El primo de Isabel II, condenado a diez meses de cárcel por agresión sexual

Simon Bowes-Lyon, primo de Isabel II, ha sido condenado a diez meses de cárcel por agredir sexualmente a una joven de 28 años.

Foto: Gtres.

Apenas llevamos dos meses de 2021 y este año apunta a convertirse en uno de los más difíciles para la reina Isabell II. Al adiós definitivo de Harry y Meghan a la casa real y el ingreso del duque de Edimburgo en el hospital, le sigue ahora el escándalo sexual del ya conocido como «primo depredador de la reina». Y es que este miércoles el Tribunal de Dundee ha condenado a diez meses de prisión a Simon Bowes-Lyon por agredir sexualmente a una joven de 28 años.

El actual conde de Strathmore y Kinghorne, y primo de Isabel II, abandonaba los tribunales esta mañana esposado y ponía rumbo a la cárcel, donde pasará los próximos 10 meses. Así lo ha establecido el juez, tras considerarle culpable de un delito de agresión sexual, que tuvo lugar en febrero de 2020.

Simon Bowes-Lyon
Simon Bowes-Lyon pasará diez meses en la cárcel
(Foto: @BlakeNordstrom1 Twitter)

Simon Bowes-Lyon, culpable de agredir sexualmente a una joven

Los hechos de los que Simon Bowes-Lyon se ha declarado culpable sucedieron en el castillo de Glamis, al este de Escocia, el hogar de la infancia de la Reina Madre. Según ha confirmado el primo de Isabel II, una noche entró en la habitación de una joven invitada de 28 años, mientras ésta dormía. Confirma que se insinuó y propasó con ella, al levantarle el camisón y manosearla, pese al rechazo de la joven.

Tras 20 minutos de forcejeos y tocamientos, la víctima consiguió deshacerse del aristócrata, que la tachó de ser una persona grosera, mala y horrible. A la mañana siguiente la joven, de la que se desconoce su identidad, huyo del castillo y denunció lo ocurrido ante la policía.

Glamis Castle
Los hechos sucedieron en la habitación de invitados del castillo de Glamis, Escocia,
donde se hospedaba la joven (Foto: Wikipedia)

El primo de Isabel II pasará 10 meses en la cárcel

El pasado mes de enero Simon Bowes-Lyon admitió los hechos y se disculpó con la mujer. Afirmó estar muy «avergonzado» de los sucedido y que «el alcohol no es excusa». «No pensé que fuera capaz de comportarme como lo hice, pero debo enfrentarme a ello y asumir la responsabilidad». Aunque se enfrentaba a una pena de cinco años de prisión, finalmente el primo de Isabel II pasará diez meses en la cárcel, a la que puso rumbo esta misma mañana, esposado a un funcionario.

Sin embargo, este no es el único escándalo sexual al que tendrá que sobreponerse la reina Isabel II. Está previsto que el próximo mes de julio se celebre el juicio por abuso de menores del caso Epstein, en el que está involucrado el príncipe Andrés. El hijo de la reina, apartado desde el año pasado de la agenda oficial, podría ser llamado a testificar al juicio, tras las revelaciones que hizo la mano derecha de Epstein y amiga del príncipe, Ghislaine Maxwell, en su detención.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio