Habanos de media tarde, mojitos de primavera

Con los cócteles primaverales combinan a la perfección los habanos que os traemos hoy. Atentos...

Bernardo&Peyró. 20/04/2017

La sucesión de las estaciones, el tránsito de la lluvia al calor, de los braseros a los abanicos, son, quizá, el regalo más inesperado de la vida en esta latitud. Porque ahí encontramos una nueva excitación -el diapasón de nuestra sensibilidad- que va mucho más lejos de, por decirlo bárbaramente, sucumbir a la pulsión de las rebajas. De pronto, las temporadas se hacen presentes como el aroma de esas pastelerías -mantequillas, hojaldres recién armados, panes horneándose- que al abrir inundaban nuestra acera.

Llega el tiempo de los cócteles

Valga esta introducción para explicar que, además de los cigarros suaves y los aperitivos amargos de los que hablamos la semana pasada, se acaba de inaugurar el período de cócteles de media tarde. Llegan los tragos largos y dulzones, los mojitos, las caipiriñas y el pisco sour: todos ellos mezclados con voluntad de ligereza para que sean como un suspiro en una noche de luna.

Son cócteles que bien sirven para ver morir la tarde o para hacer que el final del día sea una bachata. Como acompañamiento aconsejamos dos cigarros habanos de formato medio/pequeño: uno –el Petit Quintero– idóneo en el día a día y otro –el Cohiba medio Siglo– con el que celebrarnos de vez en cuando.

Los Petit Quintero pueden comprarse en una atractiva caja que no incrementa su precio

Petit Quintero.

Los Quintero han sido, históricamente, cigarros de una gama inferior en el amplio espectro del tabaco de Cuba. Quizá por eso cuando llevamos un tiempo sin probarlos y decidimos fumar uno -ya sea un Favorito o una Breva– nos sorprendemos al ver lo buenos que están. Lo fascinante es que, aunque sea un cigarro de segunda categoría -es, por ejemplo, un tabaco de tripa corta-, la nobleza de fondo del género habano no se puede ocultar. En estos Petit Quintero (cepo 43, 105 cm) tenemos media hora de fumada con un intenso sabor a tabaco y notas que empiezan siendo dulces y acaban siendo picantes. Y todo ello a un precio imbatible (1,6 €). Son unos cigarros que llegaron a España hace pocos años y que tienen poco que ver con el resto de los de su misma marca. Desde hace unas semanas, además, pueden comprarse en una lata humidora de 25 unidades: por 40 € (la lata no incrementa el precio de cada tabaco) nos llevamos perfectamente humectados estos puros.

Los Cohiba Medio Siglo, dulzones y siempre apetecibles

Cohiba Medio Siglo.

Hablamos de un tabaco que es perfecto exponente de esa simbiosis que tienen algunos Cohiba entre suavidad e intensidad. Se trata de un habano de media hora (cepo 52, 102 mm) al precio de un Cohiba (15 €). La calidad es tan superior que es como una composición musical, como una fuga: almendras, vainillas y turrones se entrelazan creando armonía, creando algo distinto a la pura singularidad, en un equilibrio que es tan perfecto que no parece humano. Y nos ofrece tanto desde la primera boqueada y hasta la última que lo disfrutamos como si fuera un cigarro de mayores dimensiones.

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies