Vuelve el gotelé, la técnica de pintura más odiada ahora está de moda

El espacio Silencio de Casa Decor reivindica la vuelta del gotelé en su máxima expresión para hacer un hogar acogedor.

Foto: Casa Decor.

Seguro que varios de los que estáis leyendo este artículo os despedisteis hace años del gotelé. Las paredes lisas le ganaron la batalla a esa técnica tan habitual en los hogares españoles de los 80 y 90. Sin embargo, parece que que podría estar de vuelta o, al menos, así lo aseguran los interioristas y creativos.

El gotelé regresa a Casa Decor

Espacio Silencio
Fotos: Casa Decor

Estos días Madrid es el epicentro de los apasionados del interiorismo y la decoración gracias a Casa Decor. Esta feria nos adelanta las tendencias en decoración de hogar para 2023 y este año nos ha dado una gran sorpresa: la vuelta del gotelé.

Esa técnica de pintura al temple que tiene un acabado en grano y que todos hemos tenido en algún momento en las paredes de nuestra casa regresa con fuerza y en su máxima expresión. Y su intención es hacer del hogar un espacio acogedor y protector.

Así se presenta en el espacio Silencio de Hager, uno de los proveedores líder en soluciones y servicios para instalaciones eléctricas, que ha diseñado SINMAS Studio. Una sala en la que Sigfrido Serra y Mateo Climet han recuperado el gotelé en tamaño XXL y como protagonista de paredes y techos.

Es el gran protagonista del espacio Silencio de Hager y Sinmás Estudio

Espacio Silencio
Foto: Casa Decor

Con este espacio, el estudio ha querido representar el salón y comedor como centro neurálgico de una casa, un refugio de paz donde el protagonista es el silencio, y que intentan representarlo con la ayuda del gotelé.

Los artistas toman esta técnica y la exageran al máximo para hacer las paredes y techos de tamaño XXL, y convertirlo en lo más llamativo de la estancia.

Lo combinan con una decoración en tonos negros y dorados que aportan una sensación de calma y tranquilidad acorde con el interiorismo emocional que el estudio ha tratado de representar a través de las paredes de gotelé.

Y es que aunque muchos sigan en el club de anti gotelé, parece que la técnica está de vuelta, al menos, en su versión más refinada y menos llamativa. Como se suele decir: «Las modas siempre vuelven» y parece que ahora le ha llegado el turno al gotelé.

Subir arriba
Versión Escritorio