Fashion

La fina línea entre vestir informal y vestir mal

La elegancia no está reñida con la ropa casual o sport pero siempre debemos cumplir unas reglas básicas.

Paco Cecilio. 28/02/2018

Vestir informal no quiere decir vestir mal. Podemos vestir sport o casual e ir tremendamente elegantes. Son dos términos que pueden ir siempre ligados si conocemos unas reglas básicas que queremos compartir con vosotros. A veces de lunes a viernes nos esmeramos mucho en nuestros outfits, pero relajamos en exceso nuestra imagen los fines de semana.

Un hombre elegante es el que se comporta con nobleza y generosidad. Cada cultura posee sus propias reglas de etiqueta, pero la elegancia bien entendida no está reñida con la posición social, demográfica o cultural. Cada vez que acudimos a un lugar  público debemos tener en cuenta nuestro aspecto. La famosa diseñadora de moda francesa Coco Chanel decía que “no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión”.

vestir informal b
Se puede mantener la elegancia aunque vistas casual

Muchas veces, en las tiendas, vemos cómo los clientes ponen mucho empeño en vestir bien cuando están en la sección de vestir, clásica, pero no sucede lo mismo cuando pasan a la sección  sportwear. El hombre elegante debe serlo siempre, da igual la circunstancia o el momento.

  • Si usas traje y te quitas la corbata, no estás vistiendo de forma informal, estás vistiendo muy mal porque el traje siempre debe usarse con corbata. Si quieres prescindir de ella, no uses traje.
  • En el caso de las chaquetas, si llevas una con coderas, no deberás usar corbata, pero si por ejemplo te pones una blazer y no rompes con la dinámica del color, sí puedes llevarla.
  • En cuanto a los zapatos, si vistes de forma informal o casual, debes usar monkstrap o derbys. Y si por el contrario usas trajes, debes elegir un modelo de cordones.
vestir informal c
Con estos consejos es muy sencillo combinar un traje ligero o una americana

Te dejamos unas normas para que aciertes según el momento en que te encuentres:

En la oficina:

  • Traje: Busca un traje ligero y con aire casual. Materiales como lana o poliéster/viscosa consiguiendo el efecto buscado: elegante e informal.
  • Camisa: Elige una camisa de algodón con cuello italiano y corbata estrecha. Un consejo: camisa slim fit.
  • Zapato: Hazte con unos de piel. También puede ser de serraje, y serás la envidia de la oficina.

Fuera de la oficina:

  • Americana: Hazte con una americana desestructurada, de algodón y combínala con unos vaqueros o chinos.
  • Camisa: Elige una camisa moderna semientallada con botones en el cuello. Favorecerá mucho tu estilismo.
  • Zapato: Busca un botín de cordones de serraje.

Para ambos casos, hay un complemento del que no debes prescindir. No es otro que el pañuelo de bolsillo que debes portar en la parte exterior izquierdo de la chaqueta. Es un elemento versátil en ambas maneras de vestir que harán aún más elegante tu outfit.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies