Diana vuelve a unir a sus hijos, William y Harry

La Princesa de Gales ya tiene su propio monumento sesenta años después de su nacimiento.

Iván Perlado. 01/07/2021
(Foto: Gtres)

«Diana, Princesa de Gales». Así, en inglés, reza la inscripción situada en el pedestal de piedra que sostiene la estatua de bronce inaugurada a primera hora de la tarde de hoy por sus hijos en los jardines del Palacio de Kensington. Un lugar muy especial para Lady Di que, sesenta años después de su nacimiento, recibe un nuevo homenaje. Un acto muy especial que ha vuelto a reunir a los príncipes William y Harry, a los que hemos podido ver de nuevo sonreír en público e incluso mostrarse jocosos y bromistas. Como lo eran en vida de su madre. Y como lo son ahora, aunque les separe un océano y vean amanecer cada mañana en husos horarios diferentes.

El monumento, que se convertirá muy probablemente en uno de los más visitados de Reino Unido, ha sido creado por el escultor Ian Rank-Broadley. Se encuentra en el remodelado Sunken Garden del citado palacio. Un lugar que siempre fue de consuelo y recogimiento para Diana de Gales antes de fallecer en aquel trágico accidente en París, en la noche del 30 de agosto de 1997.

Los príncipes William y Harry junto al escultor Ian Rank-Broadley / Al acto también acudió el hermano de Diana, Earl Spencer (Foto: Gtres)

Un monumento a Diana que ha unido a sus hijos

La escultura, que muestra a Diana con tres niños y con sus brazos alrededor de dos de ellos, se encuentra en un área ajardinada con unas 4.000 flores y plantas. Algunas de ellas eran de las más queridas por Diana. Todo ello alrededor de un estanque de agua rectangular. Fueron los dos hermanos los que encargaron el monumento en 2017, cuando se cumplieron 20 años del fallecimiento de la princesa. Hoy Diana hubiera cumplido sesenta años.

«Querían que la estatua reconociera su impacto positivo en el Reino Unido y en todo el mundo. Y que ayudara a las generaciones futuras a comprender el significado de ella y su lugar en la historia», dijo el Palacio de Kensington por aquel entonces. «La estatua tiene como objetivo reflejar la calidez, la elegancia y la energía de Diana, princesa de Gales, además de su trabajo y el impacto que tuvo en tanta gente», agregaban.

Diana
Los príncipes William y Harry contemplando el monumento en honor a su madre (Foto: Gtres)

El monumento se encuentra en un lugar muy especial para Lady Di

Por expreso deseo de ambos y para garantizar las medidas de control sanitario, al acto de inauguración ha acudido un reducido número de personalidades. Además del tío de ambos y hermano de Diana, Earl Spencer, han estado presentes Sarah McCorquodale y Jane Fellowes del llamado Comité de Estatuas. Todos ellos han estado acompañados por el citado autor de la obra, el diseñador de jardines Pip Morrison y el presidente de los Palacios Reales Históricos, Rupert Gavin.

Decenas de ciudadanos se han acercado hasta las puertas del Palacio de Kensington para rendir su particular homenaje a Diana. El príncipe Carlos y la reina Isabel II, que se encuentra en Escocia, no han asistido al evento. Se cree que la estancia de Harry en Londres podría suavizar la compleja relación que vive con su familia desde que decidiera abandonar sus cargos y vivir en California con Meghan Markle y sus hijos.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies