El árbol del Rockefeller Center inaugura la Navidad en Nueva York

Foto: Gtres

Ya ha llegado la Navidad a Nueva York. Esta madrugada se celebraba el tradicional encendido del árbol del Rockefeller Center, una ceremonia con más de 90 años de historia que supone el inicio de las fiestas en la Gran Manzana. Este año el encendido de luces ha recuperado su pompa y derroche, pues tras unas Navidades marcadas por la pandemia, el público y la música volvían a llenar el lugar.

Se encienden las luces del árbol del Rockefeller Centre

La ceremonia de encendido contó con actuaciones musicales y presencia de público (Foto: Gtres)

Aunque nunca lo hayamos podido visitar en persona, todos tenemos en nuestra mente el icónico árbol de Navidad del Rockefeller Center. Es uno de los abetos más famosos del mundo,

pues su encendido es seguido por millones de personas a través de la televisión. Así sucedió ayer, 1 de diciembre, dando lugar a la esperada cuenta atrás para la Navidad.

Después de unas fiestas marcadas por la pandemia, el Rockefeller Center volvió a convertirse ayer en el centro neurálgico de la Navidad. Este año el árbol es una abeto noruego que proviene de Elkton, Maryland,

desde donde fue trasladado el pasado 13 de noviembre hasta Nueva York. Desde entonces, el abeto ha presidido el Rockefeller Center a la espera de ser decorado y preparado para el encendido.

La estrella del abeto es de Swarovski

El árbol de Navidad del Rockefeller Centre tiene más de 50.000 luces de colores (Foto: Gtres)

Según ha publicado The Associated Press, el abeto tiene unos 85 años, mide más de 24 metros de alto y pesa unas 12 toneladas.

Un increíble árbol que se ha decorado con más de 50.000 luces de colores y que cuenta con un detalle muy especial en lo alto de su copa. Se trata de una exclusiva estrella formada por tres millones de cristales de Swarovski diseñada por el arquitecto Daniel Libeskind. Una lujosa pieza que pesa más de 400 kilos y es, desde 2018, la gran protagonista del encendido de las luces.

Miles de personas se acercaron para poder ser testigos de esta tradicional ceremonia que lleva 90 años celebrándose. Y es que el primer árbol de Navidad del Rockefeller Center lo colocaron en 1931 un grupo de obreros que trabajaban en la construcción del centro. Tan buena idea les pareció, que al año siguiente decidieron repetir, hasta que en 1933 el abeto del Rockefeller Center se convirtió en un atractivo para neoyorquinos y turistas, hasta alcanzar la fama mundial que tiene hoy.

Noticia relacionada
X

Este sitio usa Cookies

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

Más información aquí
Opciones privacidad