La bicicleta que no necesita ruedas, solo agua

La empresa Manta 5 diseña un dispositivo para disfrutar del ciclismo sin necesidad de ruedas, sobre el agua.

Ha llegado la temporada estival y con ella, las ganas de hacer deporte y mover un poco los músculos aumentan. Y más todavía si pensamos en todos las jornadas que hemos estado encerrados por culpa de la pandemia. Cualquier deporte es apetecible para estos días pero si tiene relación con el agua muchísimo mejor, como por ejemplo el ciclismo. Sí, así es, el ciclismo se ha convertido en un deporte acuático. El placer de recorrer distancias mientras pedaleamos ahora se puede disfrutar sobre el agua gracias a una bicicleta de agua.

No es necesaria la consecución de algún tipo de milagro bíblico para caminar sobre las aguas. Es el resultado de la suma de dos hechos, el empeño de unos ingenieros para llevar a cabo su plan y el desarrollo de una tecnología capaz de conseguir algo que parece mágico.

La bicicleta Hydrofoiler XE-1 está diseñada para disfrutar del ciclismo en el mar (Foto: Manta 5)

Una bicicleta muy especial

La empresa empeñada en desarrollar este invento disruptivo se llama Manta 5. Está ubicada en Nueva Zelanda y tras un trabajo exhaustivo para analizar todas las variables y elementos en discordia han conseguido sacar al mercado la hidrocicleta o bicicleta de agua. Su nombre oficial es Hydrofoiler XE-1 y sus padres oficiales son Roland Alonzo y Guy Howard-Willis. Se trata de dar pedales, con un par de alteraciones que logran que esta bicicleta se desplace sobre el agua.

El primero de ellos es la ausencia de ruedas, en lugar de eso cuenta con una especie de alas acuáticas similares, visualmente, a las de una avioneta, pero obviamente con un tamaño mucho más reducido. Son como unas aletas horizontales que ayudan a mantener la estabilidad del aparato. El segundo cambio respecto a una bicicleta tradicional es la incorporación de una hélice que es la encargada de transmitir la energía desarrollada en el pedaleo al agua para poder desplazarnos. Su precio ronda los 6.500€ dependiendo de los gastos de transporte puesto que se envía desde Nueva Zelanda.

Dispone de piezas de aluminio para que su peso sea mínimo (Foto: Manta 5)

Es muy ligera y estable sobre el agua

Esta bicicleta para pedalear sobre el agua tan solo pesa 22 kilogramos y gracias a eso su transporte es bastante cómodo. Está realizada en fibra de carbono, con algunas piezas clave en aluminio, para que su impacto sobre el agua sea mínimo. Y como no podía ser de otra manera tiene su propia aplicación que se conecta con un reloj Garmin, para el cual conseguiremos un 20 % de descuento al adquirir la Hydrofoiler XE 1. Del motor que incorpora obtendremos 460 vatios de potencia para la asistencia al pedaleo. Y hasta una hora de energía a máximo desarrollo. Se puede adaptar según la ayuda que necesitemos.

Los fabricantes dicen que para poder empezar a pedalear es necesario realizar un pequeño tutorial. La pequeña curva de aprendizaje dura menos de una hora y ya estaremos surcando las aguas mientras ejercitamos nuestras piernas. Planeando las aguas, para ser exactos. En la página del fabricante encontramos diversos vídeos para aprender a manejarnos con esta hidrocicleta. Otros deportes relacionados con el agua son posibles y desde luego tiene pinta de ser bastante divertido. Quien sabe si algún día el Tour de Francia tendrá una etapa por el Mediterráneo y los guardacostas acabarán siendo los encargados de la seguridad.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio