Cine

¿Javier Bardem y Penélope Cruz harán lo mismo?

Actores y actrices de Hollywood comienzan a dar la espalda a Woody Allen y anuncian que destinarán a fines sociales el dinero que han ganado en sus películas.

The Luxonomist. 19/01/2018

Woody Allen se enfrenta a un juicio social y mediático muy difícil de gestionar. Las acusaciones sobre acoso sexual en su entorno familiar han regresado con fuerza después de que una de sus hijas adoptivas reiterara en una entrevista que el director abusó sexualmente de ella en 1992. Unos hechos denunciados por ella misma en 2004, pero que recibieron poco o escaso eco entre la industria el cine. Allen siguió trabajando como si nada porque los informes policiales no le encontraron culpable.

Ahora la cosa es bien distinta. Hollywood se muestra asqueado por unas prácticas comunes según han denunciado decenas de víctimas en personajes como Harvey WeinsteinKevin Spacey, James Toback, Brett Ratner, Roman Polanski o Bill Cosby

Selena Gomez y Timothée Chalamet no han tardado en dar la espalda a Allen

Las palabras de Dylan Farrow han generado por fin un reguero de solidaridad y Allen se está quedando muy solo. Los actores que recientemente han trabajado con él comienzan a arrepentirse… Griffin Newman, que lo ha hecho en la última película que aún no se ha estrenado, ha confirmado que va a donar su sueldo a una asociación de víctimas de violaciones.

Mismo gesto benéfico y solidario que ha compartido otro compañero de reparto, Timothée Chalamet, que se ha mostrado devastado por el escándalo. Selena Gómez, a la que su madre ha afeado públicamente que aceptara trabajar con Allen, ha salido al paso afirmando que ha donado un millón de dólares a causas contra el abuso sexual.

El elenco de Vicky Cristina Barcelona

Pero la cascada de renuncias y actos solidarios para alejarse de Allen no para de crecer y se remonta a años anteriores. Actrices como Mira Sorvino, Greta Gerwig Ellen Page que trabajaron en el pasado con el director neoyorkino y que se beneficiaron de su promoción, han confirmado la devolución de sus ganancias en los proyectos.

Y una de esas actrices, Rebecca Hall, que ha trabajado también en el último film, ha puesto en el disparadero con un gesto similar a Javier Bardem, Penélope Cruz y Scarlett Johansson. Los cuatro trabajaron con Woody Allen en Vicky Cristina Barcelona, de 2008, cuatro años después de que Dylan Farrow ya denunciara, sin que Hollywood escuchase, los abusos sexuales a los que fue sometida por su padre adoptivo. ¿Le darán la espalda también a Allen?


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies