Gastronomía y alta costura, así es el nuevo turismo de lujo del País Vasco

Pieza de Lisi Fracchia

Este pasado fin de semana, el ‘lifestyle’ del País Vasco aunó fuerzas. Fue para presentar a diversos influencers, periodistas y profesionales del sector turístico sus mejores vinos, platos creados por chefs con estrellas Michelin y las mejores propuestas de moda. La agencia Bidibi Badibi Bú Group organizó un evento de lujo en Hondarrabia y celebró las I Jornadas Turísticas de Gastronomía, Moda y Lujo en el País Vasco.

La finalidad era conectar a nuevos talentos digitales con empresas de hostelería, restauración, diseño, moda o estilo de vida. Para ello, la agencia reunió a diversos diseñadores de moda del País Vasco y España; que junto a los mejores chefs estrellas Michelin de la localidad, aunaron su creatividad para fusionar diferentes platos inspirados en piezas únicas de moda y complementos como alta joyería. Una apuesta por el turismo de lujo y la alta artesanía que dejó a todos los invitados sorprendidos.

Nazario Cano

El firmamento culinario del País Vasco

Entre las diferentes actividades programadas destacaron las degustaciones de los mejores restaurantes Michelin del País Vasco como el Alameda, de los hermanos Txapartegi. Fieles defensores de la vieja cocina, del producto local, del sabor de la tierra, han conseguido colocar el restaurante en el firmamento culinario. En él brilla con luz propia gracias a una estrella Michelin y dos Soles Repsol.

También participó Nazario Cano, quien ya suma cuatro estrellas Michelin en la región de Murcia junto al Grupo Eneres. Él se inspiró en uno de los deslumbrantes vestidos de noche de Eduardo Andés, que recrea la industria y minería del País Vasco con tonalidades grises y pedrería en plata.

Tampoco faltaron las recetas vascas de los vanguardistas Aitor Amutxastegi de su restaurante Arraunlari Berri; y otros cocineros de vanguardia como Andoni Chinchilla y Gorka Aguinaga. Este último chef se inspiró en una de las creaciones de la diseñadora de joyas Lisi Fracchia (en portada). Lo hizo con un plato lleno de color que activaba los cinco sentidos, como las piedras preciosas que la gemóloga utiliza en sus piezas, llevadas incluso por la Reina doña Letizia. 

Txpartegi, del restaurante Alameda, exponiendo su plato degustación ante los invitados.

Artesanía por los cuatro costados

En esta unión poco común en los parajes de Hondarribia estuvieron también presentes diseñadores como Sara Navarro quien contó cómo su “yo rebelde” quiso desde joven hacer que «la mujer se sintiese más femenina y empoderada al caminar bajo sus diseños de zapatos de más de 15 cm con olor a cereza»

.

Además de Aitziber Etxebarrieta y la querida hondarribitarra Maialen Campaña, quién enfundó a diversas influencers con sus vestidos en un entorno único y fusionado con la decoración artesanal de la empresa vasca Endanea Garden.

Jesús Reyes, CEO de Coolhunting; Raquel Benavente, CEO de Bidibi Badibi Bú Group; Claudia Bouza, actriz y modelo; y Sarah Loinaz, aspirante a Miss Universo.

El txakolí, emblema del lujo gastronómico del País Vasco

Por las venas de la localidad no solo corre el agua salada sino también el txakolí. Por eso, los invitados vivieron la exclusiva experiencia de celebrar una cata de los mejores Reservas de las famosas Bodegas Añada Real y los más selectos txakolis de las Bodegas Hiruzta.

La familia de estas bodegas persiguió el sueño de “recuperar la producción de este vino en el territorio en el que nació, Hondarribia, y del que había desaparecido a causa de los asedios que sufrió esta zona fronteriza”.

La actriz Estefani Escobar; la creadora de contenidos Nagore Fernández; la influencer Estíbaliz Prieto; y la relaciones públicas, Eva Revuelta. 

Un evento lleno de nombres propios

Influencers como Estíbaliz Prieto, Nagore Fernández, Érika Bermejor, Estefany Escobar o Sandra Martín Haro disfrutaron de todo ello junto a especiales invitados entre los que destacan la chef y empresaria Elena Arzak o el periodista experto en moda Jesús Reyes, entre otros profesionales del sector.

Una oportunidad de difundir sus tradiciones dentro de un marco cultural que aunó turismo, gastronomía, estilo de vida, marketing de influencia y moda del País Vasco y que tuvo como uno de sus escenarios principales el emblemático restaurante Sugarri del Hotel Río Bidasoa, en Hondarribia.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad