El mercado del lujo en México crece un 8,3%

En 2016 el mercado de lujo en el país azteca creció un 6% con un valor de ventas  de 4.000 millones de dólares.

Marcos Mosteiro. 20/03/2018

De acuerdo con los datos proporcionados por Grupo Axo, distribuidor oficial de marcas internacionales del retail como Coach, Victoria’s Secret, Tommy Hilfiger, Calvin Klein o Guess, el mercado del lujo en México ha crecido durante 2017 más de un 8,3%. Un dato que responde a la apertura creciente y constante de tiendas de moda en el país durante el último año, entre las que destacan las de firmas de prestigio internacional como Pandora y Gucci.

En 2016 el mercado de lujo en el país azteca creció un 6% con un valor de ventas  de 4.000 millones de dólares, colocándolo como la novena industria más dinámica a nivel mundial, según Flur Roberts, jefe de la investigación del mercado de lujo de Euromonitor. Esto demuestra un crecimiento ascendente y continuo del sector en un país con pensamiento aspiracional de la clase media donde habrá una expansión en los centros comerciales y tiendas departamentales que rehabilitará esta industria.

El atractivo turístico de México es uno de sus puntos fuertes

México es el mercado más grande de bienes de lujo en América Latina y la demanda de los artículos de este tipo sigue creciendo de manera considerable, a pesar de los desafíos económicos actuales que atraviesa el país. Según los datos facilitados por Boston Consulting Group (BCG), las ventas totales del mercado del lujo a nivel mundial ascendieron a 1.125 millones de dólares realizadas por más de 18 millones de consumidores de diferentes edades y clases sociales. El 4% de ellos tiene entre 25 y 35 años.

México goza de buenos resultados de crecimiento en la compra de bienes de lujo y moda con un 7 % positivo según los datos de AMVO, y la pregunta que me asalta como analista es si podrá mantener en el  tiempo este crecimiento. Con datos a 16 de marzo de 2018, la agencia de calificación Fitch destaca: “Después de una recuperación más rápida a la esperada de los desastres relacionados con los temblores de septiembre en el 4T17, Fitch elevó su pronóstico de crecimiento del PIB mexicano para 2018 del 2,3%. Este desempeño ayudó a compensar el dinamismo bajo del gasto del consumidor, la caída de la inversión privada y el ajuste fiscal en curso”. 

Sin embargo México está en periodo electoral, lo cual puede influir en su resultado de expansión geoeconómica o no en dependencia de la política económica a aplicar. Otro dato preocupante demográfico y sociológico es el alza en la inseguridad en la vida en el país, que ha crecido mostrando a México como uno de los países más inseguros del mundo. Los riesgos para el mercado de lujo se encuentran en tres pilares: físico, geopolítico y económico. El primero concentra el volumen y accesibilidad de recursos que tienen los consumidores; el segundo contempla el paro de producción, protestas, seguridad de los trabajadores, origen de los insumos y restricciones de comercio; y el tercero es un impacto conjunto de los dos primeros.

Las principales marcas de lujo han luchado desde hace años en contra del low cost y del fast fashion lo que hace increíble que su crecimiento se mantenga tan estable a pesar de la fama de sus malas ventas en el pasado. La estabilidad  de estas firmas viene dada por comprender a un nuevo consumidor, saber conectar mejor con los jóvenes millennials, que exigen más experiencias de compra.

De acuerdo con la responsable de moda y lujo de EY, Patricia Fernández Mesa, en el reporte ‘The luxury and cosmetics financial factbook 2017‘, «las tendencias en el sector del lujo están cambiando con rapidez, impulsadas por el nuevo consumidor digital que ve la moda con una perspectiva distinta y exige una relación personalizada con las marcas. Nos encontramos en un momento profundamente disruptivo en el que, lejos de identificar una gran tendencia que guíe la evolución del sector, se atisban comportamientos distintos según la categoría y el mercado».

¿Que busca el nuevo consumidor de lujo en México?
Este nuevo consumidor de lujo mexicano no sólo se conforma con las novedades de las marcas de cada colección, busca sobre todo productos diferenciadores y nuevos que proporcionen un status más alto dentro del mercado. Quiere pasar a ser parte de este proceso de experiencia entre marca de lujo y consumidor, lo que incluye formar parte del proceso de colaboraciones entre diseñadores y marcas.

Los millennial mexicanos apuestan también por el lujo

Así, una encuesta realizada por Boston Consulting Group a más de 10 mil consumidores en la que se les preguntaba en qué invertirán en los próximos años, dijeron que en calidad, artesanía y exclusividad.  Definitivamente algo que las marcas de lujo mexicanas y extranjeras tienen que considerar para el futuro de sus ventas. Éstas tienen un futuro esperanzador, pues queda mucho camino por recorrer y muchas vertientes en las que apostar.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo. 

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil