El «regalo del cielo» que hizo llorar a Pablo Alborán

Aurelio Manzano. 11/01/2022
(Foto: Gtres)

Pablo Alborán ha comenzado este 2022 cargado de energía, buenos deseos y proyectos. Este 10 de enero, Jesús Calleja estrenaba una nueva temporada de Planeta Calleja y su primer invitado era él. El malagueño, que pocas veces puede darse un respiro en su carrera, decidió hacer un paréntesis y se adentró en el corazón de África para participar en el programa.

Fue en el Parque Nacional Queen Elizabeth donde hizo un safari a pie a través de la Garganta de Kyambura y el lago Katweel. Pero también visitó el Lago Victoria, llamado así en honor a la reina Victoria de Inglaterra o el Parque Nacional de Kibale, ideal para ver chimpancés en libertad.

Las lágrimas de emoción de Pablo Alborán

El cantante conoció todos estos lugares mágicos de la mano de Calleja, llegando a derramar las lágrimas en alguno de ellos de pura emoción. Lo hizo contemplando la vida natural y salvaje de unos elefantes. «No me imaginé que me fuera a emocionar tanto», explicó durante el programa.

Y es que según dejó claro, el viaje le removió muchas cosas y fue realmente especial. «Me está viniendo que te mueres. Lo necesitaba. Necesitaba encarecidamente un contacto real. Venir aquí me ha obligado a parar y ha sido un regalo del cielo«.

Una parada necesaria para tomar impulso

Pablo Alborán vivió la experiencia de un modo muy intenso y le removió muchas cosas por dentro. «Esto es muy emocionante. Era necesario para mí y para lo que estamos viviendo hoy en día.  Vengo de un mundo y ellos de otro totalmente diferente, pero la música la sentimos igual».

«Todo ha cambiado muy rápido. Pienso que hay un exceso de información. La gente quiere más contenido y menos calidad. A veces se te olvida la verdadera razón por la que realmente estás haciendo música debido al ritmo en el que te metes», confesaba el intérprete, que además se mostró como un amante de la naturaleza y de la pura vida.

Y es que en más de diez años de carrera exitosa, Pablo Alborán solamente ha parado un vez. Fue en 2005, cuando después de sentir que estaba en «modo automático» decidió tomarse un descanso que duró poco mas de un año. Entonces volvió a sus raíces, a su casa, a su gente, a su familia; y retomó fuerzas para seguir enamorando al mundo entero con sus melodías.

El cantante se encuentra en uno de sus mejores momentos profesionales

De hecho, ahora Pablo, de 32 años, está volcado en el lanzamiento de su próximo single este 14 de enero: Castillos de arena. Una canción creada desde el corazón y que promete ser todo un éxito.

El próximo 31 de enero se tenía que realizar la 64 edición de los Premios Grammy de la música en Los Ángeles, en los que Pablo estaba nominado, pero por la situación sanitaria se han tenido que aplazar. Él es uno de los pocos artistas que ha estado nominado en 27 ocasiones a los Latin Grammys y aunque de momento no ha podido acariciar el galardón, su música y su talento no pasan desapercibidos ante los mejores jueces. El público de todo el mundo le sigue manteniendo en los primeros lugares. Todo llegará…

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio