Motor

Passat GTE, la berlina electrizante de Volkswagen

Volkswagen apuesta por esta renovada versión del Passat para disfrutar cada kilómetro con esencia híbrida y etiqueta cero emisiones.

Luxury News Motor. 08/01/2021
(Foto: Cristóbal Arjona)

El Volkswagen Passat se ha consolidado como el buque insignia dentro de la marca tras ocho generaciones, demostrando que es un claro referente dentro del segmento de las berlinas premium al que pertenece. Si a esto le sumamos que una variante híbrida enchufable la opción ya se vuelve más atractiva, y si encima os decimos que su comportamiento es similar o igual que una versión GTI.

Este coche, es una clara alternativa para aquellas personas que buscan las ventajas de la Etiqueta 0 (cero emisiones). Como poder circular libremente por el centro de la ciudad o estacionar en zona azul de forma gratuita. A la par que para ahorrar en combustible en sus trayectos diarios, ya que con este Passat es posible hacer en modo totalmente eléctrico hasta 57 kilómetros según el ciclo de homologación WLTP.

Passat
Las versiones GTE se reconocen por el paragolpes delantero, que es exclusivo (Foto: Cristóbal Arjona)

Volkswagen apuesta por la electrificación del Passat

Volkswagen sigue sus planes de futuro en lo que tiene muy presente su meta de ir electrificando a toda su gama. Y el Passat GTE es una de las primeras que la marca recibió como versión híbrida enchufable en 2015 junto a su hermano pequeño el Golf y que hoy en día se ha ampliado al Touareg. En lo que a diseño se refiere el Passat GTE es básicamente idéntico al resto de versiones, cuyo face lifting en 2019 llevó a la marca a retocar ligeramente a este sedán. Las versiones GTE se reconocen por el paragolpes delantero que es exclusivo y que integra la iluminación diurna LED, así como por diversos elementos que están pintados en color azul, como el logotipo GTE.

Este híbrido enchufable está disponible en dos variantes de carrocería. La que hoy ocupa nuestra prueba con un precio de salida de 50.420€. La carrocería Variant tiene un precio de salida de 51.665€. Se convierte esta última en una opción muy interesante para aquellos clientes que quieran disfrutar de este coche en familia. En cuanto al equipamiento, el Passat GTE está ya equipado con todo lo imaginable, como las llantas de 18”, lunas traseras oscurecidas, faros LED, múltiples airbags, control de velocidad adaptativo, Front Assist, detector de fatiga y peatones, aviso pre-colisión, detector de fatiga, sistema de cierre y arranque sin llave Keyless Access o el sistema Start-Stop con recuperación de energía, entre muchos otros.

Passat
La ergonomía es muy propia de todo el grupo y ofrece al conductor toda la información de un vistazo (Foto: Cristóbal Arjona)

Nuevo diseño y más equipamiento

Como ya viene siendo muy habitual en Volkswagen, el habitáculo desprende una sensación premium por todos los costados. A la vez que una ergonomía muy propia de todo el grupo VAG ofreciendo al conductor toda la información de un vistazo, orientando todos los mandos hacia su posición. El cuadro de mandos está representado en el nuevo interface Digital Cockpit que ofrece una información clara y sencilla además de que es totalmente personalizable por el conductor. En la consola central, encontramos la pantalla multimedia de 9,2” que forma parte del Sistema de Navegación Discover Pro con Streaming & Internet, y que además es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

Los asientos de esta unidad de pruebas ofrecen un alto grado de confort a la vez que sujetan el cuerpo a la perfección, y desde ellos, es fácil encontrar una buena posición de conducción gracias a sus reglajes que en este caso son eléctricos, pudiendo tener en opción unos asientos con función de masaje. Las plazas traseras están pensadas para tres ocupantes, aunque la central es algo más incómoda que las otras dos. En esta zona del coche, se dispone de un climatizador propio, que forma parte del climatizador trizona que es opcional. El maletero tiene una capacidad de 402 litros.

Passat
Los asientos de esta unidad de pruebas ofrecen un alto grado de confort (Foto: Cristóbal Arjona)

Un Passat con mecánica híbrida e infalible

En la parte mecánica encontramos un motor de combustión de 4 cilindros 1.4 TSI de gasolina que desarrolla 156CV y 250 Nm de par, así como un motor eléctrico con una potencia de 116CV y 330 Nm de par, lo que en conjunto se traduce en una potencia de 218CV o 160 kW y un par motor de 400 Nm. Ambos motores se encuentran uno al lado del otro, mientras que las baterías de ion-litio, formadas por 96 celdas en 8 módulos y de 9,9 KW. Se encuentran bajo el piso del maletero y disponen de un sistema propio de refrigeración que las mantiene siempre a una temperatura óptima para su utilización y cuyo tiempo de carga oscila entre las 4 horas y 15 minutos en un enchufe convencional.

O 2,30 minutos en un puesto de carga rápida. Para enchufar al coche a la red, Volkswagen ha disimulado muy bien dónde colocar la toma, y lo han hecho tras el escudo de la marca situado en el frontal del coche. La perfecta asociación con una caja de caja de cambios DSG de 6 velocidades adaptada especialmente para su uso con motores híbridos, que dispone de tres embragues y puede ser controlada también en modo secuencial, permite además modificar el grado de retención del motor eléctrico cuando soltamos el acelerador y en función de por dónde estemos circulando, con tan solo retrasar su posición hasta la posición B de la palanca de cambios.

Passat
Este Passat es muy silencioso, tanto que a veces te olvidas de qué motor es el que está trabajando (Foto: Cristóbal Arjona)

Varios modos de conducción para una óptima marcha en cualquier entorno

Para arrancar el coche, basta con presionar el botón Start que encontramos junto al selector del cambio. Una vez accionado, es el motor eléctrico el que prevalece para poner en marcha al Golf siempre y cuando haya carga en la batería. El GTE dispone de 5 modos de conducción, seleccionables, desde dos botones que se encuentran junto al selector del cambio y la pantalla del centro de la consola. Cabe destacar que, con el motor de combustión en marcha, este Passat es muy silencioso, tanto que a veces te olvidas de qué motor es el que está trabajando. El modo E-Mode, se corresponde con la conducción eléctrica únicamente, lo que nos limita la velocidad hasta los 130 km/h.

El modo GTE, convierte a este coche en un GTI, ya que ofrece el 100 % de la potencia de ambos motores, a la vez que modifica la dureza de la dirección, el ajuste deportivo de la suspensión, la sensibilidad del acelerador y el funcionamiento de la caja de cambios es el ideal para realizar adelantamientos, o salir de parado, como si de un sistema Launch Control se tratara. Con el modo Battery Hold activado mantenemos la carga de la batería, es decir, el coche funciona solo con el motor de combustión. Y con el Battery Charge, el motor eléctrico funciona como un generador que recarga la batería, lo que te lleva a consumir más combustible.

Passat
Las plazas traseras están pensadas para tres ocupantes, aunque la central es algo más incómoda que las otras dos (Foto: Cristóbal Arjona)

Prestaciones muy buenas para disfrutar cada kilómetro

Es por esta razón por la que conducir este coche de la manera más eficiente, requiere de un pequeño periodo de adaptación para poder sacar mayor rendimiento en beneficio de 0 emisiones y un menor consumo de combustible. Vamos, la razón por la que te comprarías básicamente este coche. El último de los modos, el Hybrid Auto, gestiona automáticamente el funcionamiento de ambos motores, siendo, según Volkswagen, el más equilibrado y eficiente de todos. Sus prestaciones son discretas, pero para un coche de esta talla y volumen, realmente son muy buenas. Consigue alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 7,4 segundos y es capaz de lanzarse hasta los 222 km/h.

En cifras de consumo, Volkswagen ha conseguido homologar un consumo medio de 1,1 litros a los 100 km (WLTP). Cifra a la que evidentemente ni nos asomamos. Nosotros durante nuestra prueba, usando todos los modos de conducción, conseguimos registrar tras 365 kilómetros un consumo medio de 4,2 litros. Cifra que no está nada mal, teniendo en cuenta que condujimos por ciudad, autopista y carretera de montaña. Y en modo totalmente eléctrico frente a los hasta 50 km que marca Volkswagen como autonomía, conseguimos hacer 39,5 kilómetros dejándolo completamente descargado.

Passat
El Passat GTE es básicamente idéntico al resto de versiones (Foto: Cristóbal Arjona)

Una opción híbrida enchufable a la altura de Volkswagen

Dinámicamente os podemos asegurar que este coche, ofrece un conjunto muy capaz de afrontar cualquier tipo de carretera y que hará las delicias de quien lo conduzca a la hora de pedirle un poco más en carreteras exigentes. Aunque esos 300 kg extras del motor eléctrico y las baterías a veces pasen factura. En autopista o autovía hace gala de ser un gran viajero, con el que disfrutar de cada kilómetro gracias al alto novel de confort que ofrece es cuestión de tan solo decidir un destino. Los híbridos enchufables son una clara alternativa para aquellas personas que en su día a día no hagan trayectos largos, con el fin de aprovechar todas y cada una de las ventajas que ofrecen.

En este caso, no solo hablamos de la Etiqueta 0, sino del hecho de poder hacer hasta 50 kilómetros diarios sin tener que recurrir al motor de combustión. Personalmente creo que esta autonomía es justa. Pero al final, la compra de un coche de este tipo o de uno eléctrico para por pensar muy bien su uso a diario, algo que tendrás muy en cuenta a la hora de desembolsar casi 50.000€.

Escrito por, Miguel Ángel Solá

Agradecimientos:

  • Volkswagen España
  • Fotografías: Cristóbal Arjona
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies