COP25

La moda sostenible que le gusta a Greta Thunberg

La joven activista sueca defiende el uso de la moda sostenible, una filosofía que cuenta cada vez con más adeptos.

Eugenia Marcos. 05/12/2019

Es muy difícil darnos de pronto a la moda sostenible teniendo que desterrar las prendas vaqueras de nuestro armario, ya que de media cada habitante tenemos entre seis y siete pantalones. Son versátiles y todo terreno, pero también muy contaminantes en su proceso de fabricación. Esto es debido a la gran cantidad de agua que se necesita para fabricarlos -cada jean alrededor de 9.000 litros- y al tinte sintético que se fija al tejido con un potente blanqueador. Para obtener el efecto desgastado que tanto gusta se emplea medio kilo de sustancias químicas, entre ellas, el cloro.

Edición limitada de la firma Ecoalf

Ropa de residuos de nylon y neumáticos

Pero si queremos tener un armario eco sostenible cada vez hay más marcas que facilitan la tarea. La más conocida y activa en España es Ecoalf, con ropa casual aunque poco a poco va ampliando la oferta de prendas. Su fundador, Javier Goyeneche, apuesta por la investigación más puntera y hace años puso en marcha la fabricación de tejidos provenientes del reciclaje de los residuos de nylon rescatados de los fondos marinos así como de neumáticos.

También de las redes de pesca de los hombres de la mar a través de acuerdos con varias cofradías de pescadores. Y es que según explica: «Donde otros ven basura nosotros vemos materia prima de alta calidad». Su firma ya triunfa en más de 15 países.

Patagonia comenzó haciendo forros polares y ahora también vende abrigos

Forros polares a partir de botellas de plástico

Décadas antes, otra enseña creada para disfrutar del aire libre de origen estadounidense, Patagonia, se adelantó a la sensibilidad actual de cuidar el medio ambiente y en 1993 lanzó una línea de forros polares fabricados con el reciclaje de botellas de plástico. En la actualidad cuenta con tejidos procedentes de la corteza de los árboles que crecen en plantaciones certificadas.

En 2005 lanzó una línea de trajes de neopreno sin químicos ni derivados del petróleo sino fabricados con lana y revestidos de goma natural procedente de la hevea, más resistente que la sintética. Además, esta marca fomenta el consumo responsable y se compromete a reparar cualquiera de sus prendas de por vida. Hoy lleva a cabo varias campañas de conservación de los ríos de los Balcanes en Europa.

Sandqvist ofrece accesorios llamativos y de líneas limpias

Accesorios funcionales

Al igual que Greta, Sandqvist, una firma de accesorios también es sueca. Creada en 2004 por tres amigos de la infancia con una filosofía muy asentada en los consumidores suecos: los productos han de ser sostenibles, con un diseño de alta calidad y muy funcionales. El resultado, mochilas, bolsos y carteras de líneas limpias, colores llamativos y por supuesto, ecológicos.

Las zapatillas Doly se crean a partir de plástico reciclado

22 botellas de plástico= unas zapatillas

Son muchas las firmas que diseñan zapatillas gracias a la reutilización de materiales, sobre todo el plástico. Ya existen varias en España. Una de ellas, Doly, necesita 22 botellas de 33 cl de PET para fabricar un par de sneakers.

Wolford confecciona pantys con fibra a partir de redes de pesca

Ropa interior también con certificado sostenible 

La firma de lujo austriaca Wolford es la primera del sector de la calcetería en obtener dos de los certificados sostenibles más prestigiosos del mundo. En 2018 lanzó al mercado unas mallas y un jersey con componentes biodegradables una vez que el ciclo de vida de sus prendas llega a su fin. Para ello utilizan un hilo especial procedente de asahi kasei. El resultado es unos pantys de rejilla confeccionados de Econyl, una fibra creada a base de redes de pesca recicladas, así como otros desechos de nailon.

Collartz realiza piezas únicas con caucho

Joyería de autor con caucho reciclado

Lidia Pitzalis, una joven emprendedora italiana afincada en Barcelona, dejó su trabajo en una gran empresa tecnológica para crear la tienda de joyas de diseño online, Collartz. Obsesionada por la sostenibilidad y viajera incansable, ofrece una línea de accesorios realizados con caucho reciclado procedente de Brasil. En su apuesta por la sostenibilidad, sus etiquetas son de papel de semilla, es decir, se planta y crecen plantas de camomila, en vez de convertirse en basura. También está desarrollando una línea de joyas con plástico reciclado del mar.

Está claro que lo que se etiqueta ya como moda sostenible y greenable ha llegado para quedarse.  No se trata de una tendencia pasajera. El 73% de los españoles ya ha realizado compras éticas.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies