Isabel II regresa desafiando a la suerte a la actividad pública

Isabel II inaugura por sorpresa una línea de tren en su honor en la estación de Paddington.

Iván Perlado. 17/05/2022

Isabel II ha hecho acto de presencia de forma inesperada en la estación de tren de Paddington, en Londres. Allí ha inaugurado una nueva línea en su honor. Dado su estado de salud, Buckingham no confirmó su presencia en este acto hasta minutos antes del inicio del mismo, al que acudieron varios miembros del Gobierno y la administración local, incluido el primer ministro Boris Johnson. Isabel II ha dado una muestra más de que sigue al pie del cañón a pesar de que la semana pasada tuviera que cancelar su aparición en la Apertura Estatal del Parlamento.

Los problemas de movilidad que padece desde el pasado otoño siguen presentes, pero Isabel II ha realizado varias apariciones públicas en los últimos días para acabar con los rumores sobre un agravamiento de su estado de salud. Además, ha protagonizado una simpática anécdota.

Isabel II (Foto: Gtres)
Isabel II junto a su hijo Eduardo sacando un billete en la estación de Paddington (Foto: Gtres)

Isabel II ha estado en la estación de Paddington unos diez minutos

La Reina, que rara vez ha usado el transporte público fuera del protocolo oficial, ha utilizado una de las máquinas expendedoras de billetes con la ayuda de uno de los trabajadores de la estación. Isabel II ha bajado al vestíbulo a través de un ascensor acristalado y no se ha separado en ningún momento de su bastón. Visiblemente cariñosa y alegre con los presentes, ha revelado una placa en la que se podía leer «Abierta oficialmente la línea Elizabeth».

Isabel II (Foto: Gtres)
La Reina bajó al vestíbulo en un ascensor y no se separó de su bastón (Foto: Gtres)

La Reina escogió un abrigo de crepé de doble lana de Stewart Parvin con un vestido de seda de línea A en tonos de amarillo, azul real y turquesa. El sombrero a juego era de Rachel Trevor-Morgan. Además, llevaba su broche de Singapur. Isabel II ha estado en la estación unos diez minutos, antes de regresar en el mismo ascensor acompañada de su hijo Eduardo. Minutos después, su hijo regresaba al vestíbulo para iniciar desde allí el viaje de ferrocarril entre Paddington y Tottenham Court Road.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio