Isabel II escogió su marca preferida de coches para su último viaje a Windsor

Isabel II usó numerosos coches a lo largo de su vida y al igual que su esposo escogió su marca favorita para realizar su último viaje hasta Windsor.

Iván Perlado. 20/09/2022
(Foto: Gtres)

Al igual que sucedió con su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo, Isabel II escogió personalmente el tipo de vehículo que debería transportarla en su último viaje desde Londres al Castillo de Windsor. Una decisión de la que se ocupo personalmente, incluyendo la marca, modelo y color.

La Reina, al igual que su marido (hasta que sufrió un accidente en 2019), conducía habitualmente. Por eso sabía bien qué marca escoger y no hubo sorpresas en ello. Se decantó para su último trayecto hasta la Capilla de San Jorge en Windsor por un Jaguar. Junto a Land Rover y Bentley fue una de sus marcas preferidas durante su vida.

Como curiosidad, decir que ambas se encuentran unidas en un mismo grupo automovilístico, desde que Ford decidiera fusionarlas en 2002. Seis años más tarde la compañía estadounidense las vendió al conglomerado indio Tata Motors, su actual propietario. Pero vayamos a lo que nos ocupa.

Isabel II Jaguar (Foto: Gtres)
El féretro de Isabel II a su llegada al Castillo de Windsor con sus familiares más cercanos detrás (Foto: Gtres)

Isabel II estuvo al tanto del diseño de su coche fúnebre

Decimos que Isabel II escogió un Jaguar como coche fúnebre, al contrario que su marido, Felipe de Edimburgo, que diseñó personalmente y 18 años antes de morir el Land Rover que le condujo hasta su última morada. Era un vehículo a medida que se hizo en la fábrica de Solihull sobre el chasis y la cabina de un modelo Defender TD5 130.

Según confirmaron desde el Palacio de Buckingham, aunque sin aportar tantos detalles, la Reina estuvo al tanto del diseño de su coche fúnebre, así como del color que iba a lucir.

Isabel II Jaguar (Foto: Gtres)
La Reina estuvo al tanto de los detalles del coche fúnebre usado en du último viaje de Londres a Windsor (Foto: Gtres)

En cuanto a sus particularidades, tiene un tono denominado Royal Claret, muy común en todo el garaje de la familia real. Sobre la rejilla del radiador se instaló una escultura de bronce plateada de San Jorge matando a un dragón.

Un adorno que Isabel II colocó sobre algunos de sus coches a lo largo de su vida. En especial sobre el capó de su algunos de sus Bentley.

Isabel II condujo sus propios vehículos hasta hace escasos años (Foto: Gtres)

La Reina fue una asidua conductora

Dejando a un lado las anécdotas del funeral, Isabel II pasó algunos de sus mejores momentos al volante. Era habitual que se desplazara conduciendo su propio vehículo por las cercanías de Buckingham, Windsor o Balmoral, cuando la agenda oficial se lo permitía.

Uno de sus primeros coches al inicio de su reinado fue un Vauxhall Cresta. Un modelo ranchera en el que podía ir al campo con sus perros o disfrutar con su familia de cualquier evento social.

Isabel II Land Rover (Foto: Gtres)
La pasión de Felipe de Edimburgo por los modelos de Land Rover influyó en los coches que usaba Isabel II (Foto: Gtres)

Influida quizá por su esposo, en la década de los sesenta, Isabel II se decantó para sus actividades fuera de palacio por diferentes modelos de Land Rover. Se cree que hasta medio centenar de modelos Defender o Range Rover, en sus distintas variantes, ocuparon alguna vez plaza en el garaje real.

Además, era habitual verla conducir sola o en compañía de su marido, hijos, parientes, amigos o con sus inseparables perros.

Isabel II Bentley (Foto: Gtres)
Isabel II usaba sobre todo modelos Bentley para dejarse llevar por Windsor o Buckingham (Foto: Gtres)

Bentley fue su marca preferida para ir de pasajera

Otra de las marcas de coches preferida de Isabel II fue Bentley, de cuyo particular emblema hablamos recientemente. La compañía fundada en 1919 por Walter Owen Bentley creó incluso un modelo a medida para ella, el Bentley Mulsanne, que sin embargo rara vez condujo, por lo menos en público.

Sucedía algo parecido con Rolls-Royce, que era la marca utilizada en aquellos actos de claro tinte institucional. En el garaje real hay algunos de los modelos más emblemáticos de la marca, con un valor incalculable, en su mayoría Phantom. Isabel II se dejaba llevar en ellos al igual que en los Bentley, aprovechando al máximo la comodidad y el lujo de unos coches que la familia real ha utilizado en los momentos más señalados de su vida.

Isabel II Jaguar (Foto: Gtres)
Isabel II en los alrededores del Castillo de Windsor conduciendo un Jaguar X – Type Sovereign en 2016 (Foto: Gtres)

Jaguar, la marca de coches que Isabel II usó para sus desplazamientos personales

Con la entrada del nuevo siglo y si su trayecto requería algo de formalidad, Isabel II escogía algún modelo Jaguar. Era habitual verla salir conduciendo del Palacio de Buckingham con algún modelo X.

«Extrañaremos profundamente el liderazgo pionero y la fuerza de Su Majestad que le dieron a este país continuidad, estabilidad e inspiración, a través de décadas de enorme cambio social», han declarado desde la marca lamentando el adiós de su conductora más especial.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE