Fashion

¿Sabes distinguir las fibras de la ropa?

Naturales, artificiales, sintéticas... te enseñamos a conocer de qué están hechas las prendas que comprarás este verano.

Paco Cecilio. 21/07/2016

La materia prima con la que se inicia todo el proceso se llama fibra. Las fibras son como el cabello, ligamentos flexibles cuyo grosor es muy pequeño con relación a su longitud. Son la base con la que se fabrican hilos textiles y tejidos. Esto quiere decir que, dependiendo de las características de las fibras, los tejidos tendrán unas propiedades u otras. Las fibras se clasifican en función de la fuente de la que se obtienen: naturales, artificiales y sintéticas.

Saber distinguir las fibras textiles es básico a la hora de comprar
Saber distinguir las fibras textiles es básico a la hora de comprar

Fibras naturales
Se consideran fibras naturales a las que se obtienen directamente de la naturaleza. Las más importantes son la lana y el algodón. La lana se obtiene de las ovejas de distintas razas y el algodón de la pelusa que recubre las semillas de la planta del algodón.

Algodón: es la fibra textil de mayor uso. Su calidad depende de su finura, pureza, brillo, color y longitud. Así, cuanto mayor sea la longitud de la fibra, tanto más fino, resistente y regular es el hilo que se obtiene. Es decir, más calidad tiene el algodón y más caras son las prendas. Dicha longitud oscila entre 1 cm (utilizado para sábanas o ropa de trabajo) y 5 cm (utilizado para camisas). El algodón se obtiene del algodonero, una planta de flores amarillas o blancas que al madurar se abre dejando al aire las semillas que constituye el algodón. Cada semilla puede tener hasta 20.000 fibras cuyo principal componente es la celulosa. Las principales propiedades del algodón son:

  • Cede y se deforma.
  • Es transpirable.
  • Se puede teñir y fijar bien los colores.
  • Si se lava a menudo pierde el color.
  • Se arruga con facilidad.
El algodón se arruga con facilidad
El algodón se arruga con facilidad

La lana: es el pelo de la oveja. Es esponjosa y cálida, rebelde a la arruga y fácil de planchar. Protege tanto del frío como del calor. En invierno, la lana forma una capa aislante entre el cuerpo y el ambiente exterior. En verano, absorbe la humedad del cuerpo evitando la sensación de calor. La lana intensifica los colores y la combinación de humedad, calor y movimiento provoca el encogimiento. La lana que proviene directamente de la oveja es la lana virgen y si es lana 100% virgen, es decir, no está mezclada con otras fibras, se dice que es pura lana virgen. Debido a la gran cantidad de razas de ovejas, existen muchas variedades de lana:

  • Lana merina: Se utiliza para géneros de punto de calidad.
  • Lambswool: Resultante de la primera esquila de la oveja, muy fina y suave. Se utiliza para prendas de punto de calidad media.
  • Shetland: Procede de la oveja escocesa. Se utiliza en prendas de estilo rústico.
Existen diferentes calidades de lana
Existen diferentes calidades de lana

La lana se utiliza para prendas exteriores de todo tipo: americanas, trajes, abrigos… Las principales características de la lana son:

  • Da volumen y cuerpo a las telas.
  • Muy buen aislante térmico.
  • Es limpia, repele el polvo y la suciedad.
  • Es poco transpirable.
  • Impregna bien los tintes.
  • Encoge a altas temperaturas. No debe lavarse a más de 40ºC.
La mayoría de forros de americanas son de fibras sintéticas
La mayoría de forros de americanas son de fibras sintéticas

Para combatir las altas temperaturas que padecemos, debes elegir muy bien tus tejidos. Desde luego, el primer consejo es usar prendas que su mayoría de composición sean algodón o lino. Las prendas 100 % lino son ideales, a pesar de tener la desventaja de la arruga. Pero si lo asumes, adelante. Lo agradecerás. En todo caso, casi siempre lo encontraras mezclado con algodón. El algodón es el tejido natural más consumido. Todo son ventajas: hoy en día plancha bien, fija bien los colores y ayuda a combatir el calor.

Fibras artificiales.
Son las fibras obtenidas a partir de materia prima natural. La materia prima es la celulosa y la principal fibra artificial de uso textil es el rayón o viscosa. El rayón se utiliza para prendas interiores y exteriores, forros, etc… La mayoría de los forros de las prendas están confeccionados con rayón, por ese motivo no pueden lavarse en casa. Se arruga con facilidad, no es especialmente transpirable y no tiene capacidad de absorción que tiene el algodón. Poseen propiedades semejantes a las naturales. Aunque pueden obtenerse a partir de proteínas vegetales presentes en determinadas plantas (cacahuete, maíz o soja), generalmente derivan de la celulosa.

El nailon se utiliza mucho en zapatillas deportivas
El nailon se utiliza mucho en zapatillas deportivas

Fibras sintéticas. 
La elaboración de fibras sintéticas textiles se realiza a partir de materias primas que se encuentran con facilidad y son, en términos generales, poco costosas: carbón, alquitrán, amoniaco y petróleo. Las operaciones químicas realizadas con estos materiales permiten obtener resinas sintéticas que, tras su hilado, resultan elásticas, ligeras y muy resistentes tanto al desgaste como a la presencia de ácidos u otros agentes externos. La incorporación de un colorante al polímero permite teñir el material antes de su hilado, lo que se traduce en un óptimo nivel de estabilidad cromática en la fibra, que además de no desteñir, elimina la necesidad de recurrir a posteriores operaciones del fiado del tinte.

Mira siempre la etiqueta de la prenda antes de comprarla
Mira siempre la etiqueta de la prenda antes de comprarla

A principios de siglo, Wallace H. Carothers inventó el nailon. El éxito fue muy rápido, lo que favoreció la aparición de otras fibras. El nailon se emplea, por ejemplo, para confeccionar géneros de punto. Los poliésteres están muy extendidos en la industria textil. A su resistencia añaden cualidades de indeformabilidad. Además, no se arrugan. Su tacto es suave, son buenos conductores de calor y su solidez del color es muy alta.

Las fibras sintéticas tienen bajos costes de producción, por eso son utilizados cada día más en la industria textil, no se arrugan y tienen larga vida. Su composición hace de ella nula capacidad de transpiración produciendo sudor y reteniendo el olor. Vamos, una bomba en verano. Por todo lo relatado, no debes usar este tipo de prendas en época estival. Sudarás mucho y pasarás calor.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies