El príncipe Harry, atacado por neonazis

Un grupo neonazi compuesto por estudiantes de la Universidad de Bath, al sudeste de Inglaterra, fustiga en las redes a Harry acusándole de traidor por haberse casado con una mestiza.

Josep Sandoval. 10/12/2018

Los problemas siguen en casa (palacio) de los duques de Sussex, aunque esta vez afectan al príncipe Harry. Vamos a hacer memoria. Hace años se publicaron unas fotografía suyas vistiendo un uniforme de las SS y luciendo una visible cruz gamada en el brazo. Las imágenes se tomaron durante una fiesta de disfraces en la que el príncipe tuvo la desafortunada idea de elegir un traje equivocado sin tener en cuenta los problemas que ocasionaría la publicación de esa fotos.

Así sucedió, aunque fue un momentáneo escándalo, puntual y pasajero, porque a Harry se le perdonaba todo por el trauma que pudo acarrearle haber perdido a su madre, Diana de Gales, en un trágico accidente en el Puente d’Alma parisino huyendo con su pareja Doddi Al Fayed del acoso de los paparazzi cuando él tenía trece años.

Ahora, según la BBC, ‘The Daily Mail’ y ‘Voici’, un grupo neonazi compuesto por estudiantes de la Universidad de Bath, al sudeste de Inglaterra, fustiga en las redes al pequeño de los hermanos, acusándole de traidor por haberse casado con una mestiza. Los mensajes contienen también una amenaza física al incluir un montaje donde aparece el príncipe con un arma apuntándole a la cabeza, una imagen que ha preocupado a la familia real y que ha tratado hacer desaparecer.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el 6 Dic, 2018 a las 3:03 PST

Siguen los ataques a Meghan

Esta no es la primera vez que esos ataques racistas a Meghan Markle salen a la luz. En 2016 el propio Harry lanzó un comunicado manifestando su indignación por este tipo de acoso, surgido apenas unos días después de que hiciera pública su relación con la actriz. En aquel entonces varios medios dirigieron sus dardos hacia su novia, haciendo hincapié en el asunto del mestizaje.

Por otra parte, a la flamante duquesa de Sussex tampoco dejan de crecerle los enanos. Su padre, Thomas Markle, habla de nuevo en los tabloides británicos dando vueltas al mismo tema: el alejamiento entre la nueva aristócrata y su anterior familia. Dice Thomas que ellos han levantado un muro de piedra que impide la comunicación y que, ante la carencia actual de afecto, se refugia en las cartas, postales y mensajes que Meghan le enviaba en sus años jóvenes y que cualquier día se decidirá a publicar.

No obstante, y para que se aprecie su buena voluntad, se deshace en elogios hacía los duques, a quienes felicita por su estado de buena esperanza. Insiste en el aprecio que le tiene a su hija, apuntando: «¿Cómo no voy a quererla? Soy su padre, la hice yo».

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio