Un testigo detalla el accidente de coche del duque de Edimburgo

El marido de la reina Isabel II de Inglaterra sufrió ayer un accidente de coche que él mismo provocó.

Josep Sandoval. 18/01/2019

Un testigo ocasional ha facilitado a The Sun detalles del accidente de coche que sufrió ayer el duque Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II. Roy Warner, un abogado británico, de 75 años, circulaba con su esposa por la carretera A 149 cerca de Sandringham cuando vio un Range Rover que se precipitaba contra otro automóvil.

Rápidamente se acercó a socorrerles y su sorpresa fue mayúscula cuando descubrió quién era el inductor del suceso, nada más y nada menos que el marido de la soberana que, con las manos ensangrentadas, se quejaba de sus piernas. Warner le sacó primero del automóvil y luego fue a socorrer a los ocupantes del otro vehículo del que salía mucho humo y en cuya parte posterior viajaba un bebé. 

El accidente tuvo lugar cerca de Sandringham. Foto: Gtres

Todo el mundo salió ileso

Ante el temor de una probable explosión, y viendo que ninguno de los ocupantes presentaba heridas, Warner los apartó del coche y regresó junto al duque, que estaba nervioso y estuvo tranquilizándolo mientras llegaban la policía y los primeros auxilios.

Examinados los dos conductores de los vehículos afectados, se comprobó que ambos dieron cero en el control de alcoholemia y que, con toda probabilidad, el accidente se produjo cuando el consorte real fue deslumbrado por el sol. Una vez realizadas in situ estas primeras observaciones, Felipe de Edimburgo fue trasladado al palacio de Sandringham donde los médicos no apreciaron heridas de gravedad en el accidentado que, a sus 97 años, aún sigue teniendo agenda propia en los actos protocolarios de palacio.

*Imagen destacada: The Royal Family 

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio