Belén Junco: «Me gusta tanto el periodismo que a casi todo lo que vivo le pongo un titular»

Amalia Enríquez. 03/02/2023
Foto: Esmeralda Martín

Un día, de madrugada, se puso frente al ordenador y comenzó la aventura de construir una novela de ficción. África, una segunda oportunidad vital y una mujer valiente y apasionada, que lo deja todo a cambio de nada. “La reina de Nairobi” es el resultado de lo que comenzó de manera inesperada una noche. El reto se ha convertido en pasión y Belén Junco, directora adjunta de Hola!, ha experimentado una adicción que no piensa reprimir.

The Luxonomist: ¿Qué has encontrado en la literatura que no tienes en otras actividades de tu vida?
Belén Junco: Mi novela está más cerca de la narrativa. ¡Ojalá pudiera ser considerada como literatura! Pero la he escrito con mucha humildad y con la experiencia que me ha proporcionado ejercer el periodismo durante toda mi vida. ¿Que qué he encontrado en esta actividad? Pues algo así como abrir tu mente y tu corazón a otras vidas que te atrapan y que viven por sí mismas en tu cerebro. Es algo apasionante e increíble.

TL: ¿La experiencia te ha creado adicción?
BJ: Me ha proporcionada tanta, tanta ilusión y satisfacción que creo me ha enganchado absolutamente para el resto de mi vida. Ojalá pueda seguir escribiendo. Ya es una pasión.

TL: Como le ocurre a tu protagonista… ¿en algún momento lo has dejado todo a cambio de nada?
BJ: Nunca he tenido que realizar un cambio radical como el de mi protagonista, pero creo que cada día tenemos que dejar algo a cambio de nada. Quizás sean pequeñas cosas pero que, una a una, van construyendo el camino de tu vida.

«Todos los días dejamos algo a cambio de nada»

TL: ¿Has tenido la fortuna de poder vivir una segunda vida, esa que te haya ayudado a descubrirte de otra forma?
BJ: Creo que todas las vidas interesantes tienen varias etapas, dos o tres por lo menos, aunque ninguna tan radical como el de la protagonista. De lo que estoy segura es de la necesidad de disfrutar lo que te da la vida con la intensidad de lo nuevo.

TL: Dices que las pasiones mueven el mundo. ¿Cuál ha sido la tuya?
BJ: Mi pasión, seguro, es la familia, o mejor dicho, mi familia. Pero he tenido la suerte de poder conciliarla con mi otra gran pasión, que es el periodismo. He vivido por y para estas dos pasiones y estoy bastante satisfecha del resultado. Ahora bien, si me preguntas por otras, sin duda me fascina viajar y me hubiera encantado ser piloto, seguramente por mi obsesión con viajar y por la sensación que siempre me ha producido y me sigue produciendo vivir y caminar por las nubes.

TL: ¿En algún momento te has arrepentido de elegir el periodismo como medio de vida?
BJ: El periodismo es mi vida en todas sus versiones, y cada día más. Me gusta escribir, la fotografía, Instagram… Me gusta comentar todo, vivirlo y analizarlo. El periodismo te da la posibilidad de vivir de cerca situaciones y momentos de otras personas. Te pones en su lugar, meditas sobre lo que les ha sucedido y sacas conclusiones, muchas veces poniéndote en su lugar. Me gusta tanto que a casi todo lo que vivo le pongo un titular, ¡jajaja!

“Me habría encantado ser piloto por mi obsesión con viajar”

TL: ¿Ha habido un punto de inflexión en tu vida profesional que haya marcado tu destino?
BJ: Precisamente el que estoy viviendo. Cuando decidí una madrugada sentarme ante el ordenador para intentar escribir una novela de ficción…. Lo que es la vida, ahora ya está editada y la estoy presentado.

TL: Estar en un puesto destacado en la revista Hola!, espejo para mucha gente de la profesión, ¿te hace ver la vida de los que intentamos vivir de este trabajo de otra manera?
BJ: Estar trabajando en Hola! toda mi vida ha sido, sin duda, un premio desde el principio. En la revista he aprendido muchas cosas, me he divertido y disfrutado con nuestro intensísimo trabajo. Pero sobre todas las cosas me he dado cuenta del respeto y el agradecimiento que hay que tener hacia las personas famosas o que simplemente, en algún momento de su vida, han tenido que ser noticia. Es un periodismo precioso, glamuroso, sofisticado, que hace soñar, también muy humano y muy delicado. La verdad de la noticia la tiene el protagonista. Nuestro periodismo no es de opinión, aunque trasladamos siempre con rigor la noticia tras la consecuente confirmación de los hechos. Es un periodismo para informar, entretener y hacer soñar.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
BJ: Trabajar.

“Escribir me abre la mente y el corazón”

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
BJ: La vida misma.

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
BJ: La música, bailar y los niños.

TL: Esa canción con la que, cuando la escuchas, se te mueven los pies sin remisión.
BJ: Todas.

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
BJ: Tuve siempre buenas notas, pero creo que era brillante en la amistad con mis compañeras. Disfruté mucho junto a ellas.

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa.
BJ: Picasso me fascina.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
BJ: Intentar ganar en el deporte, la competición… la verdad es que no me gusta perder, pero tampoco me importa demasiado.

“Me gusta tanto el periodismo que a casi todo lo que vivo le pongo un titular”

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
BJ: Pues sí. La mentira piadosa la encuentro muy humana y necesaria

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
BJ: Con mis hermanos, somos once, lo paso siempre genial. Y mis amigas, ¡claro!

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
BJ: ¡Quizás! ¡Me encanta! Soy muy expresiva con lo que disfruto y me gusta mucho disfrutar de las cosas.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
BJ: Pues veo a una mujer más o menos contenta y feliz con su vida, cada vez más mayor y más sabia y, sobre todo, veo una persona deseando seguir viviendo intensamente, además, claro, de arrugas y flacideces.

TL: ¿Ese bien que más valoras?
BJ: La salud.

«No me gusta perder pero tampoco de importa demasiado»

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
BJ: Generosidad.

TL: ¿Tu mayor decepción?
BJ: Las personas que provocan las guerras… ¡perdón por llamarles personas!

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
BJ: A muchas mujeres interesantes. A mi fabulosa hija Belén Martí Junco, a Cristina Morató, que cada día nos habla de alguna mujer increíble. A Cristina Oria, empresaria y chef de quitarse el sombrero; a Eugenia Garavanni, que nos habla de todo lo que ocurre en la casas reales del mundo; a Laura Marcos, fundadora de El sueño de Vicky, fundación que ayuda a la investigación del cáncer infantil. Y, por supuesto, todo lo que hable del mundo de la moda, la decoración, la cosmética y a muchas otras mujeres inteligentes y desconocidas que me aportan mucho cada día.

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesada?
BJ: Soy bastante transigente, pero como crea en algo de verdad, voy derecha.

«Hay que homenajear al entretenimiento bello, cómodo y ligero»

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
BJ: Serían dos: precisamente Memorias de Africa y Cuando menos te lo esperas… Esa casa en los Hamptons de la escritora que interpreta Diane Keaton siempre me seguirá fascinando. Además de lo divertida y creíble que puede ser la historia.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable.
BJ: Un menú maravilloso de Ferran Adrià en Cataluña. Inolvidable.

TL: Han sido muchas pero ¿hay una pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder?
BJ: Quizás lo que espero de las lectoras al leer mi libro y te la contesto. Primero, que sean benévolas con esta novelista primeriza y, sobre todo, que logre entretenerlas. Considero que hay que hacer un enorme homenaje al entretenimiento bello, cómodo, ligero y habitual, como puede ser la lectura. ¡Ojalá lo consiga! 

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil