El príncipe Carlos invita a Harry y Meghan a regresar a Londres para conocer a Lilibet

El Príncipe de Gales habría invitado a su hijo Harry para que pasara unos días en Reino Unido con su familia y conocer así a su nieta Lilibet.

Iván Perlado. 18/01/2022
(Foto: Archewell)

El príncipe Carlos habría ofrecido a su hijo Harry que regresara unos días a Londres con su familia y conocer así a la pequeña Lilibet. Pero al parecer, su hijo habría rechazado hasta el momento la invitación. La oferta se habría producido antes de Navidad, pero el Duque de Sussex habría expuesto los problemas que hay con su seguridad privada. El heredero al trono habría tendido la mano a su hijo en un gesto de reconciliación familiar para conocer a su nieta Lilibet y que la reina Isabel II también pudiera verla.

Aunque siguen existiendo importantes diferencias entre los Duques de Sussex y la familia real, en los últimos meses se habrían producido varias llamadas telefónicas entre padre e hijo para allanar el camino hacia una reunión familiar. Carlos le habría dicho a su hijo que él y su familia serían bienvenidos en su propia residencia en caso de regresar unos días a Reino Unido.

Carlos Harry Meghan (Foto: Gtres)
El príncipe Carlos llevando al altar a Meghan Markle el día de su boda con su hijo Harry (Fotos: Gtres)

Carlos de Inglaterra ha tendido la mano en las últimas semanas a su hijo Harry

El príncipe Harry tiene abierta ahora una disputa sobre su seguridad y la de su familia en caso de regresar a Londres. Estaría dispuesto a llevar a los tribunales al Gobierno británico por estas cuestiones. Harry habría solicitado una revisión de los términos que competen a la seguridad de su familia cuando se encuentren en territorio británico. La propia ministra del Interior, Priti Patel, ha rechazado que guardaespaldas de Scotland Yard sean los encargados de proteger a la familia.

El príncipe Harry no se niega a abonar el coste de los servicios de seguridad, pero quiere que sean funcionarios públicos los que se encarguen de ella. Algo a lo que se niegan las autoridades, argumentando que Scotland Yard no está para asumir servicios de seguridad a la carta, como si se tratara de una empresa privada. En la situación actual, los Sussex deberían tener sus propios guardaespaldas, pero éstos no podrían ir armados y tampoco podrían compartir información con los servicios de seguridad locales. Se cree que el príncipe Harry y Meghan disponen en Los Ángeles de hasta seis guardaespaldas las 24 horas del día, con un coste anual que ronda los 2,5 millones de libras.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE