Tiffany: ¿Llueve o graniza?

Los resultados anuales de la firma de joyería han sido buenos pero hay dudas sobre la capacidad de la compañía para mantener estos resultados.

Miguel Ángel Abad. 22/03/2018

Nunca llueve a gusto de todos. Hemos pasado de las peticiones a la preciosa talla de la Virgen de las Cruces de Don Benito, de la lluvia preciada, a buscar en Amazon barcas hinchables para cruzar la calle a por el pan. Algo similar le ha sucedido a Tiffany durante todo este ejercicio fiscal. Rogativas para incrementar sus ventas que empezaron a ver sus frutos en los últimos trimestres de 2018 y una cuenta de resultados con crecimientos negativos por culpa de la promulgación de la nueva ley tributaria de Trump.

Y a colación con este tema, creo que estamos cayendo en un grave error en el tratamiento a Trump. Nos estamos quedando en la crítica a sus dudosas formas y excentricidades y no nos están dejando ver el bosque. Es más importante que Stephanie Clifford, actriz porno, Pet of the Month de Penthouse del año 2007, nos descubriera cierto escarceo sexual (revolcón en mi pueblo) con el actual presidente, que dicha reforma fiscal que no es otra cosa que un “misil de largo alcance” no apuntando sino disparado contra las economías occidentales y orientales.

Ya sea por los encantos de Stephanie o no (para gusto los colores), lo que sí puedo anticipar es que los resultados anuales de Tiffany, aun sin ser “para tirar cohetes”, me han sorprendido gratamente. Así las ventas netas, gracias a un magnífico cuarto trimestre (+8,51 %) ascendieron a $ 4.169.800 miles, lo que supone un incremento del 4,20%, respecto al año anterior. Pero esto no es lo importante. Como podemos ver en el siguiente gráfico, la tasa de crecimiento de las ventas ha confirmado el cambio de tendencia negativa y peligrosas, que había durado desde 2010 a 2015.

Como podemos observar, gracias a la evolución de las ventas en Asia Pacífico (+9,60%) y en menor medida de Europa (+5,53%), han compensado el estancamiento de ingresos de América (+1.57%), su mayor comprador, con una cuota del 44,87%, y con las caídas en Japón (-1,34%).

En cuanto a la cuenta de pérdidas y ganancias, como ya indiqué en anteriores artículos, la compañía ha mantenido una política de contención de gastos variables (+3,55 %, respecto al mismo periodo del año anterior), situándose en el 37,53 % de las ventas, apoyada por una mayor contención en los gastos fijos que han disminuido en el año sustancialmente, como podemos ver en el siguiente gráfico, en relación con las ventas, situándose en el 43,41 %. Niveles aún lejanos a los sufridos en el año 2014.

Esto ha supuesto que el beneficio bruto, en el año, se situé en $ 1.565.100 miles, lo que representa un incremento del 4,59 %, respecto al año anterior. El margen bruto se ha situado en el 62,47 %, lo que representa una mejora de 23 p.b., respecto al año anterior. Como ya he mencionado, la contención en los costes fijos ha provocado que el beneficio operativo haya crecido un 10,16 %, para situarse en $ 794.500 miles. El margen operativo aumenta hasta el 19,05 %, lo que supone un incremento de 103 p.b.

El beneficio neto, debido a la reforma fiscal antes citada, ha sido de $ 370.100 miles, lo que supone una disminución respecto al año anterior del -17,04%. El margen neto se sitúa en el 8,88 %, -127 p.b. peor que el del año anterior. Sin este exceso de carga fiscal (146 millones menos), el beneficio neto hubiera crecido un 15,59 % y su margen se situaría en el 12,38 %, el mayor de los últimos 8 años.

En cuanto al análisis patrimonial que se desprende de estos datos conocidos, la evolución del endeudamiento de la compañía, la ratio de endeudamiento nos da, sin ser importante, una cierta descapitalización con los niveles más bajos de los últimos 6 años, si bien la ratio de calidad de la deuda se mantiene en niveles similares:

Los ratios de solvencia a corto plazo han mejorado ligeramente, pero continúan dando muestras de infrautilización de los activos corrientes, realizable y disponible.

En cuanto a los ratios de gestión de activos, como podemos ver en el siguiente gráfico, nos dan muestras de una mejora en la utilización de los activos no corrientes, pero como anticipaban las anteriores ratios, un empeoramiento en la utilización de los activos corrientes de existencia, así como un fuerte incremento en el plazo de existencias.

En cuanto al fondo de maniobra, el crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior y, en menor medida, el crecimiento de las necesidades, hace que la cobertura haya mejorado ligeramente.

Si analizamos la capacidad de la compañía para generar beneficios, valor y crecimiento, como podemos ver en el siguiente gráfico, mientras que el punto de equilibrio tiene un ligero repunte, suficiente para que la cobertura de este punto de equilibrio rompa senda bajista desde el año 2014:

Lo que implica la política de contención de gastos empieza a dar frutos. Por último, en cuanto a la creación de valor, ligera reducción de la rentabilidad de los fondos propios debido a las caídas tanto en la rotación y apalancamiento y el mantenimiento de los márgenes.

Una mejor y realista visión de la realidad, nos da el crecimiento en el rendimiento del activo, no afectado por las cargas impositivas. Motivo por el que asistimos a un empeoramiento de la capacidad de crecimiento auto sostenido a niveles del 12,86 %, los más bajos de los últimos cuatro años:

En resumen, con independencia del mal dato, provocado por las cargas fiscales extraordinarias, los resultados anuales han sido buenos. Lo que dudo es que la capacidad de la compañía para mantener estos resultados, no se vea perjudicada por el anuncio, por parte de la compañía, del incremento de los gastos en inversión tecnológica, el comunicaciones y marketing.

Análisis Técnico del Valor

Como podemos ver en el gráfico diario, tras la ruptura del canal alcista, con la caída, se ha cubierto el precio objetivo. Aunque nada apunta a un cambio a la tendencia alcista, a muy corto plazo no descartaría ligeros repuntes encaminados a cubrir el gap, a niveles de 100 $/acción.

“Un tulipán no trata de impresionar a nadie. No se esfuerza en ser diferente de una rosa. No tiene que hacerlo. Es diferente. Y hay sitio en el jardín para cada una de las flores”. Marianne Williamson.

Disclosure: El medio no se responsabiliza sobre las opiniones expuestas en el artículo. El texto ha sido escrito de manera libre expresando ideas propias, sin recibir ninguna compensación por ello. El autor no tiene ninguna relación de negocios con cualquiera de las empresas cuyas acciones se mencionan en este artículo.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil