Los niños y el pensamiento mágico

Hay pocos momentos en la vida en los que se pueda premiar la falta de sinceridad. Todo vale cuando se trata de promover la fantasía y el pensamiento mágico para potenciar el desarrollo psicológico del niño.

Ana Villarrubia. 07/01/2016

La sinceridad es una gran cualidad humana. No en vano, en todas las relaciones que mantenemos con los demás, resulta ser imprescindible para la construcción de cualquier tipo de intimidad y, por tanto, es también un requisito para garantizar la continuidad del vínculo. Le exigimos a los demás que sean honestos con nosotros y nos enfadamos y alejamos cuando no lo son; es nuestra forma de limitar la deshonra. Educamos a nuestros hijos para que la sinceridad sea uno de sus valores. Les castigamos cuando les pillamos en alguna mentira. Queremos que esta idea de compromiso con la verdad se les quede bien grabada.

Los juegos son fundamentales para el desarrollo de los más pequeños
Los juegos son fundamentales para el desarrollo de los más pequeños

Sin embargo, somos los primeros que les mentimos despiadadamente a la primera de cambio. El Ratoncito Pérez, Papá Noel, los Reyes Magos o la cigüeña que trae a los niños de París son solo algunos de los ejemplos más flagrantes. Todos hemos crecido con estos ensueños inventados. ¿Por qué mentimos a los niños de manera tan burda? ¿Por qué una generación tras se empeña en transmitir estas ilusiones a los más pequeños? La respuesta está en nuestro desarrollo psicológico, a lo largo del cual, nos guste o no, la fantasía es una necesidad evolutiva.

Cuando somos adultos la fantasía puede llegar a ser patológica, pues en ella se alojan los temores más bloqueantes y las ansiedades más incapacitantes; y a través de ella perdemos la conexión con un mundo que, no exentos de dolor, distorsionamos. Pero no ocurre lo mismo a lo largo de todo nuestro desarrollo. Durante nuestros primeros años de vida, la fantasía no solo no nos aleja del mundo en el que nos encontramos sino que nos acerca a él, pues nos proporciona toda la simbología a la que nuestra corriente de pensamiento -aún muy egocéntrica y con dificultades para ciertos tipos de razonamiento- no nos permite acceder.

'La Cenicienta', uno de los cuentos clásicos más mágicos. Compra aquí el DVD
‘La Cenicienta’, uno de los cuentos clásicos más mágicos. Compra aquí el DVD

Desde nuestras primeras experiencias de vida hasta los 9 años aproximadamente, el pensamiento mágico (que según crecemos es cada vez menos mágico y más lógico) es el vehículo a través del cual el niño se va explicando intuitivamente muchas de las cosas que va aprendiendo y observando a su alrededor. A pesar de las incontables contradicciones en las que caemos, propias de las diversas utopías en las que nos sumergimos cuando somos niños, gracias a los mitos y a las fantasías el mundo cobra sentido.

La ilusión es un gran vehículo para que el niño vaya alcanzando la madurez
La ilusión es un gran vehículo para que el niño vaya alcanzando la madurez

Desarrollamos una especie de ‘lógica’ propia y genuina que pronto dejará de valernos pero que, durante unos cuantos años, cumple su función como es debido. Es la llave de entrada a realidades que de otro modo resultarían muy difíciles de digerir. A través de la ficción desarrollamos las primeras ideas que nos permiten entender el mundo y a los demás. Un mundo que, de otro modo, resultaría excesivamente complicado, inabarcable, incomprensible o inquietante. Sólo alrededor de los 9 ó 10 años, con la capacidad cognitiva para un pensamiento más complejo, el niño puede pensar en lo abstracto sin recurrir al simbolismo de las fantasías que hasta el momento le habían acompañado y, en cierto modo, también le habían hecho la vida más fácil y llevadera.

Magia para que los niños sueñen y desarrollen su capacidad de abstracción. Compra aquí el juego
Magia para que los niños sueñen y desarrollen su capacidad de abstracción. Compra aquí el juego

Creer en los Reyes Magos como otras muchas creencias típicas de la infancia y ligadas a la tradición, son el reflejo de cómo instintivamente desde todas las culturas se promueve el adecuado desarrollo cognoscitivo de los más pequeños. Recurrimos a cuentos mágicos para cultivar y potenciar la seguridad psicológica que nos proporciona el acercamiento al mundo a través de la magia. El progresivo acercamiento de lo mágico a lo real nos irá permitiendo, con el paso de los años, el desarrollo de un pensamiento más analítico y más racional. Pero sólo lo hará en la medida en la que nuestro cerebro, cuyo desarrollo madurativo es lento y conlleva distintas fases, también vaya siendo capaz de hacerse cargo de nuestras interpretaciones dotándolas poco a poco de más realismo.

Hasta los 9 ó 10 años es bueno que los niños crean en mitos
Hasta los 9 ó 10 años es bueno que los niños crean en mitos

En el caso de los Reyes Magos y de Papá Noel, el mito sirve además para promover ilusiones. Su llegada supone también una importante provisión de juguetes para el resto del año. Y, para el niño, el juego, como la magia, es también un instrumento al servicio de su desarrollo madurativo, de su desarrollo cognitivo, de su progresivo conocimiento acerca del mundo y los objetos que le rodean, de su bienestar, de su autonomía y de su felicidad. A través del juego, del dibujo y de las canciones, estructura también los pilares de su creatividad y de sus habilidades artísticas. A través del juego, aprende a relacionarse con los demás. Y son también las edades tempranas en las que el juego cobra una importancia especial, las mismas edades en las cuales se sientan las bases de la socialización del niño.

Muñeca Bella edición limitada. Aquí puedes comprarla
Muñeca Bella edición limitada. Aquí puedes comprarla

Por tanto, al menos hasta los 9 ó 10 años (y un poquito más para los más rezagados), bienvenidos sean los juegos y los mitos. Alimentar este tipo de creencias más allá de esta etapa evolutiva no solo no será de ninguna utilidad sino que además es posible que sea el propio niño o pre-adolescente el que lo rechace por considerar que, con ello, se le infantiliza. Sus intereses están ya en otro lado y su desarrollo cognitivo le permite y le garantiza un acceso al mundo más racional.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE