Belleza

Tratamientos exprés para estar perfecta este verano

El final de la primavera es una época excelente para realizar aquellos retoques estéticos que deseas.

Julio Puig. 08/06/2018

El verano es la época del año ideal para relajarse, viajar y disfrutar de la compañía de las personas que más queremos. A la hora de clasificar los procedimientos estéticos más adecuados para la época estival conviene diferenciar entre la época previa al verano, es decir, el final de la primavera, y el verano propiamente dicho.

La primavera es muy buena época para realizarse todo tipo de intervenciones estéticas, debido a que la exposición solar es mucho menor a la que estamos sometidos en pleno verano, algo fundamental para una correcta recuperación y cicatrización de las heridas; además, contamos con el tiempo suficiente como para realizar un perfecto posoperatorio y lucir un aspecto inmejorable en verano. Hay que tener en cuenta que el sol y las altas temperaturas agravan la inflamación llegando a provocar sangrado, además de pigmentar las cicatrices.

Hay que preparar la piel para los meses más calurosos del año

Medicina estética facial
La cara es el espejo del alma, refleja la esencia de la persona. A medida que envejecemos nuestra fisonomía va cambiando, aparecen arrugas, manchas… Muchas personas optan por someterse a tratamientos de medicina estética facial antes de la época estival para devolver a su rostro el brillo y el aspecto de antaño.

Hidratación facial con y sin vitaminas: Estos tratamientos permiten revitalizar, tonificar y recuperar la luminosidad de la piel, además de atenuar las arrugas. La mejora es natural y acumulativa a lo largo de las sesiones de hidratación y los resultados son perceptibles desde el principio.

  • Uno de los tratamientos más demandados es la mesoterapia facial con vitaminas, que consiste en la inyección de un complejo nutritivo y revitalizante en plano dérmico que trata las arrugas y los problemas de firmeza y luminosidad.
  • La mesoterapia facial con ácido hialurónico también es un tratamiento estrella con el que, a través de micro inyecciones de este tipo de ácido, se consigue crear una reserva de agua suficiente para garantizar la hidratación óptima de la dermis y la epidermis. El ácido hialurónico rejuvenece la piel y reduce los signos de fatiga y cansancio, recuperando el tono y la elasticidad de la piel.
El Botox es ideal para tratar las arrugas y las líneas de expresión, pero sin abusar

Rejuvenecimiento facial con luz pulsada intensa (IPL): La luz pulsada intensa (IPL) estimula la producción de colágeno aportando una mejora significativa en nuestra piel. La energía de la luz actúa en las capas más profundas mejorando gradualmente la tonalidad, la calidad y la textura de la piel, además de ser muy útil a la hora de eliminar manchas, rojeces, arrugas finas y mejorar la luminosidad facial. En función del tamaño del área a tratar el procedimiento puede durar desde 30 minutos hasta una hora.

Después del tratamiento el paciente puede incorporarse a su vida normal. Los resultados son perceptibles desde la primera sesión; se recomiendan entre 3 y 5 sesiones con un intervalo de tres semanas. Las mejoras son progresivas: primero desaparecen las manchas y las rojeces permitiendo que la piel recupere un tono más uniforme. A medida que avanza el tratamiento se mejora la calidad de la piel.

Botox: Es un tratamiento indicado para tratar las arrugas y las líneas de expresión, pero también para prevenir la aparición de las mismas a cualquier edad. Se aplica mediante microinyecciones que no producen dolor ni inflamación; la toxina relaja de forma temporal el músculo, tensando de manera natural las arrugas. El tratamiento tiene una duración de entre 15 y 20 minutos; los resultados perduran unos 6 meses.

Hay excelentes y muy avanzados tratamientos de adelgazamiento

Tratamientos de adelgazamiento
La grasa acumulada en el abdomen, las caderas… es una de las mayores pesadillas de los pacientes, y más cuando estamos acercándonos al verano. Estos acúmulos de grasa no responden ni a la dieta ni al ejercicio. Dentro del campo de la medicina estética existen técnicas poco invasivas que nos ayudan a decir adiós a estos acúmulos de grasa:

Intralipoterapia con Acualyx: La intralipoterapia es una técnica no quirúrgica basada en la infiltración mediante la que se consigue eliminar la adiposidad localizada. Aqualyx -que es solución microgelatinosa, reabsorbible y completamente biocompatible- se infiltra directamente en los depósitos de grasa localizada. Los resultados se empiezan a notar desde la primera sesión. Se deben realizar de 2 a 5 sesiones espaciadas en 3 o 4 semanas.

Al no ser un procedimiento quirúrgico, el tratamiento de intralipoterapia es ambulatorio. Una vez terminadas las sesiones se recomienda utilizar prendas de presoterapia o medias de compresión durante los primeros días. La reincorporación a la vida normal es inmediata, ya que las molestias son mínimas y no se requiere de reposo.

Esta es una buena época para plantearse un aumento de pecho

Tratamiento anticelulítico Alidya: Se trata de un producto inyectable formado por aminoácidos, alcalinizantes y Vitamina C entre otros, que ayuda a tratar y prevenir de forma efectiva la aparición de la celulitis o “piel de naranja”. Para conseguir resultados visibles se recomienda inyectarse el producto en la zona a tratar una o dos veces por semana durante el periodo que determine el experto (de 7 a 12 semanas en función del tipo de celulitis). Los beneficios de Alidya son prácticamente inmediatos ya que después de la tercera sesión se empieza a notar la mejora del aspecto de la piel.

Carboxiterapia: Es una de las técnicas más efectivas para combatir la celulitis, la flacidez y la grasa localizada. Se trata de un proceso mínimamente invasivo que consiste en la aplicación de dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea a través de pequeñas infiltraciones en los tejidos afectados. Provoca un efecto vasodilatador que incrementa la oxigenación del tejido, lo que se traduce en una mejora de la firmeza y el tono de la piel.

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que cada vez son más las personas que utilizan las vacaciones de verano para recuperarse de una intervención quirúrgica más agresiva, como puede ser el aumento de pecho o la liposucción. Apostar por este tipo de intervenciones es una opción más que razonable para aquellas personas que prefieren aprovechar sus días libres para quedarse en casa y recuperarse perfectamente.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies