H&M cierra 334 tiendas de las 520 que tiene en China

El coronavirus de Wuhan afecta al comercio dentro de China y a la economía internacional. Incluso ha salpicado al próximo Mobile World Congress de Barcelona.

El coronavirus chino está empezando a causar verdaderos estragos en la economía china. Sobre todo en China continental donde en las grandes ciudades hay medidas excepcionales para intentar evitar que el virus -para el que aún no hay cura- se siga extendiendo. Este lunes millones de chinos volvían a sus trabajos tras la extensión oficial de las vacaciones por el Año Nuevo, y los expertos se temen lo peor. El fin de semana se hacía público que cerraban los casinos en Macao, uno de los lugares preferidos por los chinos para ir de vacaciones y centro de ocio de referencia en el sureste asiático.

El Gobierno pide a los que puedan que trabajen desde casa

Ha sido el propio gobierno chino el que ha pedido a los ciudadanos que, si pueden trabajar desde casa lo hagan, para evitar contagiarse y poner en peligro a sus seres queridos. Se trata del mayor experimento de teletrabajo en el mundo, ya que a día de hoy millones de personas están sus viviendas atrincherados.

El gobierno chino pide que quien pueda, trabaje desde casa y evite salir a la calle. Foto:Gtres

H&M cierra tiendas

Las grandes cadenas tanto de ropa como supermercados están cerrando sus puertas según se van conociendo los diferentes lugares en los que hay ciudadanos infectados. Es el caso de H&M que este lunes ha anunciado que mantiene cerradas 334 tiendas de las 520 que tiene en China. Una decisión que podría incrementarse de no parar el contagio.

Las calles de las grandes ciudades chinas están literalmente vacías mientras que la policía y las fuerzas de seguridad llevan detenidos a los hospitales a los enfermos o los sospechosos de estarlo, y los servicios de limpieza fumigan, literalmente, las calles de las ciudades que ya son fantasmas.

Hay firmas que no irán al Mobile World Congress de Barcelona. Foto: Gtres

El «Mobile» de Barcelona en el aire

El problema de salud que está creando el coronavirus que surgió a finales de diciembre del 2019 en la ciudad de Wuhan en China no solo afecta al comercio interior del país y a Hong Kong. El miedo al contagio está llegando a Barcelona en donde la última semana de febrero se celebra una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo. 470 millones de euros y más de 6.000 empleos directos es lo que supone para la ciudad el ser la sede del Mobile Worlcome.

En los últimos días han anunciado que suspenden su presencia en Barcelona multinacionales de la importancia de Amazon, LG, Ericcsson y Sony. A la espera de ver qué decisión en materia de seguridad y de alerta sanitaria adopta el Ayuntamiento de Barcelona y la dirección de la Feria, todo indica que se complican las cosas para que el evento se celebre este año, al menos en las fechas previstas.

Subir arriba
Versión Escritorio