FamiliaTheLux

¡Llega la laringitis!

Los síntomas son inconfundibles, el niño se queda 'ronco', tiene una tos seca y hace un típico ruido cuando coge aire, que se conoce como estridor.

Foto: Pixabay

La laringitis es una infección respiratoria de causa generalmente vírica, típica en niños de entre 6 meses  y 6 años. Sucede porque se produce una inflamación de la vía respiratoria alta, en la zona de la laringe donde están situadas las cuerdas vocales. Los síntomas son inconfundibles, el niño se queda ‘ronco’ (afonía), tiene una tos seca que se conoce como ‘perruna’ (en recuerdo al ladrido de un perro) y hace un típico ruido cuando coge aire, que se conoce como estridor.

Ciertamente asusta la primera vez que se oye, aunque la mayoría de las veces es un proceso banal. Con cierta frecuencia se puede acompañar de fiebre ó preceder de un cuadro catarral. Sólo en ocasiones la inflamación de la laringe puede dificultar la entrada de aire y producir dificultad respiratoria. 

Cómo tratar la laringitis

El tratamiento de la laringitis en menores la mayoría de las veces será fácil. Consistirá en proporcionar humedad ambiental, hidratar suficientemente al niño ofreciéndole líquidos, principalmente agua; y administrarle antiinflamatorios (generalmente ibuprofeno) a las dosis habituales y requeridas según su peso y edad.

Los antibióticos al ser una infección viral no están indicados salvo que aparezcan complicaciones. Sin embargo, hay casos especiales. Por ejemplo, cuando haya una llamativa dificultad respiratoria, el niño respire muy deprisa ó meta las costillas al respirar. Cuando aparezcan cambios en la coloración de los labios acompañados de dificultad para tragar… el menor presente un babeo importante ó presente mal estado general deberá acudir de inmediato a un servicio de urgencias.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies