Cine

Que Dios nos perdone, la peli de la semana

Brillante, cruel, descarnada, oscura. “Que Dios nos perdone” taladra la sensibilidad y te hace reaccionar ante la miserias de esta sociedad ¿Se necesitan más razones para acercarse a la taquilla?

Amalia Enríquez. 27/10/2016

Visita del Papa Benedicto XVI a Madrid. Uno de los veranos más calurosos que se recuerdan en la ciudad desde hace muchos años. Dos policías, completamente opuestos en carácter y proceder, tienen que olvidar sus divergencias para unirse en la búsqueda de un asesino en serie. “Que Dios nos perdone” se postula como una de las películas del año, con posibilidades de grandes premios y el reconocimiento a su director, Rodrigo Sorogoyen, y sus protagonistas Antonio de la Torre y Roberto Álamo. Con el premio al “mejor guion” en el último festival de San Sebastián, la película llega este viernes a nuestras pantallas.

Luis Velarde (Antonio de la Torre) es un inspector de homicidios dedicado 100% a su trabajo, hasta el punto de resultar obsesivo. Es inteligente y metódico, no actúa sin antes pensarlo todo con calma. Sus compañeros le consideran un bicho raro porque es solitario, extremadamente introvertido, y además, tartamudo. Es un tipo más de pensar que de actuar.

Javier Alfaro (Roberto Álamo) es el compañero de Luis Velarde asignado al caso. Al contrario que Luis, Javier está felizmente casado y con hijos, es hablador, carismático, atractivo e ingenioso. El trabajo de despacho le aburre, y actúa impulsivamente metiéndose en problemas. Es violento, duro y reacciona sin pensar, por instinto.

Rodrigo Sorogoyen, su director, asegura que Que Dios nos perdone es un thriller policíaco. “Dos inspectores de policías deben detener a un implacable asesino en serie en una búsqueda contrarreloj”, comenta convencido. “Pero creo sinceramente que no se trata de una película “tradicional” sobre policías y asesinos. La trama policíaca te va atrapando poco a poco hasta que el espectador siente la misma obsesión que sienten los protagonistas por ponerle cara y encontrar a ese psicópata.

que-dios-nos-perdone
La trama policíaca te va atrapando poco a poco hasta que el espectador siente la misma obsesión que sienten los protagonistas

Es una película de personajes en la que el espectador convive con ellos en sus casas, en su oficina, con sus miedos y sus esperanzas. Con sus seres queridos y sus dificultades para amar y relacionarse con los demás y con el entorno que les rodea. Indaga tanto en la psicología de los personajes, que es tan importante la caza del antagonista como el viaje interior que ellos mismos sufren.

Brillante, cruel, descarnada, oscura. “Que Dios nos perdone” taladra la sensibilidad y te hace reaccionar ante la miserias de esta sociedad ¿Se necesitan más razones para acercarse a la taquilla?


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies