¿Letizia ha vuelto a pasar por el quirófano?

El doctor en Medicina Estética, Iván Mañero, observa un suave perfilado de labios y un ligero arqueamiento externo de la ceja.

12 Ene 2018 Doctor Iván Mañero

La reina Doña Letizia ha demostrado siempre que, aun ostentando el título que tiene, es una mujer de su tiempo. Como tal, además de sus inquietudes actuales, su implicación tanto en sus responsabilidades como moncarca como en su vida personal y familiar, se preocupa y ocupa de su aspecto físico que irradia salud, frescura y vitalidad.

Es observada con lupa en cada acto, en cada aparición. Y no solo se analizan su estilismo y su apariencia constantemente, sino que además, acostumbra a ser comparada con otras dirigentes internacionales y damas consortes. No haré ningún comentario de porqué se las observa tanto a ellas y no así a sus respectivas parejas masculinas.

No creo que el nuevo aspecto se deba a una cirugía estética

A algunos de sus más fieles seguidores y detractores les ha llamado la atención el aspecto de sus últimas apariciones en este nuevo año que acaba de empezar. ¿Ha vuelto a hacerse algún tratamiento estético? ¿Ha pasado por quirófano?”, me preguntan.

Es cierto que hace unos años acertó al corregir de manera armoniosa su nariz y mentón. Unos rasgos que, aun dejando ver ya su belleza natural, endurecían sus facciones. Con estos retoques, suavizó su imagen y dulcificó su semblante.

Ninguno de estos tratamientos de medicina estética son permanentes

No creo que me equivoque si digo que recurre habitualmente a ciertos tratamientos médico-estéticos como el bótox o infiltraciones de ácido hiaulurónico y vitaminas para mantener un aspecto cuidado, atenuar los signos de la edad y tener un rostro más fresco y luminoso. Cabe explicar que ninguno de estos tratamientos de medicina estética son permanentes, sino que sus efectos desaparecen con el paso de los meses y es necesario repetirlos de manera periódica para mantener el resultado deseado.

Por ejemplo, el efecto del tratamiento con bótox, que atenua las arrugas de la frente y el entrecejo, dura entre seis meses y un año. El ácido hialurónico, que otorga a la piel un aspecto más turgente, firme e hidratado y que está presente de manera natural en nuestro organismo, se acaba por reabsorber. Un tratamiento de vitaminas que nutre el cutis dándole una apariencia más fresca y luminosa, también requiere nuevas sesiones a medida que la piel las reclama. Es decir, son tratamientos de medicina estética que requieren periódicamente de nuevas sesiones para conservar sus resultados.

Las fotografías creo que lo que delatan es cansancio

En estas últimas apariciones, desde mi punto de vista, parece que Doña Letizia haya renovado sus tratamientos habituales. También se observa un suave perfilado de labios para devolverle la definición y la turgencia que se pierde con los años y un ligero arqueamiento externo de la ceja, probablemente como resultado de un tratamiento de bótox. Quiero aclarar que estos tratamientos no se hacen porque llegue un nuevo año, sino porque muchos de los pacientes que se someten a distintos tratamientos de medicina estética prefieren llevarlos a cabo en periodos vacacionales, especialmente en épocas donde hay menos horas de sol, pues ciertos procedimientos lo requieren.

Sin embargo, no creo que el nuevo aspecto se deba a una cirugía estética. Más bien, y  atendiendo a las fotos que puedo ver y que son las que han dado motivo a algunas duras críticas y a rumores, creo que lo que delatan es cansancio, en unas, y una mala iluminación o la captura de un gesto poco favorecedor, en otras.

¿Te gustan las transparencias? Acierta con ellas como Jessica Biel
¿Un nuevo baby Romero-Luengo en camino?