El secreto para superar tabúes y tener un buen sexo este verano

Por qué nos cuesta tanto expresar los deseos sexuales a nuestra pareja. Aprende a comunicar mejor lo que quieres y disfruta de un buen sexo en verano.

Patricia Peyró. 06/07/2021
Foto: @wevibe Unsplash.

A la hora de pedir en la cama, paradójicamente, la confianza puede ser contraproducente. Uno puede pensar: «Después de tantos años acostándonos, ¿cómo le voy a pedir esto ahora?», o «¿cómo le explico que estoy harta de hacerlo siempre igual o que odio el sexo oral?».  La postura cómoda es creer que las costumbres y hábitos sexuales han sido establecidos por mutuo acuerdo, y que la rutina es supuestamente placentera para ambos. Sin embargo, la cosa no funciona así. La intimidad necesita renovarse, y la chispa tiene que ver con hablar sobre ello y, sobre todo, con pedir. Aun a riesgo de parecer egoístas. Porque todos queremos tener buen sexo.

¿Por qué no aprovechar estas vacaciones para dar el paso? Si te atreves a intentarlo, descubrirás que tu compañero de cama está tan interesado como tú en mantener ese fuego que antes os unía y que a veces parece languidecer un poco. Descubre el secreto para hacer de este verano algo memorable en cuestión de sexo.

relaciones sexuales
Hacer que tu sexo mejore este verano puede depender sólo de ti y de que te atrevas a intentarlo (Foto: @wevibe)

Una buena época para revivir la chispa

El verano suele ponerlo a uno de humor especialmente disfrutón. Si existe un buen momento para darse el capricho de un bolso nuevo o de tirar la casa por la ventana en un hotel espectacular, es ahora. Sin embargo, y casualmente, nuestras fantasías más consumistas suelen tener algún tipo de trasfondo romántico, ya que ese hotel será compartido con nuestra pareja, si la tenemos; o, como mínimo, desearemos buscar a alguien con quien compartirlo. 

Por su parte, ese estupendo bolso de lujo nos lo pondremos en una cena especial con nuestra pareja o con la persona que asuma el rol de oficio en ese momento. Ya tengas pareja estable y quieras ponerle un poco de picante al asunto, ya vayas de single por la vida, tus relaciones siempre pueden mejorar a través de la comunicación. Aprovecha el tiempo libre que ofrecen las vacaciones de verano para darle una nueva oportunidad a tu relación sexual introduciendo algunos cambios.

La comunicación sexual en las parejas de larga duración

Es verdad. Casi nunca es fácil plantear temas nuevos que rompan o vayan a suponer una crisis o alteración en la rutina. Es por ello que muchas parejas encuentran dificultades a la hora de expresarse sexualmente. ¿Por qué es tan difícil comunicar los verdaderos deseos sexuales?

A pesar de que la cultura de nuestros días nos motiva hacia la curiosidad y la mente abierta en la sexualidad, esta actitud de apertura coexiste con la de las creencias y estereotipos acerca de lo que es y no es moralmente correcto. En este sentido, todavía existe una vergüenza asociada a reconocer los impulsos sexuales, y aunque parezca mentira, siguen afectando las creencias religiosas a la hora de comunicar lo que nos gusta y apetece hacer.

Curiosamente, la barrera de expresión siempre es más fácil de superar con los nuevos amantes y con aquellas personas desconocidas con las que no se busca tanto compartir afecto e intimidad, sino simplemente pasar un buen rato. Si este es tu caso y te mueves con amantes ocasionales, siempre puedes aprovechar el factor sorpresa para sacar el máximo partido al encuentro sexual.

pareja
Puede resultarnos más fácil expresarnos sexualmente con una pareja nueva (Foto Jeremy Banks)

Las cosas nunca se suponen en el sexo

Dentro de la pareja es frecuente el pensar que las cosas se suponen, y que no es necesario decirlas.  En el campo de la intimidad, entre estas cosas que se suponen suelen encontrarse los sentimientos de atracción por el otro, o incluso la satisfacción sexual. Con la confianza, dejan de decirse las cosas que más agradan a la pareja y que sirven para manifestarle nuestro interés. Sin embargo, la atracción física entre dos personas debe comunicarse siempre.

Aunque a veces creemos que es mejor no expresar nuestros sentimientos, sin duda, la manera más efectiva de conseguir algo de tu compañero es comunicándole claramente tu deseo de la forma más explícita y descriptiva posible. Eso os llevará a avanzar en el camino para tener muy buen sexo.

pareja
Para comunicar nuestros deseos habrá que superar la barrera de la inhibición (Foto: @wevibe)

Primero, define tus propias metas para tener un buen sexo

Sin duda, vale la pena el esfuerzo de superar la inhibición a descubrir a tu pareja cuáles son tus preferencias, pero antes de todo, nada como hacer un buen examen de conciencia para establecer y definir tus propias necesidades:

Saber lo que te gusta:

Es importante que seas capaz de articular en tu interior cuáles son tus necesidades.  Si no lo tienes claro, te va a resultar difícil poder expresárselas a tu pareja. La masturbación, la documentación o el visionado de imágenes te puede ayudar a conocer tu cuerpo y tus preferencias sexuales.

Saber lo que quieres:

¿Es un cambio lo que estás buscando? ¿Es introducir novedades en la práctica sexual? ¿Son ambas cosas? Reflexionar sobre estos aspectos contribuirá a encontrar definiciones sobre las que plantear un diálogo posterior.

Saber lo que necesitas:

Plantéate el compromiso de conseguir tus propósitos en la relación. Cada persona tiene unas necesidades sexuales diferentes. No existe la posibilidad de que tu amante conozca lo que para ti es buen sexo sin que se lo expliques, por lo que debes conocerlo tú primero.

pareja
Una comunicación abierta y sincera evitará malentendidos, falsas suposiciones y enfados innecesarios (Foto: @wevibe)

Cómo plantear algunos cambios en vuestros hábitos sexuales

Plantear que te apetece probar cosas nuevas, o que encuentras que algunas de vuestras prácticas son mejorables resulta mucho más fácil si te expresas con honestidad y hablando de tus sentimientos. Es decir, a través de la expresión emocional de tus deseos. Para hacerlo es muy útil el empleo de frases como: «Siento que podríamos…», «Me gustaría mucho…», «He estado pensando y creo que…», en las que personalizas y hablas de ti y tus necesidades. Con este tipo de comunicación estarás proporcionando mensajes directos en los que no hay lugar para la confusión o ambigüedad.

En cuanto a tu pareja, recuerda siempre que tenemos dos oídos y una boca. Es decir, escucha. A medida que hables, notarás que también tiene algo que decirte a ti. Déjate guiar por la intuición de lo que te dicen sus gestos, y permite que hable antes de seguir haciéndolo tú. Si tu pareja tiene dificultades para expresarse emocionalmente, ayúdale tú preguntándole cómo se siente.

Tras el diálogo tiene que venir el compromiso de realizar los cambios que entre los dos hayáis considerado claves o necesarios para mejorar vuestra relación sexual. No olvidéis establecer conclusiones y definir metas comunes.

pareja
Para tener buen sexo es importante hablar, pero también escuchar lo que quiere el otro para llegar a metas comunes (Foto: @wevibe)

Aprender a decir que no es clave para el buen sexo

Mantener una buena comunicación no se mide sólo por ser capaz de sacar temas de conversación, o por hablar mucho. Implica también el sentirse cómodo con cómo uno actúa y habla con su pareja, y con obtener sensación de conformidad tras la comunicación. La falta de discusiones no es un índice fiable de que exista una buena relación, sobre todo si éstas se evitan a costa de callarse las cosas, o de dar la razón al otro, cuando en realidad se piensa de otra manera.

Aunque a todos nos ocurre alguna vez, en algunas personas es acostumbrado el hábito de decir “Sí” cuando quieren decir “No.”  Dentro de una pareja, el mantener esta actitud por costumbre sólo puede traer consecuencias perniciosas a la relación.

Decirle a tu pareja, por ejemplo, que te complace algo que en realidad te resulta desagradable o incómodo, además de producirte malestar, te llevará a situaciones violentas, puesto que en el futuro te verás obligada a mantener esa mentira, o a inventar excusas o pretextos para no ser descubierta. La manera de evitar este malestar es manteniendo el hábito de ser franco desde el principio. ¿Por qué decir “Sí” cuando tú no estás de acuerdo?

pareja
No hay necesidad de herir al otro y siempre hay que pedir las cosas con tacto (Foto: @priscilladupreez)

Sobre todo, evita herir a tu pareja

Solicitar un cambio en el otro no ha de ser nunca ofensivo, sino que ha de hacerse con tacto. Ante la duda tan frecuente de cómo decirle algo sin herir su sensibilidad, se debe optar siempre por el equilibrio, o en darle «una por una«. Es decir, por cada cosa que deba cambiar o mejorar, debes informar también de otra cosa que sí sabe hacer de maravilla. En este caso, el orden de los factores no altera el producto. Es decir, es indiferente que digas lo que te disgusta o lo que te gusta de él en primer lugar, siempre que las dos informaciones vayan juntas.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies