La inmediatez marca las tendencias de consumo en 2023

Gastar, comprar y disfrutar… ¿a quién no le gustaría marcarse un “Georgina” en una tienda cualquiera de Cerdeña sin importar lo que se pague? Eso de entrar a por un vestido para la playa y salir con media tienda y un gasto valorado en más de 27.000 euros, no es lo habitual, sobre todo porque gasto y endeudamiento se relacionan. 

The Luxonomist. 18/04/2023
Foto Unsplash @blakewisz

Las tendencias en el consumo de 2023 vienen marcadas, tal y como recoge el informe anual de Euromonitor International titulado Top Ten Global Consumer Trends, por la digitalización. Este informe tiene como objetivo predecir qué es lo que motiva al consumidor a la hora de hacer una compra y satisfacer con ella sus necesidades.

Además de esta digitalización, la emoción entra con fuerza en una nueva generación dispuesta a comprar, la llamada generación Z. Es decir, todos aquellos nacidos entre 1995 y 2000 que marcarán las tendencias de consumo con su apasionada personalidad y que no pierden de vista las redes sociales.

Qué define el consumo

comprar
Photo by Arturo Rey on Unsplash

Las principales tendencias de consumo para este 2023 se basan en conseguir la compra perfecta uniendo al hombre y la máquina (automatización de proceso). El ahorro importa debido a la pérdida de poder adquisitivo y es algo importante que siempre se tiene cuenta.

La inmediatez siempre está presente cuando hay intención de compra, aunque se pague después. De hecho, cada vez hay más alivios relacionados con la presión de gasto y si hay que recurrir a créditos al consumo o financiar compras, se hace. Ante todo, manda el aquí y ahora.

El aumento de las compras online hace imprescindible que la experiencia digital sea lo más completa posible, sobre todo en las versiones móviles. El consumidor cada vez está más concienciado con el medio ambiente y se muestra preocupado y solidario con el planeta, así que lo eco triunfará allá donde vaya.

compra
Foto: Unsplash

Jugar está de moda. Los videojuegos son y serán el sector líder del entretenimiento que, si bien empezó con un pequeño nicho, ahora se ha convertido en un negocio sin precedentes. La pandemia lo activó, pero ahora que la presencialidad vuelve a definir el consumo, siguen manteniendo su estrellato.

El consumidor mira por sus necesidades por encima de todo, anteponiendo lo personal a lo profesional. De hecho, el 53% era capaz de separar perfectamente vida privada de vida laboral en el 2022. Aunque se mire por uno mismo, la igualdad de género siempre está presente a la hora de decidir una compra en las mujeres.

Resumiendo, las tendencias al consumo están determinadas por:

Ahorro (Foto: Piqsels)
(Foto: Piqsels)
  • Un proceso de compra cada vez más automático.
  • Una exigencia en la experiencia digital perfecta.
  • Solidaridad con el planeta.
  • Los videojuegos se alzan como líderes del entretenimiento.
  • La presencialidad cobra fuerza.
  • La inmediatez manda.

Nivel de endeudamiento de los españoles

Ahorro (Foto: Piqsels)
(Foto: Piqsels)

Según una reciente publicación del Banco de España, la deuda de los hogares y empresas españolas cerró 2022 en 1,6 billones de euros. Esto supone un 1,3% menos que en 2021, pero si se echa la vista al 2019, año cuando apareció el coronavirus, la deuda se sitúa en un 3,1% más.

La deuda en los hogares, así como en las entidades sin ánimo de lucro disminuyó un poco de diciembre de 2021 a diciembre de 2019 (de 704.200€ a 702.000 €). Por su parte, los activos financieros de los hogares, es decir acciones, depósitos o dinero en efectivo, supuso un total de 2,7 billones de euros, cantidad muy parecida al año anterior.

Como dato significativo, el Banco Central Europeo señala que los préstamos al consumo en los hogares españoles ascendieron un 3,9% comparado con el año anterior. Las razones son varias y se mezcla la inflación con la subida de las hipotecas variables, la pérdida de poder adquisitivo de las personas y la subida de los tipos de interés.

Dentro de la zona euro, los créditos al consumo aumentaron un 3,1% y llegaron hasta los 720 billones de euros, pero el ritmo de España supera con creces a la eurozona al estar 0,8 puntos porcentuales por encima. La razón, según el Banco Central, es que en este país la estructura familiar está más debilitada que en otros países.

Subir arriba
Versión Escritorio