La polémica pulsera de Ivanka Trump

La hija mayor del ganador de las elecciones estadounidenses, Ivanka Trump, usó una entrevista a su padre para hacer publicidad de su empresa de joyas al lucir una pulsera de oro valorada en 10.800 dólares.

21 Nov 2016 Dori Toribio

La primera entrevista a Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos en el mítico programa 60 mínutos de la cadena CBS generó una avalancha de titulares y polémicas. Entre ellos, uno que pertenece menos al territorio político y más al empresarial. O a la difusa línea que empieza a entrelazarse entre ambos.

La hija del presidente de EEUU, Ivanka Trump
La hija del presidente de EEUU, Ivanka Trump, tiene una firma de joyería

La hija mayor del ganador de las elecciones estadounidenses, Ivanka Trump, lució en la entrevista una pulsera de oro valorada en 10.800 dólares. Y el dato no hubo que buscarlo. Porque minutos después de terminar la entrevista, los periodistas recibieron un correo de su empresa, Ivanka Trump Fine Jewlery, titulado “Alerta de Estilo”.

En el mismo, la compañía identificaba el complemento como parte de la “Colección Metroplis” y favorito de la hija del presidente electo. El gesto de marketing recibió intensas críticas en medios de comunicación y redes sociales, por convertir la entrevista en una oportunidad de venta.

La pulsera que lució Ivanka Trump
La pulsera que lució Ivanka Trump durante la entrevista

La empresa pidió disculpas en nombre de la marca de Ivanka Trump. La notificación se envió por un empleado de marketing bien intencionado, que estaba siguiendo las pautas habituales de protocolo y quien, como muchos de nosotros, aún está realizando ajustes post electorales”, decía el comunicado, asegurando que en el futuro se tomarán medidas para evitar nuevas confusiones en los procedimientos empresariales.

La pulsera ha generado mucha polémica
Su firma de joyería usó la entrevista para hacer publicidad de la pulsera

La controversía llegaba además en un momento en el que Donald Trump está en el punto de mira por anunciar su intención de poner al mando de sus negocios a sus tres hijos mayores, incluída Ivanka. Los tres están además dentro del equipo de transición del presidente electo hacia la Casa Blanca, lo que ha despertado temores ante la posibilidad de que se confundan las líneas que separan los cargos públicos del beneficio privado.

¿Quieres coleccionar arte?
Decoración imprescindible