Economía

Jean-Paul Agon: «L’Oréal está volviendo progresivamente al crecimiento»

La firma cosmética sufre un acusado descenso de sus ventas en la primera mitad del año, pero mantiene el tipo gracias al negocio online, sus marcas dermoestéticas y la recuperación del comercio en China.

Juan Cabal. 31/07/2020
(Foto: L'Oréal)

El comercio electrónico (crecimiento del  64,6 % en el semestre) y la solidez del negocio han permitido a L’Oréal capear los efectos de la pandemia de COVID-19. Sus ingresos, como era de esperar, se desplomaron en el segundo trimestre del año. El cierre de miles de puntos de venta en todo el mundo ha tenido su reflejo en las ventas de la empresa francesa. Entre abril y junio, el descenso de la facturación fue del 19,4 % hasta los 5.851 millones de euros. Pero el grupo ha conseguido que la caída en la primera mitad del año haya sido sólo del 11,7 %, hasta los 13.076 millones de euros.

Por regiones, el descenso de las ventas ha sido generalizado. La región asiática, la primera en sufrir el golpe de la pandemia, registró sin embargo una bajada de ingresos sensiblemente menor que el resto. La facturación baja allí en el en torno del 4 %. Tanto en el segundo trimestre como en la primera mitad del año.

L'Oréal
El mercado asiático se ha comportado mejor de lo esperado para L’Oréal en el segundo trimestre del año (Foto: L’Oréal)

L’Oréal compensa en China los descensos de medio planeta

El confinamiento selectivo y severo de algunas regiones chinas ha permitido sin embargo que el impacto económico en las cuentas de las grandes empresas en la región haya sido sensiblemente menor. Le sucedió a LVMH o a Kering. Y también a L’Oréal, que ha visto cómo la recuperación del comercio allí ha sido más rápida y alienta las esperanzas de cara al futuro. Europa, Estados Unidos y América Latina sin embargo, donde han sufrido confinamientos más largos y menos efectivos, a la vista de la evolución actual de la pandemia, han tenido un mayor impacto en las cuentas del grupo. La bajada de las ventas en dichas regiones, incluida África y Oriente Medio, se sitúa entre el 24 y el 30 %.

Por divisiones, la bajada más acusada ha sido en productos profesionales. El cierre de los salones de belleza de medio mundo deja a L’Oréal sin el 21 % de los ingresos respecto a lo obtenido un año antes. En productos de consumo la bajada es menor, cerca del 10 % en el semestre. La compañía francesa estima que el mercado de belleza de lujo que se contrajo en un 23 %. De este modo la división L’Oréal Luxe terminó el primer semestre con un 14,9 % menos de ventas.

L'Oréal
La casa francesa prepara nuevos lanzamientos de productos para la segunda mitad del año (Foto: L’Oréal)

Optimismo moderado si la pandemia se controla

La nota alegre del semestre para L’Oréal ha llegado de la división más ligada a la rama sanitaria. De los productos relacionados con la dermoestética, de marcas prestigiosas como CeraVeSkinCeuticalsLa Roche-Posay que registraron subidas de las ventas de dos dígitos en el periodo. Hicieron que la división de cosméticos activos registrara un crecimiento sostenido del 4 % a finales de junio.

Jean-Paul Agon matiza que el cierre drástico de tiendas ha causado «una crisis real de oferta, en lugar de demanda, con los consumidores temporalmente incapaces de comprar productos y servicios». El Presidente Ejecutivo de L’Oréal se muestra optimista de cara al futuro, porque el grupo «ha visto su actividad acelerarse mes tras mes desde abril y está volviendo progresivamente al crecimiento». Aunque considera vital que las condiciones sanitarias lo permitan porque «la crisis de salud mundial, lamentablemente no ha terminado». 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies