Edificios Singulares

Renace la primera flagship de Louis Vuitton en Tokio

La esperada reapertura de Louis Vuitton en un barrio de Tokio ha generado una expectación bien recompensada: un edificio que simula una columna marina.

Louis Vuitton vuelve a inaugurar una flagship en Tokio. Apenas ha pasado un año desde que os enseñáramos el maravilloso edificio que había diseñado la marca en la ciudad, y ya tenemos que mostraros otra construcción de la icónica firma francesa. Esta nueva tienda se ubica también en la capital de Japón. Concretamente en el mismo solar donde abrió su primera tienda en el país, el distrito de Ginza.

En 1981 Louis Vuitton decidió abrir la que sería su primera tienda en el país nipón. Lo hizo en Ginza, una de las zonas más comerciales de la ciudad. El antiguo edificio que vemos en las imágenes de Google no dejaba de ser un edificio funcional, con un patrón rectangular gris del que emergían algunas ventanas, escaparates y la puerta principal. Nada que ver con el velero de Osaka, o con el otro espectacular inmueble que la marca abrió, también en Ginza.

Tienda Louis Vuitton Tokio
El edificio se ha remodelado por completo

La nueva y espectacular tienda de Louis Vuitton en Tokio

Así que LVMH debía hacer algo al respecto. Pero existiendo el inmueble y siendo parte de una historia de éxito de la firma, pocos imaginaron que la empresa iba a demoler el edificio para construir uno nuevo. En el año 2017 se empezó a desmantelar poco a poco. Ést dio paso poco a poco a la nueva creación que se inauguró el pasado 20 de marzo con gran boato, como corresponde al evento.

Como está de moda, lo podemos decir: «El Louis Vuitton de Ginza, renació de sus cenizas, cual ave Fénix». Durante los últimos tres años ha estado creciendo, en parte, escondido bajo una tela opaca, esperando para que viera la luz… ¡Y así lo hizo! El nuevo edificio cuenta con siete plantas de altura, donde las primeras cuatro están abiertas al público. Por supuesto, con todo lo que la marca puede ofrecer: colecciones de cuero, prêt-à-porter para hombres y mujeres, perfumes, joyas, accesorios y relojes.

tienda louis vuitton tokio
El interior es tan acogedor como llamativo

La columna de agua de Louis Vuitton

Los arquitectos del inmueble han sido de la “casa”. Por un lado, Jun Aoki, quién tiene la gran suerte de haber trabajado en el estudio de Sigueru Ban. Lleva más de diez años colaborando con Louis Vuitton y ha sido el encargado de ejecutar la parte arquitectónica de los edificios asiáticos de la firma. Por otro lado, el incombustible Peter Marino. Es uno de los habituales en los edificios de LVMH, además de para otras marcas de lujo. Ambos dividieron el trabajo: Aoki el edificio y Marino el diseño interior.

La fachada simula una espectacular columna de agua, que se visualiza mediante la colocación de paneles de vidrio ondulados en dos capas, con una textura que imita el tono del agua marina. Esta textura se consigue mediante la adhesión a los cristales de láminas dicroicas, láminas que se pegan al vidrio como una segunda piel, haciendo que las tonalidades cambien según el punto de vista y la luz que llega al cristal. Estas láminas son una maravilla, y pueden cambiar el aspecto de una fachada en un segundo.

tienda tokio louis vuitton
El interior está relacionado con el agua y las profundidades marinas

El agua, el nuevo elemento de LV

El agua se convierte así en el “tema” principal de la flagship. De hecho, evoca su presencia también en el interior de la mansión, sobre todo en el nexo de unión por excelencia de los distintos planos horizontales: la escalera. La escalera central está ejecutada con roble esculpido. Sin ángulos rectos, se eleva con elegancia y transparencia. Cuenta con una barandilla de vidrio y con paredes de tonos claros y figuras sinuosas, como si estuviera en el fondo del mar… (sin palabras).

Por supuesto, la tienda luce muebles con diseño internacional de Pierre Paulin o Stefan Leo. Y con una reinterpretación de una pintura de Kimiko Fujimura, ¡¡de cuatro plantas de altura!! Pavimentos cerámicos, de piedra o de madera, lámparas de diseño, también, entre las que podrás ver alguna enorme medusa… El arte garantiza que el visitante salga más que satisfecho, haciendo la experiencia de entrar en el comercio un placer para los sentidos, incluso si no eres asiduo de la marca.

Tienda Louis Vuitton Tokio
Hay zonas de descanso y disfrute para los clientes

Los espacios más especiales

Con todo, aún no has leído lo mejor: en las plantas superiores se ubican salas privadas para clientes VIP… Y en la cúspide, la segunda colaboración entre la Maison y el chef Yosuke Suga: otro ‘le café LV’. En él está previsto que Louis Vuitton haga el debut de sus primeros chocolates a finales de abril.

Si no te gusta el chocolate, y no te apetece comprar alguna pieza exclusiva, como unas zapatillas LV Ollie para hombres adornadas con perlas, al menos podrás disfrutar de la exquisita arquitectura de Aoki y Marino. Un premio de altura.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies