Cristina Soria: “Consolamos con la comida el no saber gestionar las emociones”

La popular coach acaba de lanzar su nuevo libro en el que nos aconseja sobre la importancia de los hábitos para hacer frente a cualquier dieta.

Daniel de la Peña. 19/04/2018

¿Cómo vive el éxito un profesional que se dedica a que los demás lleguen a la cima? ¿Tienen alguna clave especial para alcanzar sus sueños? Claro que sí, y es más simple o fácil de lo que piensas, tal y como nos cuenta Cristina Soria en esta entrevista. La popular coach acaba de lanzar su nuevo libro ‘No son las dietas, son los hábitos’ donde muestra cómo conseguir hábitos de vida saludables. Precedida del éxito de sus anteriores libros y con su ternura y simpatía características, hablamos con ella sobre su libro, su éxito y sus errores.

The Luxonomist: En tu nuevo libro dices que una clave fundamental para conseguir el éxito no son las dietas, sino los hábitos.
Cristina Soria: Sí, porque habitualmente cuando alguien quiere cuidar su físico lo que hace es ponerse a dieta y automáticamente pensa: “¿Cuándo me pongo a dieta y cuál elijo?” (risas) Pensamos que estar a dieta es muy malo, porque se pasa hambre, no vamos a poder salir, no vamos a tener vida social, nos vamos a restringir en algunas cosas…

TL: Pero son falsas creencias…
CS: ¡Claro! Al final se trata de, en vez de ponerse a dieta y pasar hambre -supuestamente-, de mantener hábitos saludables en el tiempo. Esa es un poco la clave de este libro, trabajar esos aspectos del interior que hace que no mantengamos esos cuidados en el tiempo. Fallamos por impulsos y por el momento.

TL: Es un libro muy práctico… ¿ha sido complicado reflejarlo en la obra?
CS: No, estoy acostumbrada a mandar tareas porque es mi forma de trabajar. Este libro ha resultado bastante fácil porque parte de una experiencia mía personal, con clientes y con conversaciones que tengo con amigas y amigos…

Cristina Soria nos habla de los hábitos en las dietas en su nuevo libro

TL: Yo tengo que cambiar esos hábitos, ¿cuál es el primero que me recomiendas?
CS: ¿Cuál es tu principal problema o tu peor hábito?

TL: Comer entre horas…
CS: Entonces, primero tienes que organizarte para planificar tus comidas, para saber qué es lo que tienes que comer y cuándo, eso es fundamental. Te pones esas horas para saber qué es lo que te corresponde comer y no tener ese hambre. Eso evitará que piques entre horas. Si además picas entre horas porque estás nervioso, tienes que gestionar esas emociones pero no a través de la comida sino escuchando esas emociones y aprendiendo a gestionarlas desde otro nivel. Lo que pasa es que no estamos acostumbrados y nos consolamos con la comida.

TL: Tu éxito a nivel literario se ha mantenido en el tiempo. Tu primer libro fue un éxito y los demás también han tenido muchas ediciones, ¿cuál es la clave de ello?
CS: No soy muy consciente de cuál es la clave. Y no me puedo quejar porque todos los libros se venden. Creo que al final la clave ha sido reflejar de forma fácil y práctica lo que le ocurre a mucha gente que a lo mejor no tiene la posibilidad o no confía en un coach. Los testimonios que siempre plasmo y los ejercicios que propongo a los lectores, les hacen ver que los problemas que ellos tienen, también los tenían personas que ya los han solucionado y que, por tanto, ellos también pueden solucionar. Esa es la clave. Y utilizar un lenguaje muy fácil y muy coloquial para que la gente entienda cosas complicadas de forma sencilla.

TL: ¿Y cómo vives ese éxito?
CS: No veo tal éxito (risas). Creo que los libros que he publicado han funcionado, que la gente que viene a sesión se marcha contenta y que al final si ellos están contentos y yo estoy a sus servicios, estamos felices. De eso trata el coaching, no de mirar mi éxito. Yo siempre les digo “el éxito va a ser tuyo”. Cuando el cliente termina un proceso de coaching y me dice “Gracias, porque me has ayudado”, yo siempre le digo “No, te has ayudado tú”. No soy muy consciente de si esto es éxito o no, al final lo que hago es disfrutar de mi trabajo. No me obsesionan ni el éxito ni el fracaso.

Cristina Soria junto a Daniel de la Peña en un momento de la entrevista

TL: Un error que recuerdes que después haya sido un acierto…
CS: ¡Uffff! Más que errores recuerdo “noes” o situaciones en las que me han dicho que no a circunstancias… Por ejemplo, cuando me eligieron para ser coach y tener que dejar mi trabajo. Creo que al final todo lo que voy a prendiendo con los años, dentro de mi perfeccionismo, es a aprender del error. En casa se ríen porque me dicen “es que tú no reconoces nunca un error” y yo digo “sí que reconozco un error, lo que no hago es regodearme en ello”. No pasa nada, eso es lo que he aprendido. Soy de la cultura del pensamiento de que si no sale un programa de televisión, un proyecto… es que no era para mí.

TL: Un momento en tu carrera que recuerdes con especial cariño…
CS: Cada vez que se va un cliente en proceso de coaching con las tareas hechas, con los objetivos superados… para mí eso es un premio, es maravilloso. Y también con colaboraciones que hago con ONG, colaboro con “Reiki para todos” y voy a la cárcel de Zuera. Aprendo tanto a no juzgar y a ponerme en el lado del otro…

TL: ¿Cuál es la parte que más disfrutas de tu trabajo?
CS: Es que yo disfruto con todo (risas). Alguna vez he oído la frase de “Si me toca la lotería dejaría de trabajar” y yo le digo a mi marido “Pues yo no” (risas) Soy muy afortunada porque disfruto mucho, me lo paso muy bien con todo lo que hago en televisión, con los años no vas tan rígida y aprendes a divertirte más. También me lo paso pipa dando charlas e información a futuros coach. He aprendido a vivir el momento y a pensar en positivo que algún día acabarán ciertas cosas, y no pasará nada.

TL: ¿Algo que te apetezca hacer mucho y que vayas a hacer dentro de poco es…?
CS: Pues mira, en el mes de junio, si sale adelante el proyecto, voy hacer un Camino de Santiago como coach, ¿qué te parece?

TL: ¡Qué chulo!, ¡Qué novedoso!
CS: Pues lo haré a través de Pangea, que es una agencia de viajes muy especial porque realiza muchos viajes de autor. Vamos a crear un grupo pequeño para hacer el Camino de forma diferente, que permita conectar con tu yo y algo de crecimiento personal. Lo voy hacer como coach y acompañando a mujeres y hombres ¡Estoy muy ilusionada! Se va hacer en junio, si hay alguien que se anima, que entre en la web de Pangea y verá la publicidad de nuestro viaje. Es la oportunidad de hacer algo diferente. Tengo que hacer cosas diferentes porque si no, me aburro.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio