Fashion

Prendas de pelo animal, ¿sabes cómo cuidarlas?

Todos queremos que nuestras prendas favoritas duren lo máximo posible. Hoy os enseñamos a reconocer y cuidar las prendas de pelo animal.

Paco Cecilio. 04/11/2020
Foto Unsplash @michaelfenton

Saber cómo cuidar los tejidos es fundamental para alargar la vida de nuestras prendas. Hay materiales más delicados que otros y en esta ocasión nos centraremos en las prendas de pelo animal. Por lo general, el pelo de estos diseños es liso y cae suelto. En cuanto a su composición química, es muy similar a la de la lana, por lo que para conservar y cuidar estas prendas hay que seguir los mismos cuidados. No obstante, existen muchos tipos de prendas de pelo, siendo las más conocidas las de alpaca, angora, cachemir y camello.

Los diseños más habituales de pelo

El pelo de alpaca es muy suave y brillante. Suele ser blanco, o en ocasiones color chocolate. Es muy habitual encontrar trajes de caballero confeccionados con el pelo de este animal. Por su parte, el pelo de angora -procedente del conejo originario de la región turca que le da nombre- es fino, suave y muy largo. Lo más habitual es encontrar suéteres y prendas de punto elaboradas con una base de pelo de angora mezclada con algodón o fibras sintéticas.

Por su parte, la cabra de la región de Cachemira dio nombre a los famosos chales de cachemir. Este tejido tiene un gran valor y en muchas ocasiones se teje mezclado con otras fibras. De hecho, tener una prenda confeccionada 100% con cachemir es un gran lujo. Por último, nos queda por destacar el pelo de camello. Este material suele emplearse para fabricar prendas ligeras y sobre todo, impermeables. Son reconocidos los abrigos y mantas fabricadas con este pelo finoliso y muy suave

El cashmere es un material muy codiciado. Foto Unsplash @shopitalic

Cuidar las prendas de pelo animal

Recuerda que las pautas de cuidado para las prendas de pelo animal son los mismos que los de la lana. Hay que procura lavarlas con agua tibia jabón neutro y nunca a altas temperaturas. Hay que tenderlas en posición horizontal para que no se deformen y en caso de necesitar planchado, hacerlo siempre a muy baja temperatura y utilizando la plancha sobre un paño húmedo para evitar que aparezcan brillos.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies