Las verdaderas clientas de la Alta Costura (II)

Hoy existe un grupo cada vez más numeroso de mujeres que prometen larga vida a la Haute Couture.

Carlota
Elie Saab Alta Costura A/W 2015
Elie Saab Alta Costura A/W 2015

Tal y como avanzamos la semana pasada, queremos seguir definiendo el perfil de las clientas de la Alta Costura. Entre ellas existen también las coleccionistas, las que invierten en moda como quien invierte en cualquier otro objeto de arte, y diferentes tipos según sus costumbres, su cultura o su modo de vida e incluso el modo de entender la vida. En general la clienta de Alta Costura demanda un producto de primer nivel, el verdadero lujo tradicional pero con la novedad de la última colección e incluso el diseño exclusivo para ella.

Atelier montando un vestido de alta costura
Atelier de Alta costura. Montando un vestido. Foto: modaddiction

Hoy existe un grupo cada vez más numeroso de mujeres jóvenes (famosas o no), que prometen larga vida a la Haute Couture. No sólo el futuro de la Alta Costura está en manos de las nuevas generaciones, también sobrevive gracias a la pasión que sigue despertando por los cinco continentes -cuando antaño eran prácticamente 2 y un número limitadísimo de personas- así como el gusto por la moda que nos envuelve en todo lo que nos rodea aunque no nos demos cuenta e incluso los inversores y coleccionistas que han visto en la Alta Costura un amor al que vale la pena dedicarse. Las verdaderas consumidoras de Haute Couture son muy variadas, aunque todas tengan una pasión en común.

Gianbattista Valli HC F/W 2015
Giambattista Valli HC F/W 2015

LAS AMERICANAS. Las americanas que actualmente compran alta costura tienen muchísimos compromisos sociales a los que acudir y lucir sus nuevos modelos, así como reuniones de empresa o compromisos de trabajo. La alta costura se ha adaptado también al tipo de vida actual. No hay más que ver las colecciones de Stephanne Rolland por ejemplo. Nombres como el de Susan Casden, Beca Cason Thrash, Suzanne Saperstein, Fabiola Beracasa, entre otras siempre tienen una cita reservada en la agenda de las grandes casas, cada temporada. Susan Casden tiene incluso una versión del Birkin de Hermès con su nombre.

a
Susan Casden con un modelo de Birkin renombrado. Foto: google

Beca Cason Thrash en concreto es muy divertida y te atiende amablemente. Hace declaraciones y entrevistas y cuenta todo con mucha naturalidad y encanto, sin artificios. Te quiero dar a entender que el tiempo de aquellas únicas 2000 clientas potenciales mayores de 70 años (en su gran mayoría pertenecientes a un perfil muy definido: «esposa de millonario americano que compra alta costura y la viste para tener un barniz de dinero de toda la vida -lo que en USA, llaman: old money-«) no existe prácticamente y si es así es una minoría insingnificante en %. Considera quiénes son los millonarios norteamericanos actuales y sus mujeres. ¿Crees que le preocupa mucho a Priscilla Chan, pediatra y mujer de Mark Zuckerberg, aparentar old money y vestir para ello alta costura, cuando su vestido de novia firmado por una diseñadora americana, Claire Pettibone, no llegó a más de 4.000 euros?.

c
Jung Ryeo-Won, Kwai Lun-Mei y Editora jefe de Vogue China Angelica Cheung.

También es verdad que el número de millonarios ha aumentado y se ha descentralizado no sólo en paises sino también en continentes y culturas, en rangos de edades y en razones por las que compran alta costura independientemente de que a todos nos gusta vernos más guapos y elegantes, para ello también hay que saber tratar a los diferentes clientes. No es algo de pasada. Es fundamental.

 LEJANO ORIENTE. Asiáticas e indias invierten grandes cantidades de dinero en Alta Costura pero con algunas difereriencias reseñables. Todas aprecian la alta costura pero las que se enamoran en gran medida de la riqueza de las telas, bordados, pedrerías, etc son en su mayoría las indias y también le gusta lucirlas en las bodas que suelen celebrar durante varios días con diferentes ceremonias y eventos.

Carlota Casiraghi para Gucci
Carlota Casiraghi para Gucci

Mujeres como Yuki Tan, presidenta de la firma Folie Follie, se confiesa fiel clienta de Armani Privé, la línea de Alta Costura que el diseñador lanzó en 2005. Donatella Versace afirma que la Casa no ha dejado nunca de confeccionar vestidos a medida y  que la vuelta de Atelier Versace se debe principalmente a la demanda de los países orientales.

LAS NUEVAS GENERACIONES. Hace ya 3 años Gucci dedicó una colección de Amazona exclusivamente a Carlota Casiraghi. En ese preciso momento es donde yo sitúo el punto de partida en el que las Firmas se habían dado cuenta de que todo había cambiado. El target se ampliaba, los modelos a seguir eran otros y los objetos de deseo también tenían un abanico más amplio de caracteréisticas.

Carlota
Carlota Casiraghi fotografiada por Lagerfeld para una exposición en Londres sobre la chaqueta negra que introdujo Chanel.

Las primeras filas de los desfiles están siendo ocupadas por una cantidad nada desdeñable de jóvenes chinas, indias y árabes con fundas de rubíes, diamantes y oro personalizadas para sus iPhones, tablets y smart gadgets en general. Algunas de ellas llevan incluso zafiros en sus ortodoncias. Karl Lagarfeld (Chanel y Fendi) y Ricardo Tisci de Givency, saben que las ventas actuales se decantan hacia las veinteañeras orientales. Estamos en pleno furor de las it girls, las revistas, blogs y webs no hacen más que reflejar que la sociedad no es al revés. Aunque lo pueda parecer.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio