La medio hermana de Meghan Markle, rechazada en Buckingham Palace

Samantha Markle sigue alimentando la polémica sobre su hermana Meghan Markle y mientras tanto engorda su cuenta corriente.

Josep Sandoval. 08/10/2018
cxcx

A la medio hermana de Meghan Markle le prohibieron el paso al palacio de Buckingham donde se presentó sin haber sido invitada. Samantha Markle (53) quedó bloqueada ante un vergonzoso enfrentamiento con la policía de seguridad cuando trataba de encontrarse con su medio hermana, la duquesa de Sussex, tras su amargo rifirrafe. Pero en lugar de una visita, la turista americana se vio obligada de dejar una nota para Meghan a uno de los oficiales de la seguridad, cuenta el Sunday Mirror.

Samantha llegó a Londres hace dos semanas contando que quería hablar con su medio hermana, a la que no había visto desde hacía una década. Una fuente próxima a ella dijo que “ha sido un gran esfuerzo por parte de la medio hermana de Meghan para tratar de encontrarse con ella cara a cara y ha sido rechazada”.  Tras haber fracasado en el intento, Samantha escribió, vía Twitter: “Todos querrían saber el contenido de esta nota”.

Lo primero que dijo Samantha, al conocer el compromiso de Meghan con el príncipe Harry, es que ella no estaba hecha para pertenecer a la realeza y que siempre había sido una trepa. También anunció que le gustaría escribir sus memorias y recomienda a Meghan que prepare las suyas para que sepamos algunas verdades de lo que sucedía en su hogar. Tras haber sido rechazada en la ceremonia, Samantha enrareció aún más el ambiente y continuó enviando demoledores tuits.

Representantes de Samantha enviaron a palacio una carta pidiendo una cita y lanzando un ultimatum avanzando que o le arreglaban una cita personal con Meghan o se presentaría en la puerta. “Ella aseguró que sus palabras no causaron efecto alguno y que el palacio no hizo nada por ayudar a reparar la grieta, tal como hicieron con su padre, que está enfermo”, siguió el portavoz de la americana, que añadió que de ellos sería la culpa si algo sucediera al no prestarse a solucionar el presunto problema.

Samantha, que sufre esclerosis múltiple, llevó la carta junto con su pareja que empujaba su silla de ruedas hasta la puerta de Kensington Palace. Ella esperaba que la dejasen entrar, pero al no ser así entregó en mano una carta para Meghan con la esperanza de que se la entreguen en mano. Parece extraño que ante esta situación, Samantha y su pareja se fueran de compras para adquirir algunos productos del merchandising real, incluidas unas caretas de Meghan y Harry.

Durante esta visita a Londres, la medio hermana rebelde ha aparecido en el show de Jeremy Vine, del Canal 5, donde defendió su derecho a criticar a su medio hermana por parte de padre. Samantha dijo que “pasa  mucha agua por debajo del puente y buena parte se ha salido de cauce, aunque nadie haya pensado en ello. Creo que nos hirieron a todos al no ser incluidos en la lista de invitados a la boda. Personalmente sentí que todo podría haber sido cortado de raíz, y de haber contado con nosotros para el enlace todo se hubiera resuelto de una manera mucho más positiva”, finalizó Samantha.

*Foto de portada: @Gtresonline

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio