Doce secretos de la juventud (cerebral)

¿Sabes qué hacer para mantener tu cerebro joven y sano por mucho tiempo? Te damos las claves para no envejecer de forma prematura.

Ana Villarrubia. 12/05/2016
Couple riding bicycles in the city

Prácticamente desde que empezamos la edad adulta, recién estrenada la década de los 20 y superada la adolescencia, justo cuando nuestra personalidad está ya formada y empezamos a relacionarnos con el mundo siendo ya maduros, ¡es cuando empezamos a envejecer! Lo sabemos gracias a años de investigaciones neurocientíficas. La neurociencia es así de sincera y así de cruel. Durante años y años nos han contado cómo funciona nuestro proceso de envejecimiento cerebral de esta manera tan alarmante: en el momento en el que estrenamos un sistema nervioso enteramente formado, comienza nuestro deterioro, y las neuronas de nuestro cuerpo van muriendo de manera lenta y progresiva con el transcurrir de los años. Pues, así dicho, “apaga y vámonos” dirán algunos.

También puedes entrenar tu cerebro y no sólo tu cuerpo
También puedes entrenar tu cerebro y no sólo tu cuerpo

¡No! ¡Alto! Sabemos hoy que las cosas son más o menos así, pero no exactamente así. Sabemos que en su mayoría no mueren nuestras neuronas, sino que se desvanecen las conexiones entre ellas, y sabemos que no solo es posible retrasar nuestro deterioro sino que además está en nuestra mano conseguirlo. Ya no somos meros espectadores de un proceso implacable, parece que algo podemos hacer por alargar la vida de nuestro cerebro, para lo que debemos implicarnos activamente en ello.

Y son muchas las cosas que puedes hacer para mantener tu cerebro sano y joven durante más tiempo. Desde entrenamientos mentales hasta cambios en la dieta, pasando por actividades sociales y por la instauración de algunos hábitos de vida saludables. ¿Quieres saber cuál es el estilo de vida ideal para mantener tu cerebro en plena forma? Francisco Mora, catedrático de Fisiología Humana en la Universidad Complutense de Madrid, ha identificado 12 claves para retrasar el envejecimiento cerebral. Es más fácil de lo que imaginas.

Aprende a mantener tu cerebro más sano y fuerte
Aprende a mantener tu cerebro más sano y fuerte

1.- No comas demasiado, pues comiendo más de lo que tu cuerpo necesita aumentas innecesariamente el estrés oxidativo de tu organismo y perjudicas a tu cerebro en el largo plazo.

2.- Haz ejercicio de forma moderada pero regular. Los beneficios psicológicos del ejercicio físico están más que demostrados, y todos hemos tenido ocasión de experimentarlos en alguna ocasión (gracias, entre otros, al efecto de las endorfinas). Hacer algo de deporte aeróbico cada día contribuye a generar una serie de sustancias que directa o indirectamente acaban potenciando la plasticidad del cerebro y las conexiones entre las neuronas.

Es fundamental comer de forma equilibrada
Es fundamental comer de forma equilibrada

3.- Activa tu mente todos los días. Eres responsable de entrenar tu cerebro. Por pereza o por cansancio todos caemos, muchas veces, en hábitos pasivos. Está en tu mano emprender nuevos retos y dedicarles algo de tu tiempo diario: estudia un idioma, aprender algo nuevo, entrena tu agilidad en el cálculo mental o haz ejercicios de memoria. Ya hemos hablado aquí de la web Unobrain, que es una excelente herramienta en este sentido.

4.- Conoce mundo. Viajar conlleva acumular nuevas vivencias  y aprender a través de enriquecedoras  experiencias. Todo ello, además, acompañado de curiosidad, ilusión y otras emociones positivas que te ayudarán a mantener el ánimo y la motivación bien altos.

Bernina Express en los Alpes
Viaja, es bueno para los sentidos

5.- Si puedes, vive acompañado. En la relación con los demás se activan multitud de emociones. Las relaciones personales y las experiencias compartidas enriquecen nuestros puntos de vista, alimentan nuestro desarrollo emocional y nos empujan a ser más flexibilidad.

6.- Enfréntate a los cambios y adáptate a nuevas realidades. Así aprenderás a ser más tolerante ante la frustración y más resolutivo. El cambio te lleva a aceptar nuevas circunstancias y te motiva para sacar el máximo partido de cada nuevo escenario.

Viaja y comparte momentos con tus seres queridos
Comparte momentos con tus seres queridos adaptándote a los nuevos avances y cambios

7.- Evita el estrés sostenido en el tiempo. Eso que llamamos estrés crónico tiene inmensas contraindicaciones para tu salud física y psicológica. La  liberación prologada de las denominadas hormonas del estrés (glucocorticoides) sobre el organismo es devastadora para tu sistema nervioso. Toma medidas en cuanto identifiques su señales. En este link te damos algunas herramientas imprescindibles para combatir el estrés.

8.- No fumes. El hábito de fumar te hace más propenso a padecer infartos cerebrales y afecta directamente a tus funciones mentales pues, esto sí, provoca o acelera la muerte de tus valiosísimas neuronas.

Practica algo de deporte cada día
Practica algo de deporte cada día

9.- Descansa lo suficiente. Entre 7 y 9 horas de sueño reparador son imprescindibles para que el cerebro ponga en marcha procesos de consolidación de los aprendizajes aprendizaje a partir de nuestras experiencias diarias y pueda regenerar sus tejidos dañados.

10.- Evita apagarte emocionalmente. Esta acertadísima recomendación del doctor Mora implica que la edad no debe acarrear necesariamente desmotivación y desesperanza. Al contrario, en el proceso de envejecimiento hemos de procurar buscar activamente objetivos y metas que nos generen nuevas ilusiones, implicándonos en proyectos que mantengan viva la ‘chispa de la vida’ en cada nueva etapa.

Sonríe y disfruta de las pequeñas cosas
Sonríe y disfruta de las pequeñas cosas

11.- Sé agradecido con quienes te rodean. Es sorprendente pero resulta que dar las gracias es una de las formas de relación social más humanas y que de manera más potente es capaz de generar vínculos emocionales profundos entre las personas. Dejemos los destructivos rencores atrás y demos gracias por todo aquello que lo merezca.

12.- Disfruta de las pequeñas cosas. Los pequeños placeres de la vida, que por desgracia a veces pasan desapercibidos ante nuestros ojos. Esas que no generan necesidades aprendidas, sino que nos vienen dadas y que tampoco nos cuesta apreciar en el día a día.

Disfruta de la gente a la que quieres
Disfruta de la gente a la que quieres

Algunas claves quizá puedan parecer obvias o sencillas, pero siéntate a analizar tus rutinas con total honestidad. ¿No es cierto que descuidamos lo más obvio casi diariamente? ¿Dedicas el tiempo suficiente a mantenerte sano también mentalmente? Confía en la ciencia, las herramientas que tienes entre manos son más potentes de lo que imaginas. Eres responsable de tu propio proceso de envejecimiento cerebral. Protegerte está en tu mano.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE