Kering sufre menos la crisis gracias a Yves Saint Laurent y Bottega Veneta

El descenso de la facturación de Gucci afecta negativamente a las cuentas de Kering que sin embargo recibe una alegría de firmas como Yves Saint Laurent y Bottega Veneta.

Juan Cabal. 17/02/2021
(Foto: Gtres)

Al igual que el resto de grandes firmas de lujo, Kering sufrió el año pasado los efectos adversos de la pandemia a nivel económico. El conglomerado que dirige François-Henri Pinault sin embargo logró frenar la reducción de ingresos en la última mitad del ejercicio. De este modo, la facturación descendió en global un 17,6 % hasta los  12.676 millones de euros. La crisis sanitaria y las medidas de cierre afectaron sobre todo a las ventas del primer semestre. Periodo en el que se dejó un 30 % de las ventas. El grupo destaca el buen comportamiento del negocio online, que compensó con un crecimiento del 67,5 % el descenso de la red minorista. Sus ingresos por esta vía suponen ya el 13 % de lo que ingresa Kering por tiendas.

«Logramos una sólida recuperación en los ingresos brutos en el segundo semestre», ha dicho el presidente del grupo François-Henri Pinault. «Protegimos nuestros márgenes mientras continuamos invirtiendo en nuestras casas y plataformas de crecimiento. Nuestra generación de flujo de efectivo se mantuvo elevada y fortalecimos aún más la estructura financiera del Grupo», afirma Pinault.

Kering
Los complementos de Yves Saint Laurent siguen siendo tendencia; en la imagen Mar Torres en su 22 cumpleaños en Marbella con un bolso de la firma (Foto: Gtres)

Yves Saint Laurent y Bottega Veneta compensan el descenso Gucci en Kering

Por marcas, Gucci ha sido la más afectada. No resulta extraño puesto que es el buque insignia del conglomerado francés y por lo tanto la más expuesta a fluctuaciones del consumo. Sus ingresos en el año se elevaron hasta los 7.440 millones de euros, un 22,7 % menos. Las ventas generadas en tiendas operadas directamente cayeron un 19,5 %, aunque el descenso en la segunda mitad del año fue de tan solo en 5,9 %. El aumento de un 70 % del negocio online y el buen comportamiento en China mitigaron el impacto de las medidas adoptadas para frenar la pandemia.

Yves Saint Laurent supuso el año pasado para Kering 1.744 millones de euros en ventas. Bajó casi un 15 % respecto al mismo periodo del año anterior. Su sólido comportamiento en el mercado asiático frenó el impacto negativo de la crisis. Por su parte, Bottega Veneta acabó el año en positivo, con un incremento de la facturación del 3,7 % hasta los 1.210 millones de euros. El grupo destaca también el satisfactorio comportamiento de firmas como Balenciaga, Alexander McQueen y Boucheron. «Estamos saliendo de la crisis más fuertes y mejor posicionados para aprovechar el repunte. Invertimos en todas nuestras marcas para maximizar su potencial y reanudar nuestro viaje de crecimiento rentable», ha dicho un optimista François-Henri Pinault de cara al nuevo ejercicio.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies