Meghan Markle: «Los usuarios de redes son como adictos a las drogas»

La duquesa de Sussex cree que hay máquinas y algoritmos en las redes sociales que están provocando que los usuarios tengan comportamientos adictivos.

Iván Perlado. 14/10/2020

Meghan Markle cree que las redes sociales se enfrentan a un grave problema de adicción. Así lo ha declarado durante la cumbre virtual organizada por Fortune con un grupo de mujeres a las que la publicación cataloga como «la próxima generación de mujeres más poderosas». Un evento exclusivo de ponencias en el que cada participante habría abonado unos 1.750 dólares. No ha trascendido la cantidad que habría cobrado Markle por su ponencia. En la misma, tuvo tiempo de aclarar lo que piensa sobre las redes sociales y los usuarios que las inundan.

La actriz asegura que todos los usuarios de las redes sociales son como «personas adictas a las drogas» y su comportamiento no se aleja demasiado del que suelen tener una adicción compulsiva. La duquesa de Sussex afirma además que hay máquinas y algoritmos detrás que están favoreciendo una «obsesión que creo que es muy poco saludable para mucha gente». 

El príncipe Harry y Meghan Markle siguen jugando al gato y al ratón con las redes sociales (Foto: Gtres)

Meghan Markle se desmarca de las redes sociales

Comentarios que están en línea precisamente con el argumento de uno de los últimos documentales creados por Netflix, The Social Dilemma. El príncipe Harry y su esposa tienen firmado un acuerdo de promoción y contenidos con la productora, por lo que estas opiniones no parecen muy personales según algunos medios.

Ha llamado la atención también que Meghan Markle se haya desmarcado del uso compulsivo de las redes sociales. Llegó a afirmar que «no he estado en las redes sociales durante mucho tiempo», algo que no es del todo cierto. La cuenta oficial de la pareja en Instagram, Sussex Royal, dejó de funcionar el pasado marzo. Pero entre los planes de la pareja siempre ha estado ganar presencia en redes a través de otros proyectos personales, como su fundación Archiewell que no acaba de despegar. Además, Meghan Markle se vio obligada a cerrar sus cuentas en 2018, al poco de anunciar su compromiso con el príncipe Harry. Cuando esto sucedió, la actriz era muy activa en Instagram, donde acumulaba casi dos millones de seguidores.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio