburguesas (Foto: Unsplash)

Tequila, vino blanco o gin tónic para una hamburguesa especial

Digamos que tenemos delante una hamburguesa con glamour con carne de cordero, foie fresco braseado, setas, huevo poché y trufa. La podemos acompañar con un gin tónic de ginebra muy botánica y tónica con un índice elevado de amargor que puede potenciarse con unas gotas de angostura.

Si nos va el rollo tex-mex, una hamburguesa de arrachera con chipotles, mahonesa de jalapeños queso fundido, panceta a baja temperatura y totopos para aportar un toque crujiente. Sin duda, la bomba está servida. Y tomarse una margarita elaborada con un buen tequila reposado es una fresca opción ya que tanto la sal como la lima van a calmar la sensación de picante. Eso sí, la sensación de alcohol la hamburguesa no lo quita.

Las chiken bourguer al llevar una carne más suave se pueden acompañar con cervezas ipa frutadas y las seabourguers con una copita de vino blanco bien fresquita que ahora en verano apetece mucho.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies