Bebidas

¿Pedimos una Radler?

Descubre la historia de esta refrescante bebida y conoce más sobre La Sagra Radler y San Miguel Especial Radler.

Foto: Unsplash

¿Cuántas veces habremos oído o dicho: “Ponme una clara con limón, por favor”? Ahora, sin embargo, se escucha y mola más pedir una Radler, que es lo mismo pero distinto, por no decir mejor. A diferencia de la clara, que es una caña de cerveza mezclada con gaseosa o refresco de limón, la Radler está elaborada con zumo de limón natural y posee un formato propio, ya que se embotella directamente en latas o botellines. Por esto a mí me gusta más.

Pero… ¿de dónde procede esta refrescante bebida que ha logrado conquistar al mercado español, entre otros? Pues su historia se remonta a los años veinte del siglo pasado y su fundador fue el señor Kugler, un antiguo trabajador de ferrocarril reconvertido en tabernero.

La Radler nació cerca de Munich. Foto: Unsplash

Curiosa historia de la Radler

Todo ocurrió después de la I Guerra Mundial, cuando mucha gente en Europa se aficionó a montar en bici. Resulta que una de las rutas más populares de la época para realizar este deporte unía Munich con Deisenhofen (lugar en el que Kugler tenía su negocio). El camino atravesaba un precioso bosque, y un sábado del verano de 1922 llegaron tantos ciclistas a la taberna Kugleralm que, ante el miedo a agotar las existencias de cerveza, decidieron mezclar la cerveza con limonada, pudiendo así refrescar a más ciclistas. Además, al rebajar la graduación alcohólica con la mezcla, aseguraban una vuelta más segura de los ciclistas a sus casas.

Una historia curiosa que también explica el nombre de esta bebida, ya que Kugler llamó a su invento Radlermass (“radler” en alemán significa ciclista y “mass” hace referencia a las tradicionales jarras de cristal de un litro de capacidad de Baviera). Un invento que triunfó en el tiempo y el espacio, ya que atravesó fronteras. De hecho en EE. UU. y Reino Unido se conoce como Shandy, mientras que en Italia o Francia como Panaché.

Actualmente casi todas las marcas de cerveza importantes han creado una gama Radler. En España no apareció la Shandy (pero en versión cerveza con refresco de limón) hasta los años 80, siendo en los últimos años cuando ha tomado ventaja la Radler, esta vez sí, elaborada exclusivamente con cerveza y zumo de limón natural. Pongamos dos grandes ejemplos: San Miguel Especial Radler y La Sagra Radler.

La Sagra Radler

La última creación de la cervecera toledana La Sagra es una cerveza muy cítrica y refrescante, ligeramente turbia y cremosa, de sabor suave y ligero. Muy rica, con notas claras del limón y el cilantro. Apetece tomarla no solo en verano, sino en aperitivos, tardes con amigos o porque sí. Ojalá La Sagra Radler haya venido para quedarse.

Ingredientes: cerveza (agua, malta de cebada y trigo, limón natural, cilantro, lúpulo y levadura) y limonada (agua, zumo natural de limón y azúcar). 2,6% vol. IBUs: 8. 41kcal/100ml. PVP: 1,59€.

San Miguel especial Radler

Todas las marcas de Mahou-San Miguel tienen ya su Radler, pero entre todas, la que más me gusta y que no me canso de beber, es la San Miguel Especial Radler. Una cerveza de color amarillo pálido, con una espuma muy ligera y unos aromas en los que predomina el limón sobre un fondo de cereal. Una cerveza muy fresca, con un amargor muy suave y un perfecto equilibrio entre la acidez y el dulzor. Ideal para refrescarse, pero también para maridar, por ejemplo, con comida mexicana u oriental.

Ingredientes: cerveza San Miguel Especial (agua, malta de cebada pilsen tostada, maíz, lúpulo) y zumo de limón (al 2,7%). 3,2% vol. 47kcal/100ml. PVP: 0,61€

A qué esperas para asumir la “vuelta al cole”, Radler en mano, recordando los buenos momentos de veranos pasados, o soñando con mejores tiempos futuros.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies