Baselworld: Fabricado en Suiza e inteligente

Hay romances que se consolidan, el de la industria de la relojería de lujo y la tecnología, es uno de ellos.

Yolanda Regodón. 23/03/2015
TagHeuer smartwatch
BaselWorld 2015
BaselWorld 2015

La tecnología wearable ha venido para quedarse. Hay romances que se consolidan, el de la industria de la relojería de lujo y la tecnología, es uno de ellos. Desde que hace unas semanas Apple desembarcara en el mundo del lujo con su reloj inteligente, todo se ha revolucionado en la industria relojera, o al menos debería de haberlo hecho.

Durante estos días asistimos a conocer las novedades de las firmas relojeras y de joyería en BasselWorld, un salón mundial donde observar entre otras joyas, los nuevos relojes inteligentes y fabricados en Suiza. Es difícil imaginar un enclave más propicio para el lujo. Basilea, esa ciudad estratégica, convertida en la capital de la joyería y relojería mundial durante los días 19 al 26 de marzo, dará fe de ello. Con una población de alrededor de 200.000 habitantes, más de 1.500 marcas procedentes de 40 países seducirán a sus clientes en sus 141.000 m2 de superficie. Como dato, el salón reunió el año pasado a 150.000 participantes.

TagHeuer smartwatch
TagHeuer smartwatch

Suiza es sinónimo de industria química y farmacéutica y también de ese meeting point anual de la joyería y la relojería mundial. Suiza es una de las mayores productoras de relojes del mundo, provee al 50% de la población mundial. Los relojes de lujo van a vivir una bonita historia con la tecnología y la conexión inteligente. Un sector que se enfrenta a nuevos competidores. De hecho, HP ya presentó el pasado otoño su MB Chronowing y la surcoreana LG lanzó el Urbane LTE, su primer reloj de lujo conectado. Ha terminado por suceder. La tecnología tiene que convivir perfectamente con la relojería tradicional. Vivimos permanentemente conectados y Basselworld no podía ser una excepción.

La novedad este año en la feria será presentar esa combinación de los conocimientos suizos en materia de relojería con la alta tecnología. Las grandes firmas relojeras ya lo han hecho. Un ejemplo de ello es la suiza Tag Heuer, la marca del grupo de lujo francés LVMH, que presentó su alianza con Intel y con Google para desarrollar su smartwatch. Como anécdota curiosa, decirles que Apple fichó el pasado julio para el lanzamiento de su iwatch, al director de ventas de Tag Heuer.

Tag Heuer SmartWatch
Tag Heuer. Haz clic para comprar

Son muchas las firmas suizas de relojería que no van a dejar escapar su cuota de mercado, ya que según la directora de Basselworld, Sylvie Ritter, más de diez relojeros suizos han anunciado que iban a presentar sus relojes conectados. Seguro que habrá más firmas pensando en diversificar con ese producto inteligente, pero me cuesta ver a Rolex , Cartier o Hermés dando ese paso, cuando su apuesta es la artesanía y la exclusividad, porque cada joya relojera, como quien la lleva, es única.

Esta estrategia de transformación digital de la industria relojera acelerará la integración que las tradicionales firmas de relojería deben acometer. Un ejemplo de ello es el de las firmas como Breitling, que ha presentado su cronógrafo para los pilotos de avión o de Frédérique Constant, que presentará un reloj que permitirá seguir los ciclos del sueño. Unas propuestas que abren muchas oportunidades al diseño y a la creatividad para hacer de esos relojes inteligentes también algo bello. Porque a la historia de los relojes de lujo y la tecnología se tiene que sumar el diseño. Una alianza que para muchos puede ser arriesgada y que acaba de empezar pero que está llamada a ser una historia de éxito.

breitling
Breitling Navitimer 01 Chronograph. Haz clic para comprarlo

Todas estas firmas deberían pensar cómo con la tecnología pueden transformar la propuesta de valor para su cliente. Porque la relojería, al igual que la joyería, se ha ido transformando a lo largo del tiempo, acompañando a los procesos históricos, sociales y ahora tecnológicos para atender a la demanda de ese cliente, cada día más conectado.

Weekly Tip. Fundación Beyeler, a las afueras de Basilea este museo realizado por Renzo Piano, recoge la colección de uno de los grandes coleccionistas de Arte de Suiza, Ernst Beyeler. Otro lujo donde encontrar, rodeados de naturaleza, obras de Monet, Gauguin, Calder, o Giacometti.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio