Kim Kardashian ya tiene abogada y exige a Kanye West la casa familiar

El divorcio de Kim Kardashian y Kanye West parece más cercano que nunca tras no superar sus diferencias desde que se hicieran públicos los problemas mentales del rapero.

Iván Perlado. 07/01/2021

Era cuestión de tiempo, como ya dijimos hace unos meses desde estas páginas. Kim Kardashian y Kanye West han comenzado el año dando los pasos necesarios para terminar con su matrimonio. El pandémico 2020 dejó muy tocada su relación, sobre todo tras la errática incursión del rapero en la carrera electoral a la Casa Blanca. Y las celebraciones navideñas no han hecho más que certificar que tienen vidas separadas. Ni rastro del rapero en las fotos navideñas subidas por la celebridad en sus redes sociales. Algo que no pasó desapercibido; tanto como que su anillo de compromiso, valorado en 1,3 millones de dólares, tampoco estaba en su mano.

Una joya firmada por Lorraine Schwartz con un diamante de 15 quilates que fue el blanco de aquel robo que sufrió Kim durante una estancia en París allá por 2016. Desde entonces, su exhibición pública ha sido menor. La pareja, una de las más mediáticas del planeta, habría pasado las vacaciones de Navidad a kilómetros de distancia. Kim habría estado con los hijos de ambos en Los Ángeles y el rapero estaría encerrado en su rancho de Wyoming de 14 millones de dólares.

La bipolaridad de Kanye West, confirmada por su mujer en verano, habría provocado una situación insostenible en el matrimonio (Foto: Gtres)

Medio año de desplantes y distanciamiento

Pero más allá de imágenes o desplantes, lo que realmente ha puesto sobre la pista del divorcio a los que siguen de cerca la actividad social de la pareja es la contratación de la abogada Laura Wasser por parte de Kim Kardashian. La abogada ha representado en casos similares a Angelina Jolie, Britney Spears o Johnny Depp. La exclusiva, adelantada por Page Six, establece que el divorcio es inminente y que Wasser ya estaría conversando con el entorno del rapero para establecer las bases de un acuerdo. Las mismas fuentes consultadas por este medio aseguran que Kim lleva meses intentando salvar su matrimonio y ayudar a su marido a superar sus problemas mentales. Una bipolaridad que se habría puesto de manifiesto el pasado verano, cuando West no supo gestionar su carrera hacia la Casa Blanca.

Aquel polémico mitin en Carolina del Sur, plagado de alusiones personales supuso un antes y un después en su relación. La reconciliación fue muy dura y tras unos meses de tregua, el rapero habría vuelto a las andadas, con rumores más que evidentes ahora de supuesta infidelidad por parte del músico. «Ella ya ha tenido suficiente», ha llegado a decir la fuente cercana a la celebridad consultada por Page Six. Cuenta que Kanye West habría acudido a regañadientes al polémico 40 cumpleaños celebrado por Kim en Tahití el pasado octubre. «Llegó tarde y se fue temprano. No aparecería en ninguna de sus fotos de Instagram. Todo lo que hizo fue traer el holograma de su padre, Robert Kardashian. Y luego salió de allí lo más rápido que pudo», agregó la fuente.

Kim Kardashian habría exigido a Kanye West la casa familiar de California para alcanzar un acuerdo amistoso (Foto: Gtres)

La separación Kim Kardashian y Kanye West no será fácil

La pareja y sus asesores legales tienen sobre la mesa uno de los divorcios más mediáticos y millonarios de la historia más reciente. Se estima que el patrimonio conjunto de ambos, casados desde mayo de 2014, podría rondar los 4.000 millones de dólares. La joya de la corona sería la casa familiar de Calabasas, en California. Una vivienda que según diversas fuentes le habría exigido Kim al rapero como base para un posible acuerdo amistoso. La casa fue sometida a un rediseño total tras ser adquirida por 40 millones de dólares. La reforma, supervisada por el propio Kanye West fue dirigida por el arquitecto belga Axel Vervoordt. La prestigiosa publicación Architectural Digest presentó algunos detalles del renovado interior de la vivienda, que llegó a definir como «un oasis de pureza y luz». La pareja habría invertido en la reforma unos 20 millones de dólares.

Para Kim Kardashian sería su tercer divorcio. La abogada Laura Wasser ya fue su asesora en la separación del jugador de baloncesto Kris Humphries. Y es conocida por alcanzar acuerdos confidenciales para sus clientes antes de llegar a juicio. Kim y Kanye tienen cuatro hijos: North, de 7 años; Saint, de 5; Chicago, que cumple 3 años la próxima semana; y Psalm, 19 meses.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies