Gastro

El maridaje perfecto para el chocolate

A pesar de ser uno de los alimentos más complejos de maridar, el chocolate siempre está presente en casa y en la mesa del restaurante. Conozcamos algunas posibilidades de armonía entre el chocolate, otras comidas y varias bebidas.

Foto Unsplash @byadoniaa

Qué tendrá el chocolate que nos vuelve locos y locas. El fruto del cacaotero ha sido y es objeto de culto desde su “descubrimiento”. Según cuentan, el dios Quetzalcoatl lo entregó a los aztecas en México, porque las propiedades de este fruto conferían valor y fuerza antes de entrar en contienda.

Siglos después, los españoles lo trajimos a Europa. Si damos un salto en la historia y obviamos el azúcar, la vainilla y la leche, el chocolate se convierte en uno de los alimentos más consumidos por millones de personas de diferentes procedencias y culturas de todo el planeta.

Forastero, criollo, trinitario… son variedades de chocolate que nos suenan muchísimo. Madagascar, Ocumare, Guanajá… son procedencias que crean diferencias entre los cacaos y entre los chocolates que se elaboran con todas ellas. Amén, por supuesto, del porcentaje de su adición de azúcar o leche, o de la vainilla, que también suele estar presente aunque no siempre se diga.

El cacao procede de América y los españoles lo trajimos a Europa. Foto: Unsplash @pablomerchanm

Un maridaje sin límites

Pero entremos en materia. Maridar el chocolate con otros alimentos o bebidas ha sido siempre un reto. Desde los bizcochos al pan con aceite y sal, acompañarlo con otras comidas o bebidas es siempre muy interesante y casi carente de límites.

Utilizarlo para una salsa o un guiso de carne nos hubiese parecido impensable hasta no hace demasiado tiempo, pero lo cierto es que está deliciosa esta combinación. Por cierto, lo podemos acompañar con una buena garnacha tinta del Pirineo.

Con helado o café, el chocolate marida bien con casi cualquier sabor. Fotos Unsplash @foodess y @nordwood 

Mezclas sabrosas y sorprendentes

Por afinidad, el chocolate y el café tienen mucho en común tanto en aromas como en proceso. Por ello, acompañar el chocolate con un café expreso encaja tan bien. Si cogemos un helado de chocolate y lo maridamos con un buen licor de café, el resultado es óptimo. Y siguiendo con las infusiones, algunas variedades de té como un matcha japonés, por ejemplo, van a encajar super bien por sus matices, sobre todo con los chocolates menos dulces y con más porcentaje de cacao.

El queso azul y el chocolate (sí, sí…) también son muy buenos amigos y funcionan muy bien juntos. Los contrastes de dulce y salado potencian y magnifican los sabores y si a ello le sumamos una copa de Pedro Ximenez muy viejo, el resultado ya es de diez.

Y a ti… ¿con qué te gusta el chocolate?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies