De cerca...

MÓNICA CARRILLO: «El insulto es intolerable, no debe consentirse ni alimentarlo»

Amalia Enríquez. 21/08/2020
(Foto: María Villanueva)

Tengo la sensación de que se siente más cómoda preguntando a que sea yo la que lo haga. Mónica Carrillo necesita escribir tanto como respirar. Hacerlo le transmite la sensación de libertad absoluta. Acaba de publicar ‘La vida desnuda, que llegó a las librerías con premio literario incluido. Una historia en la que las llamadas tienen un papel definitorio…

The Luxonomist: ¿Qué te da la literatura que no encuentras en otra actividad de la vida?
Mónica Carrillo: La literatura me aporta libertad, despierta mi imaginario y complementa mi faceta como periodista. Me permite evadirme: inventar personajes, crear historias… Eso es la libertad absoluta.

TL: “La vida desnuda” nace con premio Azorín en la portada. ¿Sensación de trabajo bien hecho y alimento para la vanidad?
MC: Es un gran orgullo. Para mí supone un espaldarazo el haber sido la obra elegida por el jurado.

TL: ¿Escribir es un plan B que puede convertirse en A?
MC: Para mí escribir es una necesidad, una manera de evadirme. Escribo porque no puedo no hacerlo, lo hago para vivir.

TL: ¿Los periodistas morimos siéndolo?
MC: Creo que sí. Espero que, con el paso de los años, siga mirando al mundo con curiosidad, como llevo haciendo desde niña.

TL: ¿Qué llamada de teléfono cambió tu vida?
MC: Ha habido varias. Algunas que anunciaban despedidas irreparables y otras que anunciaban la llegada de personas importantes a mi vida.

«Decir adiós es complicado, pero ayuda la sinceridad«

Foto: María Villanueva

TL: ¿Te une a Gala las tres vidas que descubre: la pública, la privada y la secreta?
MC: Sí, como ella yo creo que todos tenemos estas tres facetas: la parte que exponemos en público, la que reservamos a nuestro círculo más íntimo y ese rincón infranqueable al que nadie tiene acceso.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
MC: Se puede ser honesto, ser imparcial es mucho más complicado cuando entran las emociones en juego.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
MC: Decir adiós es complicado, pero ayuda la sinceridad, que siempre es elegante. No entiendo la mentira ni la perdono fácilmente.

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
MC: En muchas ocasiones. Admiro el trabajo de algunos compañeros, por ejemplo, y me gusta decírselo en privado y en público.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
MC: Vivir mi vida, como diría Sinatra. Es mi leitmotiv: vive y deja vivir.

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
MC: Escuchar, creo. Ponerme en la piel de los demás. Eso al menos dice mi madre que me conoce mejor que yo.

«Me cambiaría por mi perro Camarón. Vive feliz y rodeado de amor»

Mónica Carrillo
(Foto: María Villanueva)

TL: Si pudieras ser otra persona o cosa ¿Por qué /quién optarías?
MC: Me cambiaría por mi perro Camarón. Vive feliz y rodeado de amor. ¿Qué más se puede pedir?

TL: ¿Qué es lo que realmente ha marcado tu vida?
MC: Mi educación, los valores que mis padres nos inculcaron en casa: el respeto, la tolerancia, la cultura del esfuerzo.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
MC: Escribiendo…

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
MC: Traería a mis abuelos aunque fuese solo un día.

TL: ¿Qué locura has hecho para conocer a uno de tus iconos?
MC: Me planté en la radio con 17 años para conocer a una periodista a la que admiraba mucho.

TL: ¿A qué eres inmune?
MC: A nada. No soy infalible.

«Escribir es una necesidad. Lo hago para vivir«

Mónica Carrillo
(Foto: María Villanueva)

TL: ¿El insulto hace callo?
MC: El insulto es intolerable. No sé si hace callo, pero no debe consentirse ni alimentarlo.

TL: ¿Marca España es….?
MC: Todo lo positivo que tenemos y exportamos sin ser incluso conscientes de ello: trabajo, energía, perseverancia, calidez, familiaridad.

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
MC: Ropa cómoda y zapatillas.

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
MC: El talento se trabaja y la suerte se busca. Así al menos lo entiendo yo.

TL: ¿A qué te suena la vida?
MC: Me suena bien la mayor parte del tiempo. Y cuando no suena tan bien, cambio de canción para intentar animarme.

TL: ¿La belleza da poder?
MC: Si eso fuera así el mundo estaría liderado por personas bellísimas.

«El talento se trabaja y la suerte se busca. Así al menos lo entiendo yo»

Foto: María Villanueva

TL: ¿El dolor más intenso?
MC: El sufrimiento, la enfermedad y las pérdidas de seres queridos.

TL: ¿Ser elegante es…?
MC: Tener luz al entrar en una habitación llena de gente.

TL: ¿Qué te hace perder la templanza?
MC: Las injusticias y las faltas de respeto.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
MC: Con quien yo quiera.

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
MC: Esa en la que reconocen tus defectos en voz alta. Duele pero se aprende.

TL: ¿La pregunta que no te he hecho y te habría gustado?
MC: Te haría yo una pregunta a ti, es deformación profesional.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies