Cine

El subconsciente de Amy Adams

Amy Adams nos presenta su última película, Arrival, una mezcla de cine de acción, ciencia ficción aliens y matemáticas.

Amalia Enríquez. 17/11/2016

Si te gusta la ciencia ficción, el futuro que vendrá, los aliens, las matemáticas, los secretos de la comunicación y eres fan incondicional de Dennis Villeneuve, al que le perdonas todos los defectos y alabas sus virtudes, “Arrival” (La llegada) es tu película de esta semana.

Sinopsis: Cuando unas misteriosas naves espaciales aterrizan por todo el planeta, se crea un equipo de élite, encabezado por la experta lingüista Louise Banks (Amy Adams), para investigar. Mientras la humanidad se precipita hacia una guerra mundial, Banks y su equipo se esfuerzan contrarreloj por conseguir respuestas y, para obtenerlas, correrá un riesgo que podría poner en peligro su vida y, posiblemente, a toda la humanidad.

Entrevista a Amy Adams.
Nos encontramos en el festival de Venecia. Acaba de terminar la proyección de “Arrival” y llega pletórica a la suite del hotel Excelsior. Le acaban de decir que la prensa ha ovacionado la película y eso le proporciona una inyección de energía y buen ánimo. Me saluda con una enorme sonrisa y comenzamos la aventura de una entrevista más. “Disculpa el retraso”, comienza diciendo. “Estaba hablando con mi casa porque, desde que he sido madre, me cuesta separarme de mi hijo”.

Amy Adams es Louise Banks en Arrival
Amy Adams es Louise Banks en Arrival

The Luxonomist: ¿La maternidad influyó en tu manera de enfrentarte al personaje de Louise, madre de un niño especial?
Amy Adams: Absolutamente, pero también te digo que no quisiera confundir mi experiencia como actriz con  la de alguien que ha pasado por eso. Lucho por separar ambas facetas, la real y la ficticia.

TL: A lo largo de tu trayectoria, no has participado en películas con efectos V y “Arrival” se acerca un poco, aunque es muy diferente a una de “Los Vengadores”, por ejemplo ¿Cómo fue el proceso?
AA: Afortunadamente, estoy familiarizada con lo que es el subconsciente. A veces me vuelvo un poco loca, le pierdo el miedo a todo y hablo sola. Es como estar en otro mundo. Crear una realidad es nuestro trabajo como actores y así lo veo, como una extensión de crear algo que no existe.

Amy Adams y Jeremy Renner protagonizan Arrival
Amy Adams y Jeremy Renner protagonizan Arrival

TL: Tu compañero de reparto, Jeremy Renner, consultó a un matemático para crear su personaje ¿Consultaste tú a un profesor de lingüística?
AA: Sí, me reuní con una lingüista. Me ayudó mucho. Yo pensaba que la lingüística era algo como ser traductor o interprete. Le pregunté sobre muchas cuestiones relacionadas con el lenguaje. Me puso un ejemplo, me dijo que ella habla 3 lenguas, pero puede entender 7. Comprender una lengua y poder comunicarte en ella con fluidez son cosas totalmente diferentes. Se puede comprender una lengua por el contexto. Cuando examinas una lengua ves su estructura, gramática, pero también tienes que plantearte cuestiones antropológicas y sociológicas. Lo último es lo que te ayuda a entender lo primero. Pero mi cerebro no trabaja así, por esa razón no soy lingüista.

Amy Adams con el director, Denis Villeneuve
Amy Adams con el director, Denis Villeneuve

TL: ¿Hay algo que te acerca a Louise?
AA: Sin duda alguna, definitivamente. A veces creo que lucho en exceso, porque tengo la sensación de que no me escuchan y que tengo problemas al comunicarme con la gente. Estoy acostumbrada a hacer las cosas a mi manera y, a veces, verlas con otra perspectiva no es mi fuerte. También me identifico con ella en que me tomo las cosas muy a pecho.

TL: “Arrival” formula preguntas muy importantes ¿Te las planteaste previamente, llegado el momento, trabajar en ella?
AA: Si te digo la verdad, no quise plantearme nada porque estaba demasiado enfrascada en interpretar mi personaje e intentar pasar el mensaje, que el director y la película quieren transmitir al espectador. Con Louise me preocupé mucho con el tema de la comunicación y con intentar reaccionar antes de poder comprender lo que la otra persona quiere decir. Es importante aprender a comprender a una persona antes de juzgar sus palabras o sus actos. Creo que lo más importante es emplear tiempo y mostrar amor por los demás. Esto es lo que me unió totalmente a la película.

Adams junto al director de Arrival
Adams junto al director de Arrival

TL: Paz y unidad son dos de los temas prioritarios…
AA: Sí, creo que este es un mensaje importante para este periodo en el que vivimos. Todos tenemos la fantasía de un mundo utópico pero es muy difícil que algo así ocurra.

TL: Otro planteamiento en “Arrival” es el futuro ¿Te gustaría conocer lo que te depara la vida?
AA: No, creo que yo no sería tan fuerte como Louise y, tal vez, me confundiría en mis decisiones. Prefiero vivir el momento.

TL: ¿Has cambiado tu percepción, respecto a los aliens, después de esta película?
AA: La cambié después de ver E.T. Creo que los aliens están aquí para ayudarnos. Estaba enamorada de Starman y de Superman…  ¡Adoro a los aliens!

Jeremy Renner es Ian Donnelly y Amy Adams es Louise Banks en Arrival
Jeremy Renner es Ian Donnelly y Amy Adams es Louise Banks en Arrival

TL: ¿Estarías preparada a convivir con ellos?
AA: ¿Aquí en la tierra o írme con ellos? ¡No lo sé! Creo que depende de sus intenciones. Es algo muy abstracto” (risas)

TL: ¿Te sorprendió este tipo de especie tan peculiar?
AA: Síiiiii… y los sonidos que emiten. Hablando de comunicación, yo muchas veces me voy por las ramas y tiendo a divagar. Si estoy atascada en algo, me pongo a hablar sola. El director me decía que, llegado un momento, ya no me quería escuchar porque no me entendía (risas). Teníamos nuestros lapsus de comunicación, pero él es muy especial.

Amy Adams en un momento de la película.
Amy Adams en un momento de la película.

TL: Tecnología, futuro, aliens ¿Piensas que, el modo en el que nos comunicamos hoy en día con las nuevas tecnologías, nos hace parecidos a los extraterrestres?
AA: Estamos empezando a ver los efectos de las redes sociales y en cómo nos enviamos mensajes de texto. Casi es ya una comunicación no verbal. Sería interesante para mí estudiar a mi hijo y ver cómo se va a comunicar a medida que vaya creciendo. Espero que, en un futuro, no desarrollemos una comunicación que carezca de humanidad.

Adams protagoniza esta película donde se mezclan futuro, aliens y matemáticas
Adams protagoniza esta película donde se mezclan futuro, aliens y matemáticas

TL: Ya que hablamos de Internet y redes sociales, una curiosidad ¿te buscas en Google?
AA: ¡Confieso que he cometido ese error! Es la naturaleza humana, tener la curiosidad de saber lo que dice la gente. Y, a veces, no dicen nada bueno. Si te digo la verdad, es algo que no necesito. No me debería interesar lo que alguien piense de mí, a no ser que sea mi marido. La naturaleza de Internet permite un grado de anonimato que lleva a la gente a decir que lo que quiera. A mí me interesa más lo que la gente me dice a la cara.

TL: ¿Te afectan las críticas?
AA: Sí, pero he decidido que hasta cierto punto. Cometí el error, hace tiempo, de decir que no hago películas para los críticos, pero no lo dije como un insulto. Cuando haces una película no inviertes tiempo en pensar si le va a gustar a los críticos o no. En cierto modo, les presto atención por la curiosidad de saber cómo interpretan la película, pero no quiero dejar que ésto me pueda y me supere. Cuando la película ya está hecha, la crítica ya no te ayuda. Le prestas atención a sus criticas, las oyes, las recibes y nada más. No las puedes tomar muy en serio.

Amy Adams con el director, Denis Villeneuve
Amy Adams con el director, Denis Villeneuve

TL: De un tiempo a esta parte, trabajas con muchos directores alternativos. ¿A qué se debe esa preferencia?
AA: Me gusta trabajar con todo tipo de directores, pero encuentro que los alternativos no temen contar historias difíciles, complicadas, que te hacen pensar y plantearte muchas cosas. Hoy en día, parte del público quiere todo hecho. A mí me gusta que un director desafíe al espectador y le dé qué pensar.

TL: ¿Qué ha sido lo más difícil de esta aventura?
AA: El tener que aprender chino mandarín para este rodaje. No era mucho, solamente 4 palabras, pero casi morí en el intento. Es una de las cosas más duras que he hecho como actriz. Intentar actuar mientras hablaba mandarín y memorizar mi guion ¡fue muy duro! Es un lenguaje muy bello y muy complejo. Tuve que comprender cómo funciona su entonación. Solamente eran 4 frases pero me estresé mucho. Lo tuve que aprender fonéticamente ¡Aún recuerdo algo!

Y comparte esas frases de chino mandarín ante mi mirada atónita. Un segundo después, no pudimos contener la risa.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies