La situación judicial del príncipe Andrés preocupa en Buckingham

El juez que investiga la demanda presentada contra el hijo de la Reina por abuso sexual le pide que deje de esconderse tras los muros de palacio.

Iván Perlado. 17/09/2021
(Foto: Gtres)

El panorama judicial que se le presenta al príncipe Andrés se sigue complicando a la misma velocidad con la que el hijo de la reina Isabel II se desvanece públicamente. «Deje de esconderse tras los muros de palacio», le ha dicho a Andrés el juez Lewis Kaplan. Él es quien investiga la demanda de abuso sexual presentada contra él por Virginia Giuffre. Un claro aviso al investigado. Que sigue utilizando a sus abogados para retrasar a través de recursos cualquier intento de la justicia para escuchar su versión de lo sucedido.

El silencio y las excusas son hasta el momento los únicos argumentos de defensa presentados por el príncipe Andrés ante la justicia estadounidense, que sigue su pista desde que su nombre apareciera unido al de Jeffrey Epstein. El financiero acabó suicidándose en agosto de 2019 en una celda. Permanecía allí a la espera de comparecer ante un juez. Debía aclarar los cargos de abuso sexual con menores que pesaban contra él.

El príncipe Andrés niega las acusaciones y sigue encerrado en Balmoral

Andrés
El príncipe Andrés sigue eludiendo la acción de la justicia estadounidense (Foto: Gtres)

Virginia Giuffre, a la que Epstein captó para su supuesta red de favores sexuales, ha emitido una demanda civil contra el príncipe Andrés, de 61 años. Le acusa de agresión sexual y daños emocionales cuando ella tenía 17 años. Giuffre afirma que tuvo relaciones sexuales con él en al menos tres encuentros clandestinos organizados por Jeffrey Epstein y su novia Ghislaine Maxwell. Los sucesos tuvieron lugar las residencias que el financiero tenía en Londres, Manhattan y en su isla privada de las Islas Vírgenes.

Ghislaine Maxwell permanece en prisión a la espera de que comience, el próximo 29 de noviembre, el juicio contra ella por haber participado en la organización de una red de menores de edad que eran ofrecidas como esclavas sexuales a un selecto grupo de millonarios y poderosos. Aunque el príncipe Andrés no está acusado formalmente de ningún delito, existen muchas evidencias que le sitúan como uno de los beneficiarios de esta supuesta red. Algo que negó en la última entrevista en la que participó. El príncipe Andrés se encuentra actualmente en Balmoral acompañando a su madre.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies