Harry y Meghan fortifican su refugio en Los Ángeles

Los duques de Sussex y el dueño de la casa en la que viven en Los Ángeles deciden blindar el perímetro para proteger la intimidad de la familia.

Iván Perlado. 12/05/2020
(Foto: Gtres)

Harry y Meghan Markle viven un poco menos tranquilos desde el pasado viernes. Que la prensa británica (en concreto el Daily Mail) hiciera público el privilegiado refugio de Los Ángeles en el que llevan confinados desde mediados de marzo les ha llenado de desasosiego. En gran medida porque los exteriores de la vivienda están expuestos a los teleobjetivos de los paparazzi a los que tanto odia Harry.

El jardín y la zona de la piscina son perfectamente visibles desde algunos de los senderos que parten de una de las zonas de recreo más populares de Los Ángeles. La casa se encuentra a menos de una milla de Franklin Canyon, un espacio natural muy concurrido por runners, ciclistas y senderistas.

Harry y Meghan
El acceso principal de la vivienda cuenta con personal de seguridad las 24 horas (Foto: Gtres)

Harry y Meghan protegen el perímetro de su residencia en Los Ángeles

El acceso principal de la vivienda garantiza al máximo la privacidad de la pareja y su séquito. Nadie sin permiso puede flanquear la barrera de seguridad que da acceso a la casa medio kilómetro antes. Pero el punto débil de la propiedad a nivel de privacidad ha llegado desde uno de los principales atractivos de la misma: la zona ajardinada desde la que se disfruta de unas vistas espectaculares de la ciudad y el entorno natural. Un atractivo que Harry y Meghan ya no van a poder disfrutar.

Sin tiempo que perder, Tyler Perry, propietario de la mansión de 18 millones de dólares en la que viven, ha ordenado a su equipo de seguridad que se ponga manos a la obra para convertir la casa en un fortín a prueba de miradas curiosas. Así, durante el fin de semana se ha desplegado una malla de ocultación de color negro por todo el perímetro exterior del jardín. Un trabajo que parece más bien provisional a la espera de decisiones futuras. No se descarta que la pareja acabe en otra residencia tras ser descubierta o que se realice una reforma en profundidad del perímetro si al final deciden quedarse.

*Foto: Gtres

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio